ENSALADA DE NOODLES DE REMOLACHA CON AGUACATE & AVELLANAS


Aunque en casa una rica ensalada siempre apetece, con el buen tiempo y el calorcito se aprecian todavía más, ¿verdad?

Ya lo he comentado en varias ocasiones, pero me he vuelto muy sensible y atenta al corte de los alimentos y de las verduras en particular. Me parece increíble que con un corte distinto los alimentos puedan llegar a resultar tan distintos siendo idénticos.

Desde que tengo un artilugio que permite hacer espaguetis, noodles o tallarines según como se ajusten las cuchillas, es un corte que me gusta usar para ensaladas de pepino y sobretodo con calabacín.

La ensalada de noodles de calabacín crudo con salsa chimichurri y la ensalada de calabacín crudo con nectarinas y aguacate son dos clásicos del verano en nuestra casa, y cuando van apeteciendo platos más otoñales con judión de la Granja y pesto son una pasada.

Resumiendo, me apetecía espiralizar otra verdura y esta vez le tocó a la remolacha cruda. Le sienta bien un corte finito para compensar su textura densa y más bien dura.

Con aguacate para el toque cremoso y menta para la chispa fresca resultó una ensalada muy rica para repetir una y más veces.

¿Soléis cambiar el corte de las ensaladas?¿Tenéis alguna receta con remolacha para compartir con nosotros?

¡Feliz semana a tod@s!

ENSALADA DE NOODLES DE REMOLACHA CON AGUACATE & AVELLANAS

Para 4 personas

2 remolachas medianas crudas

1 puñado de avellanas tostadas sin piel

2 aguacates pequeños maduros

2 ramitas de menta

1CS* de aceite de oliva

1CS* + 1CS* de zumo de limón

Sal, pimienta al gusto

Pelamos las remolachas y las cortamos en largos espaguetis con la ayuda del aparatito adaptado o hacemos tallarines con la ayuda de un pelapatatas.

Juntamos en una ensaladera con 1CS* de aceite de oliva y 1CS* de zumo de limón, un poco de sal y de pimienta. Mezclamos bien y añadimos la menta pasada por agua y picada finita, reservando unas hojas para decorar si nos apetece. Dejamos marinar un poco, esta fase permite ablandar ligeramente la remolacha.

Mientras picamos toscamente las avellanas y reservamos.

Con la ayuda de una cuchara, sacamos la carne del aguacate y la cortamos en dados grandecitos. Salamos ligeramente y mezclamos con 1CS* de zumo de limón, envolviendo bien los trozos para que no se oxiden. Reservamos.

En el momento de montar el plato, colocamos los noodles de remolacha, disponemos por encima los dados de aguacate y terminamos con las avellanas tostadas y un poco de pimienta recién molida al gusto.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta