TRUFAS DE CHOCOLATE & PRALINÉ BAÑADAS EN GRANILLO DE ALMENDRA


Último miércoles antes de las ansiadas vacaciones y como lo voy haciendo desde hace un mes, hoy toca una nueva idea para rellenar vuestras cestas navideñas caseras.

Se trata de unas trufas de chocolate y praliné (mezcla de avellanas y/o almendras tradicionalmente) bañadas en chocolate blanco y granillo de almendra para aportar al conjunto un extra de golosidad increíble. Además que así se conservan mejor y puedan estarse fuera de la nevera aunque mejor lejos del fuego y de la calefacción.

Hablando de praliné, se puede preparar casero pero por experiencia lo mejor es confiar en una tienda de confianza donde hay unos de muy buena calidad que os ahorrará muchísimo trabajo sin cambiar el resultado final. En cualquier caso, casero o comprado, os aconsejo ir a por  avellanas del Piemonte o locales de calidad (las de Reus son un manjar).  Porque la calidad de las avellanas hace una enorme diferencia.

Si no os queréis animar con el baño de chocolate, también podéis optar por pasar la masa de las trufas directamente en cacao en polvo y os encantarán también.

Si os gusta preparar trufas, no os perdéis perder las trufas de caramelo salado que son la receta estrella en casa desde más de 15 años, las trufas de chocolate y frambuesa fresquísimas y las trufas de chocolate y aceite de oliva un gran descubrimiento.

¡Feliz miércoles a tod@s!

TRUFAS DE CHOCOLATE PRALINE BANADAS EN ALMENDRA

Hoy...

TRUFAS DE CHOCOLATE & PRALINÉ BAÑADAS EN GRANILLO DE ALMENDRA

Para unas 25/30 trufas dependiendo de su tamaño

Para las trufas de chocolate & praliné

230g de praliné de avellanas del Piemonte

115g de chocolate con leche 40%

65g de chocolate negro 66%

Para el baño de granillo de almendra & chocolate blanco

200g de chocolate blanco de cobertura tipo Ivoire de Valrhona (los del súper suelen ser demasiado empalagosos para este tipo de postres)

15g de aceite de semillas de uva

50g de almendra granillo tostada

Para las trufas de chocolate & praliné

Derretimos el chocolate con leche y el negro al baño maría.

Calentamos el praliné en el microondas a potencia muy suave para que se ablande y sea más fácil integrarlo en los chocolates fundidos.

Batimos bien para integrar el praliné a los chocolates y vertemos en un bol de tamaño adaptado y cubrimos al contacto con papel film.

Dejamos enfriar por completo en la nevera (suelo preparar el ganache por la noche para poder terminar las trufas al día siguiente).

Cuando estemos listos para formar las trufas, cortamos en dados el ganache o formamos bolitas de unos 15 gramos, no más porque resultarían excesivamente pesadas, mejor repetir ;o) Puede ser que tengáis que dejar atemperar el ganache unos minutos si se ha puesto muy firme.

Vamos colocando nuestras trufas sobre una bandeja cubierta con papel de horno y pasamos en el congelador por lo menos 2 horas antes de poder bañarlas en el chocolate.

Si no las vais a bañar en chocolate, podéis pasarlas directamente por cacao y dejarlas listas en la nevera.

Pero si os va mejor las podéis dejar listas en el congelador para el día siguiente o el otro ;o)

Para el baño de granillo de almendra & chocolate blanco

Cuando las trufas estén bien frías y congeladas, podemos preparar el baño de chocolate blanco y granillo.

Solo tenemos que derretir el chocolate blanco al baño maría y añadirle apartando del fuego el aceite de semillas y el granillo de almendra. Mezclamos bien y dejamos que se enfríe hasta unos 38º (que es la temperatura ideal para que se pegue a nuestras trufas).

Ponemos en un bol alto y poco ancho para poder bañar bien las trufas.

Preparamos una bandeja ancha colocando una rejilla de repostería por encima.

Con la ayuda de un tenedor vamos bañando cada trufa congelada en el chocolate blanco y la sacudimos un poco para quitar el exceso de chocolate y vamos colocando sobre la rejilla para que terminen de endurecerse. Repetimos hasta bañar todas las trufas.

Cuando hayan endurecido todas, reservamos en un tuper en la nevera y las servimos sacándolas de la nevera unos minutos antes.

Usé el baño que sobró de bañar las trufas para preparar yogures caseros pero seguro que en tostadas habría quedado muy rico también.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta