ÑOQUIS DE RICOTTA & CASTAÑA CON RAGÚ DE TOMATE


UN PLATO PARA COMPARTIR: ÑOQUIS DE RICOTTA Y CASTAÑA CON RAGÚ DE TOMATE

Ya lo he comentado muchas veces, pero lo mejor que guardo de nuestra vida en Italia es lo que he aprendido acerca de su cocina, una cocina distinta de la que conocemos de los restaurantes… y qué podéis descubrir pinchando aquí o en el logo.

Entre otras cosas, nos enamoramos de los ñoquis caseros, que poco tienen que ver con los comprados. Si os da pereza o miedo darles forma, que sepáis que en la mayoría de tiendas de pasta en Italia sólo los cortan de un largo cordón de masa y salen igual de ricos.

En el blog ya tengo varios tipos de ñoquis: los de ricotta, los de calabaza, y hoy toca su versión más otoñal, unos ñoquis de ricotta para el toque ligero y de harina de castaña para la intensidad de sabores.

Me saben a otoño y además se congelan muy bien por lo que podéis preparar grandes cantidades y guardarlos, después es cuestión de hervirlos un pelín más tiempo.

Hoy volvemos a estar de puente así que os deseo un ¡muy feliz fin de semana a tod@s!

Un día como hoy hace…

… 1 año: Yogur de Pan de Especias

… 2 años: Crema de Lombarda con Sal de Speck

… 3 años: Nuestra Tarta de Manzana más Clásica

… 4 años: Tarta 100% Manzana y (Casi) Nada más

… 5 años: Coliflor gratinada con Bechamel & Picatostes de Chorizo

… 6 años: Acelgas a la Extremeña con Crumble de Jamón Ibérico

… 7 años: Solomillo relleno de orejones de Albaricoque & Manzana

 

UN PLATO PARA COMPARTIR: ÑOQUIS DE RICOTTA Y CASTAÑA CON RAGÚ DE TOMATE

ÑOQUIS DE RICOTTA Y CASTAÑA

CON RAGÚ DE TOMATE

Para 4 personas

Para los ñoquis

250g de ricota fresca escurrida de su agua

125g de harina de castaña

1 yema

1 puñado de harina normal para trabajar la masa

Sal, Pimienta

Para el ragú de tomate

3 tomates pera bien maduros

1 cebolla pequeña

1 zanahoria pequeña

1 ramita de apio

1cc* de miel

1 taza de vino blanco seco

1 ramita de romero

1cc* de aceite de oliva + 1 poco para servir

Para los ñoquis

En un bol grande, colocamos la ricota escurrida y la mezclamos bien para ablandarla con la yema con una espátula. Salpimentamos y tamizamos por encima la harina de castaña. Empezamos mezclando con la espátula y terminamos amasando ligeramente con las manos, añadiendo un poco más harina si fuera necesario. La masa tiene que poder manejarse pero cuanta menos harina tenga, más ligeros y sabrosos serán los ñoquis.

Envolvemos en un papel film y reservamos en la nevera por lo menos 30 minutos.

Pasado este tiempo, dividimos la masa en porciones y las trabajamos sobre la mesa de trabajo enharinada, dándole forma de rulo. Iremos cortando trocitos, a las que a su vez le daremos forma con un tenedor o con la ñoquera como os lo enseño aquí.

A medida, los vamos repartiendo sobre una bandeja espolvoreada con harina y dejando espacio entre ellos. Si los vamos a congelar, los pasamos directamente así en el congelador y cuando estén firmes podemos pasarlos en una bolsa de plástico bien cerrada.

Cuando queramos comerlos, los herviremos en abundante agua salada, removiendo un poco con cuidado de no romperlos y cuando salgan a la superficie (un par de minutos dependiendo de la cantidad) ya estarán listos para escurrir. El tiempo depende de si están congelados o no pero suele ser menos de 5 minutos incluso para los congelados. Con una espumadera los vamos pasando a medida que suben en la sartén donde tendremos el ragú preparado.

Para el ragú de tomate

Pelamos la cebolla y la zanahoria y las trituramos con el apio (incluidas las hojas) y el romero limpios hasta que queden en trocitos pequeños.

En una sartén grande, calentamos el aceite de oliva y doramos a fuego medio hasta que estén hechos y se seque el líquido que sueltan. Salamos ligeramente y añadimos el vino blanco, dejamos evaporar hasta que ya no quede líquido en la sartén y añadimos los tomates pelados y sin semillas cortados en dados pequeños. Tapamos y dejamos concentrar a fuego suave y con tapa unos 15/20 minutos. Al cabo de este tiempo, rectificamos con la miel y ajustamos de sal y pimienta al gusto.

Para servir

Cuando los ñoquis están cocidos, los vamos pasando en el ragú de tomate, mezclamos suavemente para envolver los ñoquis con la salsa, decoramos con un poco de romero y servimos, terminando con un poco de pimienta negra recién molida y un hilo de aceite de oliva.

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


20 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Sofía, 13 de noviembre de 2016 Responder

    Por Dios que ricos, si es que no tiene nada que ver la cocina que conocemos de un restaurante italiano, vamos lo que nos ponen a la que de verdad se hace en lo hogares italianos. Los ñoquis me encantan, aunque me imagino que la forma no es necesaria para que te salgan buenos, ¿o no?, besotes
    Sofía

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Pues por haber probado ambas versiones con o sin forma, no se nota ninguna diferencia en el sabor, a lo mejor son un pelín más masacotes pero siguen siéndolo menos que los comprados que no es poco!
      Besos,
      Palmira

  • Silvia, 13 de noviembre de 2016 Responder

    Hola!! ya solo de pensar que llevan castaña se que me gustan, tienen que estar tremendos de sabor :) Un beso y muy buena semana!!

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      El toque de la harina de castaña les da un sabor intenso y riquísimo, vamos que me saben a otoño!
      Besos,
      Palmira

  • Nenalinda, 12 de noviembre de 2016 Responder

    Uummmmmmmmmm como tienen que estsar esos ñoquis porque no puedo que si no me llevaba un plato para la cena.
    Te ha quedado de relujo no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Qué pena que estemos tan lejos que sino ya te ponía un plato yo para cenar!
      Besos,
      Palmira

  • Montse Morote Ortega, 11 de noviembre de 2016 Responder

    Que buenos se ven, no los he probado, pero seguro que están muy buenos, la salsa se ve deliciosa.
    Besoss

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Si te gusta el sabor a castaña, seguro que te encantarían!
      Besos,
      Palmira

  • Dolors - Bruixes a la cuina, 11 de noviembre de 2016 Responder

    Palmira... que em mates!!!!! Tinc una llista de receptes teves italianes a pendents que NO seré capaç de fer mai!!!! Una més impressionant que l'altra! M'encanten TOTES i aquesta... deliciosos aquests ñoquis amb farina de castanya!! ♥
    Petons reina i bon cap de setmana

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Mira que ho vam passar molt malament a Itàlia pel clima, per la gent, per la feina,... Però el que vaig aprendre de cuina mai ho hauria pogut fer amb tallers o altres coses... I no et pensis, gairebé totes les receptes italianes que tinc al blog les ten a punt en 15/20 minuts quan bulli l'aigua!
      Petons,
      Palmira

  • Alicia, 11 de noviembre de 2016 Responder

    Que suerte haber vivido en Italia para aprender de su gastronomía! La italiana es una de las cocinas que más me gusta. Yo estuve unos días de vacaciones hace 3 años y me encantó! Estos ñoquis tienen una pinta riquísima!!

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      La vida en Italia no fue nada sencilla para nosotros pero lo que aprendimos allí de cocina italiana mereció la pena!!
      Besos,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 11 de noviembre de 2016 Responder

    No suelo hacer ñoquis a menudo, aunque si me gustan y estos con ricotta y castañas tienen pinta de ser muy ricos.
    Feliz puente!!!

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Mira que los ñoquis comprados no me gustaban así que antes de prepararlos en casa me costó... pero ahora los caseros me chiflan y siempre que puedo preparo una buena cantidad y al congelador para matar el gusanillo de algunas cenas jejeje
      Besos,
      Palmira

  • pili - kooking, 11 de noviembre de 2016 Responder

    Soy de las que nunca ha preparado ñoquis en casa... y eso que creo que tiene que ser relativamente fácil, pero nunca me he puesto a ello... Me parecen deliciosos. Además de la última visita a Francia me traje harina de castaña, que por aquí no es fácil de encontrar. Así que igual me animo y los pruebo, que tienen una pinta.... FELIZ PUENTE!!! Besos

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Los ñoquis antes de lanzarte por primera vez te dan un poco de miedo o por lo menos de respeto. Y cuando los has preparado una vez ya les has pillado el punto. Son incomparables con los comprados y si te gusta el sabor a castaña, verás que es una buena inversión para darle salida a tu paquete de harina de castaña :l) Aquí se encuentra con facilidad, lo que me cuesta encontrar son las castañas pilongas, con lo que me gustan!
      Besos,
      Palmira

  • rosa, 11 de noviembre de 2016 Responder

    Buenos días, que buenos éstos ñoquis,a mi m encantan pero solo los como cuando voy a Francia a casa de mi hija y és mi yerno el que los hace.
    Tu receta me ha encantado voy a probarlos también, sobrer todo por lo de la harina de castaña.
    Feliz finde y te mando mil besossss
    Rosa

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Tienen un sabor a castaña que es ideal para quienes nos gusten. Qué suerte que te los prepare tu yerno, yo creo que todavía deben de saber más ricos así!
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, 11 de noviembre de 2016 Responder

    ¡Oh, cómo tienen que estar de buenos!!! Mira que le sacas buen partido a la harina de castañas siempre.
    Besos!! Feliz finde.

    • Palmira, 15 de noviembre de 2016 Responder

      Es una harina que me gusta mucho y como aquí se encuentra con facilidad en las tiendas de productos ecológicos pues le voy sacando partido tanto en dulce como en salado... Y nunca me falla :o)
      Besos,
      Palmira