MERMELADA DE MORAS & VINO DE MAURY


¡Aquí estamos de vuelta! ¿Qué tal el verano?

Hemos tardado más de lo habitual pero necesitábamos estos días extra para hacer cosas en el blog que aunque no se vean son necesarias. Y como los días siguen teniendo solo 24 horas…

Para volver a la rutina, no veía mejor receta que una rica mermelada casera preparada con moras cosechadas durante las vacaciones en casa de mi tía y en el campo de sus vecinos ;o)

Se trata de una sencilla mermelada de moras pero aromatizada con un vino suave que realza el sabor de la mermelada y que aporta muchos matices interesantes.

Os dejo 2 versiones de esta mermelada: dejando algunas semillas o totalmente lisa. Esto depende mucho de vuestros gustos familiares pero también de las moras que uséis. Algunos años son grandes y carnosas, en otras ocasiones son pequeñas y más bien secas.

En cualquier caso no os recomiendo que dejéis todas las semillas como lo suelo hacer en la mermelada de Frambuesa & Cava porque son bastante más presentes y pueden llegar a ser desagradables si hay demasiados.

Si estáis aprendiendo a hacer mermelada, no os perdáis todos mis trucos y consejos aquí. Y si lo que necesitáis son ideas, aquí podréis ver todas las mermeladas del blog.

Sin más os dejo con la receta y os deseo a tod@ una feliz vuelta a la rutina.

¡Feliz semana!

MERMELADA DE MORAS & VINO DE MAURY

Para unos 5/6 tarros

Versión con semillas

1,850 kg de moras limpias y secas

800g de azúcar para mermeladas

250 + 200 ml de vino de Maury (vino dulce que se puede sustituir por oporto)

Pectina casera de manzana

Versión sin semillas

2 kg de moras limpias y secas

200g de azúcar para la 1ª cocción + 300g de azúcar para mermelada por cada 1kg de pulpa de moras

300ml de agua filtrada

250 + 200 ml de vino de Maury (vino dulce que se puede sustituir por oporto)

Pectina casera de manzana

Versión con Semillas

Día 1

En un caldero para mermeladas, mezclamos las moras con el azúcar y las cocemos hasta el primer hervor. Las apartamos del fuego y reservamos 1/3 parte de la preparación. Pasamos las 2/3 partes por el chino para quitar el máximo de semillas y procurando recuperar la máxima cantidad de pulpa de mora.

Mezclamos las moras enteras reservadas, su pulpa y 250 ml de vino de Maury.

Vertemos en un bol y dejamos enfriar  tapado con papel film.

Reservamos una noche completa en la nevera.

Día 2

Al día siguiente, vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*.  Añadimos pectina si nos parece necesario.

Cuando la mermelada tenga la consistencia deseada, añadimos los 200ml de vino Maury reservado y damos un hervor. Si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma.

Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Versión sin semillas

Día 1

En un caldero para mermeladas, mezclamos las moras con el agua y los 200g de azúcar y las cocemos hasta el primer hervor. Las apartamos del fuego y dejamos templar o enfriar (lo suelo hacer por la noche para retomar el proceso al día siguiente).

Día 2

Trituramos ligeramente las moras con sus jugos de cocción y las pasamos por un chino para eliminar las semillas.

Pesamos la pulpa que nos queda después de este proceso y añadimos 300g de azúcar por cada kilo de pulpa, junto con los 200ml de vino Maury.

Mezclamos bien y podemos seguir adelante con la cocción de nuestra mermelada.

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*.  Añadimos pectina según instrucciones si fuera necesario y damos un hervor.

Añadimos lo que nos queda de vino de Maury y damos un hervor.

Si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma.

Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Par ambas opciones, esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Tal vez te apetezca también


18 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

  • ISABEL, 13 de septiembre de 2022 Responder

    Hola Palmira, feliz regreso a la rutina bloguera. Y por la puerta grande, con una deliciosa mermelada de moras. Nunca la he hecho, por aquí apenas quedan zarzas y con estos últimos años de sequía apenas dan frutos y por supuesto que siempre hay alguien que se me adelanta, es lo que tiene la jubilación, que algun@s disponen de todo el tiempo del mundo, jajaja... Ya nos llegará.
    Nunca he hecho la prueba del platito congelado, yo raspo el fondo de la cazuela y calculo por al rastro que deja la cuchara, aunque en realidad le tengo tan cogido el punto que muchas veces ni lo compruebo. Este año no he hecho ninguna, la cosecha de fruta ha sido muy escasa, así que tendré que esperar al año próximo para probar tu método de dos días.
    Una mermelada muy rica y unos consejos muy prácticos.
    Feliz semana. Un beso.

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Diría que con la experiencia ya sabes cuando la mermelada está en su punto, ¿verdad? Pero cuando estás aprendiendo, estos trucos pueden ayudar a lanzarse con el tema.
      Si este año, ha habido poquita fruta y las moras eran muy pequeñas y secas de allí quitarles parte de las semillas porque sino era una mezcla durilla jajajaja
      Besos,
      Palmira

  • La popote de PB, 13 de septiembre de 2022 Responder

    Elle a l'air trop trop bonne cette confiture! j'adore!
    belle soirée bisous

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Il ne manque plus que les tartines!
      Bises,
      Palmira

  • Pilar, 13 de septiembre de 2022 Responder

    He leído con interés tus consejos para hacer mermeladas. Yo aunque no las consumo ls suelo hacer, aunque casi nunca de moras ni de frambuesas por el tema de pasarlas por el chino, ya que nos gustan lisitas. Me guardo la receta pues están empezando a madurar deprisa las moras de mi jardín. Un beso

    • Palmira, 15 de septiembre de 2022 Responder

      Este año la cosecha de moras no ha sido tan abundante como en años anteriores pero aún así algún pote hemos preparado. En casa somos muy de mermeladas aunque creo que soy quien menos consume en casa jajaja POr suerte la de frambuesas no les gusta lisita por lo que me ahorro lo de pasarla por el chino!
      Disfruta mucho de las moras de tu jardín!
      Besos,
      Palmira

  • charo, 13 de septiembre de 2022 Responder

    este fin de semana voy al pueblo, y mi idea es intentar coger moras para hacer mermelada. Tu receta me gusta mucho, pero podrías explicar el motivo de hacer la preparación en dos días diferentes?

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      A ver si encuentras muchas moras porque se necesitan bastante para hacer mermeladas ;o)
      Con la primera cocción se libera la pectina natural de la fruta y así se acorta el tiempo de cocción de la segunda fase conservando mejor el sabor de la fruta y permitiendo aligerar la cantidad de azúcar.
      Se puede hacer en un día pero como la preparación tiene que enfriar por completo hay que levantarse temprano jajaja
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • Marhya, 13 de septiembre de 2022 Responder

    ¡Qué buena! Me encanta la mermelada de moras, esta debe ser fantástica.
    Espero que hayáis disfrutado de un buen verano.
    Muchos besos.

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      El verano ha sido un ver y no ver pero lo que hemos visto lo hemos disfrutado.
      Lo difícil ahora es volver a al ritmo de la vida parisina que no da tiempo para nada.
      La mermelada de moras está entre mis favoritas, y como no hay cada año porque es la naturaleza quien decide todavía la disfruto más.
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • Amour de cuisine, 12 de septiembre de 2022 Responder

    Coucou,
    Oh la belle confiture qui donne bien envie, sur une belle tartine au beurre.

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      C'est bien tentant en effet!
      Bonne semaine,
      Palmira

  • silvia, 12 de septiembre de 2022 Responder

    Hola Palmira, ya estamos devuelta con la recetas. Que buena tu mermelada, a mi me gustan las dos versiones. No me importa encontrarme la semillitas. Se ve riquísima, perfecta para los desayunos, Besos.

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      El tema de las semillas depende mucho de los años, algún año he lamentado dejarlas porque teníamos los dientes que ni te cuento jajaja
      Es una de mis favoritas, pero este añó nuestra cosecha no ha dado para muchos botes. Seguro que otro año será.
      Besos y feliz semana,
      Palmira

  • sotis, 12 de septiembre de 2022 Responder

    hummm je m'en ferais bien une belle tartine, là tout de suite!!!! bisous

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      C'est vrai que c'est tentant!
      Merci!
      Bonne semaine,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 12 de septiembre de 2022 Responder

    Qué ganas de volver a leerte, ya te echaba en falta, pero estás segura que los días siguen teniendo 24 horas? A mi me parece que cada vez tienen menos horas, qué poco cunden a veces.
    Muy rica la mermelada de moras, en cuanto a las semillas alguna pase, pero si son gruesas y muchas es más desagradable al comer.
    Besos.

    • Palmira, 13 de septiembre de 2022 Responder

      La dificultad es encontrar el punto justo de semillas según si son durillas o tirando a suaves y blanditas... cada año es como un reto y un desafío para que salga como nos gusta en casa :o)
      Si creo que nos están estafando de alguna hora diaria porque es que ni con las mejores intenciones del mundo puedo con todo, no sé si es la edad, la intensificación del ritmo escolar de Polyanna, la gata o sencillamente la vida pero necesitaría días dobles para poder hacer todo lo que quiero/tengo que hacer!
      Besos y feliz semana,
      Palmira