CHARLOTA DE TURRÓN DE JIJONA & FRAMBUESAS


Dudé si publicar o no esta receta antes de Navidades o guardarla para después de Navidades.

La receta surgió de unas sobras de turrón y de varias ideas que vi por internet. Y como ya sabes que #Aquí no se tira nada, la receta se suma al 1 +/- 100 Desperdicio 0 de Marisa de este mes.

Es una receta para aprovechar turrón pero también puede ser una buena manera de preparar un postre festivo y económico con un producto que no suele faltar en las cestas que nos regalan en estos momentos del año. Así que me parece ideal para alimentar nuestro menú para Presupuestos Ajustados.

Es importante usar un molde con aro o desmontable para que se os haga la tarea más sencilla al momento de presentar la charlota o por lo menos de usar mucho papel film para que se saque con facilidad.

Opté por no poner capas de bizcocho en el centro, soy más de fruta y las frambuesas son el contrapié perfecto para el punto almendrado del turrón. Más en estas comidas donde solemos comer más de la cuenta. La frambuesa tiene esta justa acidez que limpia el paladar y sienta genial.

Y si buscáis más ideas para ofrecer dulces con turrón, no dudéis en ir a ver los coulants de turrón de Jijona, el más clásico imposible helado de turrón, el flan de turrón y las deliciosas galletas de turrón perfectas para acompañar el café.

¿Os gusta cocinar con turrón?

¡Feliz fin de semana a tod@s! Y como siempre, aquí muchas más ideas de menús navideños :o)

CHARLOTA DE TURRON & FRAMBUESAS

Para un molde de 18/20 cm con aro desmontable

Para la mousse de turrón del relleno

9g de gelatina

75g de leche

150g de turrón de Jijona

150g de nata

20g de azúcar blanquilla

3 claras

Para montar la charlota

200g de frambuesas aproximadamente, frescas o congeladas

Unos 15 bizcochos de soletilla o melindros

1 taza grande de achicoria suave (os sirve café pero a Polyanna no le gusta)

Para la mousse de turrón

Empezamos preparando la mousse, Ponemos la gelatina en remojo en abundante agua fría.

Trituramos el turrón con la leche y la calentamos sin que llegue a hervir.

Montamos la nata bien fría hasta obtener una textura firme. Reservamos en la nevera.

Montamos las claras a punto de nieve bien firme y cuando casi están montadas del todo vamos añadiendo el azúcar poco a poco para que conserven su textura.

Escurrimos la gelatina y la añadimos en la mezcla de leche y turrón. Mezclamos bien y dejamos templar, mezclando de vez en cuando.

Entonces añadimos la nata en 2 veces, con suaves movimientos envolventes para no quitar aire a la preparación.

Después seguimos de la misma manera con las claras, en 3 veces procurando que queden bien integradas en cada etapa. Reservamos.

Para montar la charlota

Cortamos los melindros del buen tamaño para que quepan en nuestro molde. Reservamos los trocitos para luego.

Vamos pasando los melindros apenas 2 segundos por la achicoria, solo un lado (suelo pasar por líquido la parte que no tiene azúcar) y los vamos colocando por los laterales del molde, procurando que queden bien pegados.

Pasamos los recortes por la achicoria y con ellos formamos la base de la charlota, juntándolos bien para que no queden huecos. También si os sobran un par de melindros podéis combinar enteros y recortes.

Reservamos aparte las frambuesas más bonitas y enteras para la decoración final.

Vertemos 1/3 parte de la preparación de turrón, repartimos por encima unas frambuesas, vertemos la mitad de la preparación que nos sobra, frambuesas y terminamos con lo que nos queda de mousse.

Reservamos en la nevera por lo menos 4 horas pero a mi me gusta dejar las charlotas listas de un día para otro, para quitarme trabajo y que se sienten bien las texturas.

Antes de servir la charlota, la decoramos con las frambuesas de la manera que más nos guste.

A disfrutar.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta