MOLLY ROSE OMBER CAKE (CON RELLENO DE MERMELADA DE FRAMBUESA, ROSA & NATA MONTADA)


¡¡¡Hoy Polyanna cumple 9 años!!!

¿Pero cómo puede ser que los años hayan volado tan rápido si yo todavía la veo como una (casi) recién nacida?Hoy toca fiesta con los abuelos y el sábado con las amigas. Así que quería compartir con vosotros el que fue su pastel de cumpleaños el año pasado.

Ya sabéis que no soy de decorar bizcochos con fondant pero os puedo asegurar que sólo con nata montada, bizcocho y colorante sale una tarta de cumpleaños la mar de chula ;o)

Como bizcocho he optado por preparar un molly cake ya que su masa no se usa mantequilla sino nata montada lo que le aporta mucha jugosidad, no se seca y está muy sabroso. Además de ahorrarse un buen pico de calorías (31% MG vs 82% para la mantequilla y casi 100% para el aceite)…

Para empapar el molly cake, un almíbar perfumado con agua de rosas y cubierto con una rica mermelada de frambuesas y Cava casera.

Como el conjunto ya es bastante dulce, he optado por endulzar la nata lo mínimo para que el resultado final no sea empalagoso. Y las rosas de nata lo hacen precioso si añadir azúcares o complementos empalagosos.

El resultado final le encantó a la cumpleañera lo que era el objetivo.

Y tengo que reconocer que me gustó como quedó, porque no fue nada difícil de prepararlo aunque requirió su tiempo para hornear 6 bizcochos y después rellenarlos y decorarlos.

¿Qué os parece como ha quedado?

¡Feliz miércoles a tod@s y muchas felicidades a mi Princesita!

Molly Omber Cake para Polyanna

Hoy...

MOLLY ROSE OMBER CAKE (CON RELLENO DE MERMELADA DE FRAMBUESA, ROSA & NATA MONTADA)

Para una tarta (muy) alta de 6 bizcochos

Para unos moldes redondos de 15 centímetros

Para 8/10 personas

Para los 6 mollys cakes (los he preparado en 3 tandas de 2 bizcochos)(mejor preparados el día anterior)

(No aconsejo preparar más de 2 bizcochos por tanda ya que la nata tiende a recaer y la levadura a actuar y la textura cambia muy rápido)

3  x 78g de huevo entero

3 x 130g de axúcar blanquilla

3 x 130g de harina tamizada

3 x 130g de nata líquida para montar (min. 31% MG)

3 x 4,3g de levadura química

Colorante rojo, el que se necesite para obtener los colores deseados

Para el almíbar de agua de rosas

150g de agua filtrada o mineral

35g de azúcar blanquilla

1 hoja de gelatina

2CS* de agua de rosas (pero mejor poner poco e ir añadiendo porque según las marcas el resultado puede llegar a ser muy distinto)

Para el relleno

Unos 125g de mermelada de frambuesas y cava casera

125g de nata líquida para montar (min. 31% MG)

1 sobre de fijador de nata montada (Chantifix)

Para las rosas de nata montada

3 x 185g de nata líquida para montar (min. 31% MG)

3 x 1 CS* de azúcar glas

3 x 1 sobre de fijador de nata montada (Chantifix)

Colorante rojo suficiente para obtener el color deseado

Para los 6 mollys cakes

Empezamos preparando la primera tanda de molly cakes. Engrasamos los moldes con spray desmoldante (o mantequilla y harina, aunque la primera opción siempre me da mejores resultados).

Calentamos el horno con una bandeja en la parte inferior sin ventilador a 150º.

Colocamos la nata y el bol donde se va a montar en el congelador.

Con las varillas eléctricas montamos los huevos con el azúcar unos 3/5 minutos, la mezcla tiene que coger mucho volumen y quedar de color blanquecino.

Añadimos poco a poco la harina mezclada con la levadura, velocidad mínima primero y subiendo después. Tiene que quedar una masa lisa y sin grumos.

Separamos esta masa en 2 boles y dejamos uno sin color (el primer piso de nuestra tarta) y añadimos una puntita de colorante en el otro. Mezclamos bien para obtener un color homogéneo. Reservamos estas 2 mezclas.

Montamos la nata bien montada, tiene que quedar bien firme. La separamos en 2 porciones iguales y la integramos en 3 veces muy delicadamente a la masa blanca primero y a la rosa después.

Vertemos cada masa en un molde y horneamos unos 25/30 minutos, pero os aconsejo ir probando con un palillo porque con los colorantes la masa a veces no reacciona de la misma manera.

Cuando el bizcocho está hecho, lo dejamos enfriar en el horno apagado 5 minutos, después 10 minutos fuera del horno en una rejilla y terminamos desmoldándolo con cuidado. Una vez en la rejilla, durante 15 minutos cada 5 minutos lo iremos girando para que no se pegue.

Repetimos todo este proceso 2 veces más, añadiendo cada vez más colorante en la masa.

Cuando los bizcochos hayan enfriado, si nos los vamos a usar enseguida, los envolvemos bien en papel film y los guardamos en la nevera (una noche es ideal para poder cortarlos con más facilidad al día siguiente).

Para el almíbar de agua de rosas (se prepara junto antes de empezar a montar la tarta)

Poner la gelatina en abundante agua fría.

Mezclar el agua con el azúcar y calentar hasya que hierva. Dejar hervir unos 5 minutos, apartar del fuego, añadir el agua de rosas y la gelatina bien escurrida.

Dejar templar ligeramente.

Para montar la tarta

Montamos la nata bien fría con las varillas hasta obtener una nata bien firme. Añadimos el sobre de estabilizador de nata si lo tenemos y revervamos.

Para montar la tarta es tan sencillo como colocar el molly cake de color más claro, empaparlo con el almíbar de rosas, untar con una fina capa de mermelada y otra de nata montada.

Repetimos hasta la 6 capa pero cuando colocamos el último molly cake, no le ponemos nada por encima como podéis ver en la foto:

Dejamos cuajar en la nevera unos 30 minutos.

Para decorar la tarta

Si queremos decorar la tarta con rosas de 3 colores como en la foto, tendremos que repetir estos mismos pasos 3 veces.

Para 1 color, montamos la nata bien fría con las varillas hasta obtener una nata bien firme, añadiendo poco a poco el azúcar y el fijador si lo vamos a usar. Añadimos el colorante, controlando que el color nos guste.

Pasamos en una manga pastelera con una boquilla adaptada (uso la 2D de Wilton) y vamos formando rosas sobre 1/3 parte de la tarta, empezando por la parte inferior de la tarta.

Dejamos cuajar unos 10/15 minutos en la nevera para que la nata coja cuerpo antes de ir a por el siguiente color.

Repetimos para el 2º color. Para el 3º color, he dejado la nata tal cual sin colorante y además de los laterales he decorado la parte superior de la tarta con lo que me quedaba de natas montadas.

Dejamos unos 30 minutos en la nevera para que el conjunto tome cuerpo y ya tenemos nuestra tarta lista para disfrutar, en lonchas finitas que 6 capas, son muchas :o)

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario