PASTEL DE CREPS CON GANACHE MONTADO DE CHOCOLATE DULCEY


Después de Navidades en casa, vamos empalmando mi cumpleaños con la Candelaria y seguimos con el cumpleaños de Polyanna, vamos que es un sin parar de reuniones con amigos y familiares ;o)

Así que a veces juntamos temáticas para ahorrar un pelín de trabajo y es así como unos creps dentelle de mi Mamá (escondidos para que no se los coman) de la merienda del miércoles se transformaron en el postre del jueves.

Este pastel les gustó tanto a Polyanna y a sus amigos que casi me quedo sin trozo para sacar una foto del corte ni para poder catarlo jejeje Creo que es buena señal.

El corte es muy vistoso pero el montaje y la confección son de lo más sencillo. Creo que lo más importante es dejarlo cuajar bien en la nevera antes de servirlo para que el corte salga ideal.

Usé chocolate Dulcey de Valrhona que es un chocolate con matices a caramelo y galletas pero os valdría el chocolate que más os guste, aunque diría que si es para niños me quedaría con chocolate con leche o un negro poco intenso.

Que el extra de flor de sal no os eche atrás tiene mucho que ver en el equilibrio de los sabores de este pastel.

¿Celebramos juntos la Cantelaria el domingo? Si os apetece, aquí encontraréis muchas ideas de creps tanto dulces como salados.

¡Feliz fin de semana a todos!

PASTEL DE CREPS CON GANACHE MONTADO DE CHOCOLATE DULCEY

Para 4/6 personas

Para el ganache montado (con unas horas de antelación)

290g de chocolate Dulcey (o del chocolate con leche que más os guste)

4g de hojas de gelatina (suelen ser 2 hojas pero depende de las marcas)

400g de nata para montar

2g de flor de sal

Para montar el pastel de creps

15 creps preparados con la receta de los creps dentelle de mi Mamá (pero vale vuestra receta favorita)

Unos 125g de arándanos frescos

Para el ganache montado

Ponemos la gelatina en remojo en abundante agua fría.

Derretimos el chocolate al baño maría y calentamos 150g de nata hasta ebullición.

Escurrimos bien la gelatina y la añadimos a la nata bien caliente, mezclamos bien y vertemos en 3 veces sobre el chocolate derretido, emulsionando bien entre cada añadido. Obtenemos una preparación lisa y bien cremosa.

Añadimos entonces la flor de sal y los 250g de nata que teníamos reservada.

Pasamos en un plato hondo grande, tapamos con papel film al contacto y reservamos en la nevera por lo menos 3 horas hasta que la preparación esté bien fría. Es indispensable este tiempo de reposo en la nevera para poder montar el ganache (se puede preparar de un día para otro si os es más cómodo).

Para montar el pastel de creps

Cuando el ganache haya enfriado del todo, lo montamos con las varillas eléctricas como una nata. La textura ha de resultar bien ligera y firme. Como una nata montada aromatizada con chocolate.

Colocamos en la fuente de servicio el primer crep y lo untamos con una buena cantidad (pero sin pasarnos, ojo) de ganache montado y colocamos por encima otro crep. Lo untamos y repetimos así hasta agostar ingredientes. No untaremos el último crep con ganache ya que lo vamos a usar para decorar el pastel con manga pastelera.

Reservamos en la nevera unos 15 minutos para que el ganache tome cuerpo y poder decorar más serenos el pastel.

Pasamos el ganache que nos sobre a una manga pastelera (con la boquilla 2D de wilton en la foto) y vamos formando rosas por encima del último crep.

Terminamos decorando con arándanos frescos limpios y bien secos, cortados por la mitad porque me parecen más vistosos pero a gustos ;o)

Dejamos que el pastel tome cuerpo en la nevera por lo menos 30 minutos antes de servir.

A disfrutar porque ¡¡¡¡está tremendo!!!!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario