TOMATES RELLENOS DE RICOTTA


Ya dejamos atrás el verano pero todavía nos quedan unos días para disfrutar de los tomates y de los calabacines de la finca local.

Repasando las recetas del blog caí en que no tenía publicada la receta de los tomates rellenos con ricotta y eso que la repetimos a menudo y que nos encanta.

El relleno poco misterio tiene: ricotta, huevo y queso rallado, el que más os guste, un poco de pan rallado para la textura y ¡listos!

Y ya que hablamos de cositas rellenas, no os perdáis mi versión clásica de los tomates rellenos con carne, los calabacines rellenos de atún y ricotta, la col rellena vegetariana, la calabaza butternut rellena de frutos secos, las cebollas rellenas de alubias y salvia, los pimientos rellenos vegetales al estilo italiano o los calamares rellenos por solo mencionar algunas propuestas del blog.

En vuestra casa, ¿cuál es la verdura rellena favorita?

¡Feliz miércoles!

TOMATES RELLENOS CON RICOTTA

Para 8/10 tomates según su tamaño

500g de ricotta

2 huevos pequeños

75 + 25 g de queso rallado

4CS* de pan rallado de buena calidad

1 puñado grande de hojas de albahaca picadas

Sal, pimienta

Empezamos pasando los tomates por agua, los secamos bien y les cortamos la parte alta. Con una cuchara parisina quitamos las semillas y las partes centrales duras que reservamos para luego.

Salamos ligeramente y dejamos que reposen boca abajo sobre un colador para que vayan soltando su agua.
Mientras, mezclamos la ricotta con los huevos, los 75g de queso, el pan rallado, la albahaca, un pelín de sal y mucha pimienta. Cuando tengamos una masa bien homogénea ya podemos rellenar nuestros tomates.

Os aconsejo que apretéis bien el relleno para que todo el tomate esté bien lleno.

Vamos colocando los tomates en una fuente ligeramente untada de aceite de oliva, lo ideal es que esté bien llena para que los tomates se mantengan de pie solos.

Trituramos las semillas y el interior de los tomates, salamos ligeramente y vertemos en la fuente entre los tomates. Colocamos los sombreros de los tomates entre los tomates.

Horneamos a 180º con ventilador unos 35/45 minutos hasta que el relleno esté dorado y los tomates bien hechos. Depende mucho de lo maduros que estén y de su tamaño.

Servimos con la guarnición que más nos guste, arroz integral para nosotros.

Sencillo pero riquísimo.

A mi me gustan templados pero a mi marido le gustan fríos de la nevera, así que a ver que opción os gusta más ;o)

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta