BERENJENAS AL ZAATAR


Hoy comparto con vosotros una receta de berenjena que nos encanta en casa, sencilla y llena de sabores.
Empezamos cocinando al horno (con o sin vapor) las berenjenas y las rematamos con zaatar y una salsa de tomate fresco y limón confitado a la sal. Más fácil imposible. ¿verdad?

Es ideal como guarnición de cualquier carne o pescado a la plancha pero personalmente me encanta con arroz integral.

Si os sobran berenjenas por todas partes estos días, no os perdáis la ensalada de berenjena y mango, la tarta de berenjenas y aceitunas, las berenjenas caramelizadas con sésamo y como no, la parmigiana de Jamie Oliver.

¡Feliz miércoles a tod@s!

BERENJENAS ASADAS AL ZAATAR

Para 4 personas

Para las berenjenas

4 berenjenas pequeñas

2CS * + 1 CS* de zaatar

1CS* de aceite de oliva

Sal

Para la salsa

¼ limón confitado a la sal

1 tomate hermoso

3CS* de menta fresca picada

1CS* de aceite de oliva

Para las berenjenas

Pasamos las berenjenas por agua y las secamos muy bien. Con un cuchillo bien afilado, cortamos a lo largo lonchas de 1 cm de grueso aproximadamente pero sin llegar al pedónculo.

Disponemos formando un abanico, fijando con palillos, sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Con la ayuda de una brocha de cocina, pintamos aceite por todas las láminas y ambas caras, espolvoreamos con 2CS* de zaatar y un poco de sal.

Horneamos a 180º calor ventilado durante unos 30/45 minutos, dependiendo mucho del grueso y del tipo de berenjena que usemos. Tienen que quedar bien tiernas pero sin quedar hechas papilla.

Si vuestro horno tiene vapor, podéis añadir vapor medio los 25 primeros minutos del horneado para que las berenjenas queden más jugosas sin necesidad de añadir aceite.

Para la salsa

Pelamos el tomate y le quitamos las semillas.

Picamos la carne del tomate en daditos pequeños.

Pasamos el limón confitado a la sal por agua y lo secamos muy bien. Conservamos solo la piel que cortaremos en daditos pequeños.

Mezclamos en un bol pequeño el tomate, el limón confitado a la sal, la menta y el aceite. Mezclamos bien y rectificamos de sal si fuera necesario.

Para servir

Servimos los abanicos de berenjenas espolvoreados con 1CS* de zaatar que teníamos reservado y cubiertos con la salsa de tomate y limón confitado a la sal.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


8 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

  • Comer especial (Rosa), 15 de septiembre de 2022 Responder

    Hola, Palmira:

    ¿Cómo estás? Espero que muy bien y Polyanna, también. Esta ensalada es todo un espectáculo. Una combinación de ingredientes muy interesantes. Y, como bien dices, ideal como acompañamiento de carnes y pescados. Seguro que con el arroz está para chuparse los dedos también.

    Un besito y feliz fin de semana que ya estamos a jueves.

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Pues ya estamos esperando a que llegue el fin de semana porque empezar un nuevo curso siempre es muy intenso y hay que estar por todas partes. Y eso que me decían que con niños pequeños se estaba entretenida pues con adolescentes ya ni te cuento!
      Besos,
      Palmira

  • La cuisine de Poupoule (Christelle), 15 de septiembre de 2022 Responder

    Une très belle façon de cuisiner les aubergines
    Bonne jorunée
    Bisous

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      C'est simple mais ça change!
      Bises,
      Palmira

  • silvia, 14 de septiembre de 2022 Responder

    Hola Palmira, son una delicia, de ver lo que llevan ya se que me gustan :) muy ricas.

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Es una manera sencilla de preparar berenjenas pero muy resultona.
      Besos,
      Palmira

  • ANA, 14 de septiembre de 2022 Responder

    Una receta muy sencilla, pero con el punto rico y exótico que le da el zaatar, muy combinable con la berenjena. Y de paso vamos variando los sabores de un mismo ingrediente.
    Besos.

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Además es una manera de viajar sin salir de casa que siempre me gusta ;o)
      Y el zaatar tiene este punto tan peculiar que combina con muchísimas verduras!
      Besos,
      Palmira