CALABACINES & AROMÁTICAS CON GUISANTES & SÉMOLA DE TRIGO AL ESTILO POLENTA


Ya os lo contaba el viernes, en casa nos encanta el calabacín y su versatilidad.

Desde que vi esta receta de Ottolenghi en el diario The Guardian no nos cansamos de prepararla. Sabe a vuelta al cole, a días más cortos y noches fresquitas.

Es un plato a la vez ligero y reconfortante, de los que me gustan tanto.

Respeto a la receta original he hecho algunas modificaciones: nada de queso en la sémola porque nos gusta más tal cual y menos mantequilla en las verduras. También he acortado tiempos de cocción para que los calabacines queden al dente que es como más nos gustan cuando están tiernos y recién colectados en el huerto de mi tía o en la granja local.

Es una receta sencilla, lo único es que os aconsejo preparar la sémola en el último momento para que quede cremosa y así contraste con el calabacín.

Sin más os dejo con la receta y os deseo una muy feliz semana.

CALABACINES & AROMATICAS CON GUISANTES & SEMOLA CREMOSA

Para 4 personas

Para las verduras

2 o 3 calabacines hermosos, según su tamaño, cortados a lo largo y luego en medias lunas finitas

5 dientes de ajo pelados y cortados en láminas finitas

200g de guisantes (uso congelados)

1 limón

1CS* de mantequilla

1CS* de aceite de oliva

50g de piñones tostados

15g de estragón picado

25g de albahaca picada

Sal, pimienta

Para la sémola de trigo al estilo polenta

600g de leche

180g de sémola de trigo fina

Sal, pimienta

Para las verduras

Calentamos el aceite y la mantequilla y hacemos dorar las láminas de ajo unos 2 o 3 minutos. Suelo inclinar la cazuela para que puedan casi freírse en tan poco aceite.

Cuando empiecen a dorar, añadiremos los calabacines preparados y añadimos ¾ cc** de sal fina y pimienta al gusto. Dejamos dorar unos 5 minutos, removiendo un par de veces.

Al cabo de este tiempo, añadimos los guisantes y tapamos. Bajamos el fuego y dejamos cocinar unos 2 minutos más, el tiempo que los guisantes descongelen.

Apartamos del fuego y añadimos la albahaca y el estragón. Rallamos la piel de limón muy finita y reservamos el tiempo de preparar la sémola de trigo.

Para la sémola de trigo al estilo polenta

Calentamos la leche con 600ml de agua filtrada, pimienta recién molida y ¾ cc** de sal fina.

Cuando empiece a hervir, vertemos la sémola mezclando bien con las varillas unos 3 o 4 minutos hasta que la preparación espese.

Servimos enseguida en platos hondos, y colocamos por encima los calabacines preparados, terminando por los piñones tostados.

Sencillamente maravilloso.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

Centro de preferencias de privacidad