LOS VANILLE KIPFERL DE CHRISTOPHE FELDER


Y ya estamos en la última entrada del año :o)

Otro año que ha pasado volando y que terminamos agotados después de otro año de pandemia. Pero felices de poder estar juntos y sanos todos que no es poco y por lo que estamos muy agradecidos.

A estas alturas ya estaréis todos liados entre menús e invitados y preparativos para esta noche, y para despedirme hasta el año próximo y desearos unas felices fiestas quería dejaros un último dulce que formó parte de las cestas navideñas que regalamos el año pasado.

Ya sé que en el blog tengo otra receta de Vanille Kipferl que es LA receta que no puede faltar en mis cestas navideñas sino la gente las pide para más tarde ;o) Llevan una mezcla de harina de almendra y de harina de avellana

Como ya sabéis que me gusta probar cosas nuevas, esta vez me apeteció probar la receta de Christophe Felder, un pastelero famoso y originario de la zona de dichos dulces.

En casa gustaron mucho también aunque todo el mundo me dijo que no eran Vanille Kipferl jajaja La receta lleva solo harina de almendra y no lleva huevo lo que explica que no se parezcan en nada aunque siendo muy ricas ambas. Vamos que se pueden sumar en un mismo surtido sin ningún problema.

Y ahora solo me toca desearos unas muy felices fiestas, deseo que podáis celebrarlas con vuestros seres queridos, con mucha ilusión y salud.

¡FELICES FIESTAS A TOD@S!

Vanille Kipferl de Christophe Felder

Para una buena cantidad

Para las galletas

35g de azúcar blanquilla
¼ cc* de semillas de vainilla
120g de mantequilla pomada
140g de harina
60g de harina de almendra
½ cc* de extracto de vainilla

Para rebozar

60g de azúcar glas

3CS** de azúcar rubio

1/4cc* de semillas de vainilla

Mezclamos todos los ingredientes de la masa con una cuchara de palo, lo mínimo para que se amalgamen los ingredientes. La  masa es blandita pero es normal así que no pasa nada.

Separamos la masa en 3 porciones y formamos un rulo de unos 2 cm de diámetro con cada porción. Cortamos en porciones de unos 2 cm que vamos colocando sobre una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno.

Podemos reservar la masa en la nevera antes de hornearla si nos va mejor.

Calentamos el horno a 170º con calor ventilado.

Horneamos unos 13/15 minutos, no han de tomar color y quedar blanquitos. Dejamos enfriar antes de manipular para que no se rompan.

Mezclamos el azúcar glas, el azúcar rubio y las semillas de vainilla para el rebozado y pasamos bien por todos los lados los vanille kipferls para rebozarlos. Los reservamos en una lata hermética donde se conservan bien por lo menos 2 semanas si podéis resistiros.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta