MERMELADA DE MANZANA & FRUTA DE LA PASIÓN


Ya que poco a poco volvemos de pleno en la rutina, hoy toca una nueva mermelada de manzana. En el blog ya tengo varias entre las cuales la mermelada de manzana y speculoos, la mermelada de manzana y sidra o la mermelada de manzana y frutos secos.

Este año me apetecía probar nuevas combinaciones y aprovechando puré de fruta de la pasión que tenía en la nevera me lancé. El resultado es exquisito con toda la delicadeza de la manzana y la chispa de la fruta de la pasión.

Si os apetece saber más acerca de cómo preparar mermeladas caseras, podéis pinchar aquí para ver todos mis trucos y consejos.

¡Feliz semana a tod@s!

MERMELADA DE MANZANA & FRUTA DE LA PASION

Para unos 5 botes

1kg de manzanas peladas, descorazonadas y cortadas en dados

500ml zumo de manzana (o de sidra)

1kg de puré de fruta de la pasión

900g de azúcar para mermeladas

Empezamos calentando el zumo de manzana. Cuando esté caliente, echamos las manzanas preparadas, las tapamos con papel de horno y dejamos que se cocinen unos 20/30 minutos según la variedad de manzana que usemos, tienen que quedar tiernas.

Añadimos el azúcar para mermeladas y el puré de fruta de la pasión y si tenemos la opción de dejar reposar una noche la preparación, es el momento de hacerlo.

Después, seguimos las pautas clásicas para preparar mermelada.

Vertemos en un caldero para mermeladas y ponemos al fuego hasta que rompa a hervir la mermelada, mezclando constantemente para que no se pegue.

Dejamos cocer unos 7/10 minutos. Probamos si la mermelada está en su punto con la prueba del platito*.

Si queda espuma, echamos el trocito de mantequilla** y vemos como la espuma va desapareciendo. Si todavía queda un poco de espuma, le echamos otro poquito de mantequilla. Dejamos hervir 1 minuto más y ¡lista!

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* Encontraréis muchos detalles sobre la prueba del platito y cómo pasteurizar mermelada casera en esta entrada. Si no soléis preparar mermeladas, seguro que descubrís alguna cosa y si estáis acostumbrados, ¡estoy segura que también!

** Leí el “truco de la mantequilla” para quitarle la espuma a las mermeladas en los consejos de los lectores o socios de alguna revista hace ya muchos años. Es increíble como la espuma desaparece en un par de minutos. Así nos ahorramos tiempo y esfuerzo y ¡podemos aprovechar más mermelada, un buen pote en nuestro caso! Vamos que vale la pena probarlo por lo menos una vez…

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario