TRONCOS DE AVELLANA & CHOCOLATE


Seguimos con nuestras ideas para ir rellenando cestas navideñas caseras. Hoy no podían faltar estos troncos con harina de avellana y su cobertura de chocolate que siempre me recuerdan al Tió de Nadal ;o)

Cuánto nos reímos años atrás cuando Polyanna explicó a su señorita de parvulario que en nuestra casa un tronco cagaba para hacer regalos como Papá Noel. El colegio nos citó para aclarar el asunto porque “los niños no pueden contar tonterías para liar a sus amigos”.

Después de contarlo nosotros y presentarlo como tradición navideña, no hubo castigo y el año siguiente el tió se sumó en los árboles de sus amigos de clase :o)

Pero dejo de contar batallitas y sin más os dejo con la receta que os encantará.

¡Feliz miércoles a tod@s!

TRONCOS DE AVELLANA & CHOCOLATE

Para unos 20/25 dependiendo del tamaño

140g de harina

50g de harina de avellana

40g de azúcar blanquilla

1 yema de huevo L

100g de mantequilla bien fría cortada en daditos

½ cc** de extracto de vainilla

¼cc** apenas de levadura química

1 pizca de sal

90g de chocolate de cobertura 66%

1CS*** de aceite neutro

En un bol grande, mezclamos la harina con la levadura, la sal y la harina de avellana. Añadimos el azúcar blanquilla.

Añadimos los daditos de mantequilla bien fríos y vamos formando una textura arenosa, cuando así sea añadimos la yema de huevo y el extracto de vainilla. Mezclamos lo justo para integrar todos los ingredientes y formar una bola de masa (no hay que trabajar la masa en exceso).

Cubrimos con papel film y dejamos reposar en la nevera 1 hora aproximadamente.

Cortamos la masa en 4 trozos y vamos formando 4 rulos de aproximadamente el grueso de un dedo. Cortamos tronquitos de unos 4 o 5 centímetros.

Vamos colocando en una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno o silpat dejando un poco de espacio entre ellos y horneamos con horno caliente a 180º con ventilador unos 10-12 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para el glaseado, derretimos el chocolate al baño maría y añadimos el aceite neutro. Mezclamos muy bien y pasamos ambos lados de los tronquitos por el chocolate. Vamos colocando sobre una bandeja forrada con Silpat y dejamos que el chocolate se seque por completo antes de guardar en una lata hermética.

Estas galletas se conservan bien por lo menos 2 semanas pero solo si tenéis mucha voluntad.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La receta original la vi aquí.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


12 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

  • la popote de PB, 09 de diciembre de 2022 Responder

    Elles sont tellement belles ces bûchettes!
    je t'en aurais bien chipé une ou deux au passage!
    belle journée bisous

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      Je ne sais pas si une ou deux c'est suffisant ;o)
      Bises et bon week-end,
      Palmira

  • DE DULZANGAS, COMIDITAS Y OTRAS ZARANDAJAS, 08 de diciembre de 2022 Responder

    Tienen que estar muy ricas con ese toque tan aromático que le dará la avellana. Calculo que con la poca voluntad que tengo, en casa no durarían ni una semana...
    Un beso.
    Isabel

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      En casa tampoco es que duren mucho pero sé de amigos a quienes regalé un bote que los dejaron para después de reyes y estaban ricos!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Marisa G., 07 de diciembre de 2022 Responder

    Hola Palmira. Los dulces con avellanas o almendras son mi perdición. Este tipo de galletas navideñas (bredele, sablés) tan tradicionales en Alsacia, son una maravilla y las hay de muchas formas y con diferentes ingredientes. Tengo publicadas unas en el blog, pero ya ni me acuerdo de qué llevaban. La cobertura de chocolate es un plus. Me llevo un par como mínimo.

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      Con un par te vas a quedar corta jajaja En casa somos muy de Bredele, tradición de la madrina de Polyanna que hemos adoptado ;o)
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Amour de cuisine, 07 de diciembre de 2022 Responder

    Coucou ma belle,
    J'ai aussi réalisé ces buchettes de leur source originale: heure du cream.
    Un réel bonheur, on ne va pas se rendre compte comment ces petits gateaux disparaissent, un nuage en bouche très riche en saveurs.

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      C'est vrai qu'elles sont bonnes, ma recette venait d'une aiguille dans le potage mais les recettes des bredele circulent beaucoup :o) Surtout en décembre !
      Bises et bon week-end,
      Palmira

  • la cuisine de poupoule, 07 de diciembre de 2022 Responder

    top tes petits biscuits
    bonne journée
    bisous

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      Merci! On les a adorés nous aussi!
      Bises et bon week-end!
      Palmira

  • ANA, 07 de diciembre de 2022 Responder

    Sin chocolate y con el sabor que dan las avellanas ya deben estar buenísimas, así que con esos extremos de chocolate ya son insuperablemente deliciosas.
    Muy simpática la anécdota de Tió en el cole de Polyanna, te van a nombrar embajadora de nuestras tradiciones.
    Besos.

    • Palmira, 09 de diciembre de 2022 Responder

      Ni te imaginas la de veces que tengo que corregir los mitos de algunos autores franceses sobre el tió... es que no tienen ni idea de lo que dicen sobre él jajaja Y cada vez me meto y les vuelvo a contar toda la tradición :o)
      Oye, sin chocolate estaban ricas pero el extra de sabor y textura realmente en este caso hace una gran diferencia y es una pena no darles un bañito jejeje
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira