BERENJENAS CARAMELIZADAS CON SÉSAMO


Cuando era niña no era muy amante de las berenjenas, al no ser que estén empanadas y fritas. Después durante muchos años oí que se tenían que freír y anda que no se empapan de aceite.

Hasta que descubrí que se podían saltear con unas gotitas de aceite en una sartén (¿conocéis el clásico italiano la pasta alla pecorara?) o asar en lonchas al horno (qué rico es el pastel de berenjenas libanés).

Poco a poco fuimos descubriendo mil maneras de prepararlas, incluida la versión de hoy que es una rica opción para nuestros comensales vegetarianos e incluso veganos porque así cocinada la berenjena tiene casi el punto y la textura de algunas carnes marinadas glaseadas. Vamos que además de muy rica es sencilla de preparar y servida con arroz basmati al vapor, es una cena de principios de otoño exquisita.

¿Cómo os gustan más las berenjenas?

Por cierto, si todavía no lo habéis hecho, todavía estáis a tiempo para participar en el sorteo para los 10 años del blog ;o)

¡Feliz miércoles a tod@s!

BERENJENAS CARAMELIZADAS CON SÉSAMO

Para 3/4 personas

Para las berenjenas

1 berenjena hermosa o 2 medianas

2cc* de maicena

Un pelín de aceite de oliva

Para la salsa

50ml de salsa de soja baja en sodio

4CS** de mirin

2cc* de azúcar moreno

1cc* de maicena desleída en 120ml de agua filtrada

1 diente de ajo pelado sin germen triturado muy fino

1 trozo de jengibre del tamaño de medio pulgar pelado y rallado muy finito

1CS** de aceite de sésamo tostado

1CS** de semillas de sésamo tostadas

Para las berenjenas

Pasamos las berenjenas por agua y las secamos muy bien. Las cortamos en bocados del tamaño que nos apetezca (podéis verlo en las fotos) y las pasamos ligeramente por maicena. Sacudimos bien para quitar el exceso y colocamos en una capa en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Vertemos un hilo de aceite de oliva y horneamos unos 35 minutos a 180º con calor ventilado. Mezclamos un par de veces para que queden doradas por todas partes.

Para la salsa

Calentamos el aceite de sésamo y doramos en ajo y el jengibre. Cuando empiece a tomar color, añadimos el azúcar y dejamos caramelizar a fuego suave. Añadimos la salsa de soja y el mirin para desglasar y añadimos la maicena desleída. Mezclamos a fuego suave hasta que espese y añadimos las berenjenas horneadas y hechas.

Mezclamos bien para que las berenjenas estén bien envueltas por la salsa, dejamos cocinar 5 minutos y ya las tenemos listas para servir, calentitas con arroz al vapor y espolvoreadas con semillas de sésamo tostadas.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc : cucharita de café

**CS : Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


2 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario