ISLAS FLOTANTES DE MANGO & FRUTA DE LA PASIÓN


Hay postres clásicos y eternos. Para muchos la crema catalana y el flan de huevo nos trasladan a las comidas familiares. Para muchos niños franceses que hoy tienen mi edad, este postre eran las islas flotantes: una crema inglesa sobre la cual flotan islas de clara (montada y cocida con leche) cubierta por hilos de caramelo.

Un postre que no formaba parte de mi repertorio hasta que probé esta versión moderna y exótica en casa de mi amiga Sarah hace unos años. Desde entonces la he repetido muchas veces, porque es muy sencilla y resultona, además con el justo punto exótico y original que me gusta.

Para que el postre sea todavía más sencillo, la cocción de las claras se hace en el horno y he usado puré de mago y de fruta tropical congelado.

Vamos que no tenéis excusas para probarlo este fin de semana.

Os dejo que me quedan muchos detalles por ultimar antes de la gran fiesta de cumpleaños de Polyanna mañana ;o)

¡Feliz fin de semana!

Islas flotantes de Mango & Fruta de la Pasión

Para 3 o 6 personas…

Para la crema inglesa

4 yemas

30g de azúcar

1 vaina de vainilla

500ml de leche

200g de puré de mango y fruta de la pasión (o la misma cantidad de mango triturado con fruta de la pasión y pasado por el chino, endulzado a nuestro gusto)

Para las islas flotantes

4 claras

50g de azúcar

75g de coco rallado

Para servir

Una fruta de la pasión

Para la crema inglesa

Empezamos preparando la crema inglesa (mejor de un día para otro o por lo menos con unas horas de antelación para que pueda estar fría de la nevera).

Calentamos la leche con la vaina de vainilla abierta por la mitad y rascada. Dejamos que empiece a hervir suavemente, tapamos y dejamos infusionar unos 10 minutos.

Mientras batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos la leche previamente filtradas y mezclamos.

Llevamos de nuevo a fuego bajo medio y cocemos la crema inglesa hasta que tome cuerpo, mezclando sin parar para que no se cuaje, si usamos un termómetro tiene que alcanzar los 83º.

Pasamos en un bol, tapamos al contacto con papel film para que no se forme una piel y dejamos enfriar.

Cuando esté a temperatura ambiente, añadimos el coulis de mango y fruta de la pasión, tapamos al contacto con papel film y reservamos en la nevera hasta el momento de montar el postre.

Para las islas flotantes

En una sartén caliente, tostamos el coco rallado hasta que tenga un bonito color dorado. Ojo, hay que remover sin parar para que se tueste sin quemarse.

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado y engrasamos con spray unos moldes de semi esfera. Reservamos.

Montamos las claras a punto de nieve y cuando estén firmes vamos añadiendo poco a poco el azúcar hasta que esté bien integrado y el merengue tenga una textura firme.

Rellenamos las semi esferas con el merengue, alisamos bien la superficie y horneamos 3-4 minutos (cada horno es un mundo…), las islas están listas cuando un palillo pinchando en su centro sale limpio. Dejamos enfriar unos minutos y desmoldamos con cuidado, rebozando inmediatamente con el coco rallado tostado.

A medida que tenemos las islas listas, las pasamos en una bandeja forrada con papel film para que no se peguen.

Para servir

Es tan sencillo como repartir la crema inglesa exótica en 6 cuencos, colocar una isla flotante de coco en el centro y decorar con semillas de fruta de la pasión.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


10 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Silvia, 02 de marzo de 2020 Responder

    Hola Palmira, no he probado nunca este postre, me parece de lo más delicioso, y con la fruta una delicia. A pendientes:)

    • Palmira, 03 de marzo de 2020 Responder

      Es un clásico de la cocina de bistrot en los bares franceses, muy sencilla y rica aunque ahora no se suele servir tanto. Pero rico rico, por algo será un clásico, ¿verdad?
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, 01 de marzo de 2020 Responder

    Seguro que estaba espectacular. Me encanta la idea. También espero que el cumple de Pollyana haya sido fantástico.
    Besos.

    • Palmira, 03 de marzo de 2020 Responder

      Si Marhya, ha sido un gran cumple y es que el evento (10 años!) se lo merecía!
      Las islas flotantes tienen un aire viejuno pero están muy ricas y más con este puntito exótico que les sienta de maravilla.
      Besos,
      Palmira

  • rosa, 28 de febrero de 2020 Responder

    me gustan mucho tus islas flotantes, me encanta la fruta de la pasión y el coco
    besitos y feliz finde
    Rosa

    • Palmira, 03 de marzo de 2020 Responder

      Aunque sea un postre de bistrot muy clásico tiene su gracia y tengo que reconocer que el extra de fruta de la pasión le sienta de maravilla.
      Besos,
      Palmira

  • charo, 28 de febrero de 2020 Responder

    me gusta cómo has innovado en este postre de siempre. La fruta de la pasión tiene que irle genial a las islas flotantes, tienes ideas muy buenas

    • Palmira, 03 de marzo de 2020 Responder

      La fruta de la pasión le da este puntito de chispa que le da mucha gracia al conjunto. Por algo los clásicos son clásicos y en casa si les damos un empujoncito pues todavía mejores jejeje
      Besos,
      Palmira

  • ANA, 28 de febrero de 2020 Responder

    Las yemas por un lado y las claras por otro, buen aprovechamiento. Además tenemos el rico sabor del mango y del coco, un conjunto extraordinario, incluso la presentación se ve elegante.
    Besos.

    • Palmira, 03 de marzo de 2020 Responder

      Un invento de cuando se aprovechaba todo el producto si o si ;o)
      Es de estos postres sencillos y casi económicos que hacen un efecto super resultón a la hora de servirlos, poco esfuerzo y mucho éxito ;o)
      Besos,
      Palmira