BUNDTCAKE DE CHOCOLATE & CALABACÍN – CHOCOLATE & ZUCCHINI BUNDT CAKE


Bueno aunque ya haya llegado el otoño, seguimos disfrutando de los últimos calabacines de la temporada.

Y como en la vida no todo puede ser ensalada de calabacines crudos o calabacines rellenos, hoy toca una receta muy dulce con calabacín.

El bizcocho de calabacín y chocolate es un gran clásico de la gastronomía americana y a pesar de prepararlo a menudo, todavía no lo tenía en el blog.

Os diré que no se nota el calabacín pero que es muy divertido hacer que los niños intenten adivinar los ingredientes de la receta.

¿Habéis probado alguna vez usar calabacín en una masa de bizcocho? ¿Qué os ha parecido?

Si todavía no lo habéis hecho, todavía estáis a tiempo para participar en el sorteo para los 10 años del blog ;o)

¡Feliz semana a tod@s!

BUNDTCAKE DE CHOCOLATE & CALABACIN

Para un molde de 6 cups

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

250g de harina

50g de cacao sin azúcar

½ cc* de sal

1 ½ cc* de levadura

100g de aceite de semillas de uva

200g de azúcar rubio

3 huevos pequeños

2cc* de extracto de vainilla

100g de leche semidesnatada

2CS** de zumo de limón filtrado

300g de calabacín rallado fino y bien escurrido de su agua con papel de cocina (peso rallado y secado)

80g de chips de chocolate con leche (para contrarrestar el cacao que es potente)

Preparamos un molde de 6 cups, engrasándolo con spray desmoldante y remarcando los detalles con una brocha. Reservamos.

Empezamos preparando el buttermilk mezclando la leche semidesnatada con el limón. Mezclamos bien y dejamos reposar por lo menos 15 minutos a temperatura ambiente. Mezclaremos bien en el momento de usarlo. Reservamos.

Calentamos el horno con calor ventilado a 175º colocando la rejilla en la parte más baja del horno.

Tamizamos la harina con el cacao, la sal y la levadura. Reservamos.

Con la batidora, batimos con la planetaria a velocidad medio alta los huevos con el azúcar moreno hasta obtener una mezcla blanquecina con mucho volumen (se suele tardar unos 5/8 minutos dependiendo de nuestro robot). Entonces añadimos poco a poco un hilo de aceite, como para hacer mayonesa.  Añadimos la vainilla y cambiamos el accesorio de la batidora, usando la K. Vamos añadiendo alternando harina+cacao con el buttermilk, en 3 veces para la harina y 2 veces para el buttermilk. Tendremos cuidado de no batir en exceso, lo justo para integrar los ingredientes.

Es el momento de añadir a velocidad mínima el calabacín rallado y los chips de chocolate. Terminamos de mezclar con espátula.

Vertemos la masa en el molde con cuidado. Golpeamos el molde sobre unos paños de cocina para que la masa se coloque bien en cada rinconcito del molde. Colocamos sobre la rejilla del horno y horneamos unos 45 minutos, os aconsejo comprobar a partir de los 40 minutos con una brocheta, y después ir vigilando.

Cuando esté cocido, dejamos el molde enfriarse sobre una rejilla de pastelería 10 minutos exactamente. Al cabo de este tiempo, movemos el molde para comprobar que se desmolda perfectamente y le damos la vuelta. Lo dejamos enfriar en la rejilla.

 Como muchos bundtcakes, el sabor y la textura mejoran de un día para el otro, así que bien envuelto en una caja, es ideal.

Y además es ideal para congelar ya que queda tan tierno y jugoso como recién horneado. Sólo tenemos que envolver en bolsas de plástico nuestras lonchas frías de bundtcakes y congelarlas.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc:cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


10 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Anna Pigarda, 06 de octubre de 2019 Responder

    Jo l'he provat i la primera vegada sorprèn, perquè no associaries mai xocolata i carbassó en la mateixa recepta. La veritat és que li dóna una humitat fantàstica al bescuit i no li aporta gens de gust. Això sí, al meu germà sempre li haig d'enganyar per que se'l mengi ...ha, ha!!! Un petonet!!

    • Palmira, 08 de octubre de 2019 Responder

      L'idea és el que sorprèn més d'aquest pastís, oi? Perque el carbassò poc sabor té però hi ha uns que li tenen moooolta mania jajaja Si no dius res, poca gent podria dir els ingredients crec...
      Petons,
      Palmira

  • charo, 01 de octubre de 2019 Responder

    he hecho bizcocho de calabacín, pero sin el chocolate, y qué casualidad que estos días venía pensando en que tenía que hacer la variante con calabacín y chocolate, me ha venido genial tu receta

    • Palmira, 08 de octubre de 2019 Responder

      Yo tengo uno pendiente de calabacín y avellanas pero me faltan horas al día para poder con todo lo que me gustaría hacer jajaja
      Pero seguro que esto te suena, ¿verdad?
      Besos,
      Palmira

  • María, 30 de septiembre de 2019 Responder

    Mira que llevo tiempo intrigada con el bizcocho de calabacín y aún no lo he probado. Y con el aceite de semilla de uva me intrigan más los matices de sabor. A ver si de este otoño no pasa. La pinta es impresionante.
    Besos.

    • Palmira, 08 de octubre de 2019 Responder

      El aceite de semilla de uva no tiene sabor, totalmente neutro o el más neutro de los aceites por lo menos. En Francia los niños no lo notan mientras el de aceite si lo notan...
      A ver si te animas porque verás que será una grata sorpresa ;o)
      Besos,
      Palmira

  • La cuisine de poupoule, 30 de septiembre de 2019 Responder

    Miam-miam trop bon
    Bonne journée bisous

    • Palmira, 30 de septiembre de 2019 Responder

      Irrésistible!
      Bonne semaine!
      Palmira

  • ANA, 30 de septiembre de 2019 Responder

    Sé que algún día tengo que probarlo, pero aún no he hecho ningún bizcocho con calabacín.
    Se ve muy jugoso el interior, aunque lo mejor es no decir el ingredientes hasta que se lo hayan comido o no lo prueban algunos.
    Besos.

    • Palmira, 30 de septiembre de 2019 Responder

      Queda muy rico, no se nota el sabor y todavía menos si pelas el calabacín jajaja Tengo otra receta de dulce con calabacín a ver si me da tiempo colgarla antes de que se despidan.
      Es muy divertido dejar los niños terminar el bizcocho relamerse y pedirles que piensan que llevaba jajaja Ni que fuera veneno para algunos !
      Besos y feliz semana,
      Palmira