RISOTTO DE CALABAZA CON CEPS & CASTAÑAS SECAS


Por estas lares ya ha llegado el otoño y con él nos vuelven a apetecer platos de “trilogía otoñal” como la llama mi marido. O sea: castañas, setas y calabaza ;o)

Cuando llegaron en la cesta de verduras de la semana pasada estas calabazas individuales tuve claro que las iba a rellenar pero quería alguna opción vegetariana así que aproveche unas castañas pilongas troceadas que tenía en casa para preparar el relleno con arroz para un aporte óptimo de proteína vegetal. Y con setas para rematar el tema otoñal.

¿Qué os parece la idea? ¿Cómo está yendo la temporada de setas en vuestras zonas?

RISOTTO DE CALABAZA CON CEPS & CASTAÑAS SECAS

Para 4 personas

Para las mini calabazas

4 calabazas individuales (opcional, para la presentación)

Para el risotto de calabaza

2 escaloñas pequeñas

1cc** de aceite de oliva

12g de ceps deshidratados

160g de arroz carnaroli

60g de vino blanco seco

30g de migas de castañas secas

800ml de caldo de verdura

200g de puré de calabaza*

Sal, pimienta

Unas pipas de calabaza tostadas

Para las mini calabazas

Si queremos presentar el risotto en mini calabazas, aprovechamos el horneado de la calabaza para preparar el puré para cocinar también las individuales.  Pasamos las calabazas pequeñas por agua y las secamos. Las horneamos enteras (la grande para el puré se parte por la mitad y se le quitan las semillas*) a 180º durante 30/40 minutos y cuando estén tiernas (lo comprobamos pinchando), las dejamos templar un poco antes de manipularlas. Cortamos el “sombrero” y les quitamos las pepitas con cuidado de no romperlas. Reservamos. Esta etapa la podemos preparar con antelación y reservar las mini calabazas bien envueltas en la nevera.

Para el risotto de calabaza

Ponemos en remojo los ceps deshidratados en agua caliente.

En una sartén sin aceite, vamos calentando el arroz a fuego medio para tostarlo ligeramente, tiene que estar caliente pero que se pueda tocar con los dedos sin quemarse. Reservamos.

Calentamos el caldo de verduras.

En una cocotte, calentamos el aceite de oliva y doramos las escaloñas peladas y cortadas en daditos. Cuando empiecen a tomar calor, añadimos el arroz tostado y el vino blanco a fuego fuerte para que se evapore todo el alcohol. Cuando ya no quede líquido, añadimos las migas de castañas secas y los ceps escurridos de su agua de remojo. Vamos añadiendo el caldo de verduras caliente cazo por cazo, removiendo de vez en cuando. Contaremos unos 15-18 minutos dependiendo del arroz. Cuando el arroz está al punto (al dente), apartamos del fuego y añadimos el puré de calabaza y un cazo de caldo caliente. Ajustamos de sal y pimienta y tapamos para dejar reposar 4 minutos.

Rellenamos las mini calabazas con el risotto y horneamos unos 10 minutos a 140º con calor ventilado para que las calabazas estén calentitas.

Servimos bien caliente, decorando con unas pipas de calabaza tostadas.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*El puré de calabaza, lo suelo preparar en el horno. Parto la calabaza por la mitad, quito las semillas con una cuchara y pongo en una fuente de horno con un vasito de agua. Horneo 180º entre 35 y 60 minutos dependiendo del tamaño de la calabaza. Para esta receta, suelo usar lo que me sobra cuando preparo platos que necesitan cantidades exactas y prefiero que me sobre puré a que me falte :o)

** cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


10 Comments

Leave A Comment

Responder a Palmira Cancel

  • Anna Pigarda, 21 de octubre de 2019 Responder

    Carbassa i bolets, una combinació irresistible!! No l'he provada mai amb castanyes, però aquesta "triologia" s'haurà de tastar. Bona setmana!

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Si t'agrada la combinació de carbassa amb bolets, et puc assegurar que amb castanyes fem un plat amb sabors ben rodons i molt comfort food de casa nostra!
      Petons
      Palmira

  • kasioles, 16 de octubre de 2019 Responder

    Ese rico risotto te ha quedado fenomenal presentado en esa calabaza, además de que tiene que estar para chuparse los dedos, para mí, todo lo que lleve setas, me parece una delicia.
    Por esta tierra no se ven calabazas tan pequeñitas, es más, yo tengo en la huerta verdaderos fenómenos de la naturaleza, alguna de ellas pueden llegar a pesar diez kilos, no exagero, son alargadas con una pulpa de un color anaranjado brillante muy bonito, con solo un trozo haces un platazo o una crema bien rica.
    Abrazos y cariños.
    kasioles

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Qué lujo poder disfrutar de calabazas de la huerta ;o) En casa de mi tía también suelen más tirar a enooormes que a minis :o) Yo prefiero las grandes que tienen más sabor y más carne. Porque las pequeñas quedan monas pero poco hay que comer jejeje
      Las setas son fantásticas, en casa comeríamos día si y día también!
      Un abrazo bien fuerte,
      Palmira

  • Silvia, 16 de octubre de 2019 Responder

    Hola!! Puro sabor, me encanta la calabaza y seguro que en el risotto es un pasada. Y presentado muy bonito :)

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Quedan muy monas las minis calabazas a la hora de servir un arroz. Pero lo mejor de todo es el punto tan rico de este risotto de otoño que en un plato de toda la vida sabe a gloria también!
      Besos,
      Palmira

  • chus, 15 de octubre de 2019 Responder

    Me encantan los risottos y este se ve delicioso ,con esa presentacion imposible no resistirse en casa no dejaran de hacerte la ola.
    Como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapisimaa.

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Muchas gracias guapi!! El risotto siempre suele gustar y como la comida entra por los ojos ya te digo que con esta presentación ya todos están felices antes de probar ;o)
      Besos,
      Palmira

  • La cuisine de poupoule, 11 de octubre de 2019 Responder

    Humm une très belle idée ton risotto j'adore la présentation
    Bonne journée bisous

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Merci! C'est vrai qu'on mange déjà avec les yeux ;o)
      Bises,
      Palmira