MEJILLONES AL CURRY (con leche de coco)


Muchos ya estáis de vacaciones o de puente pero para nosotros el fin de semana solo empieza esta noche. Se alargará hasta al lunes, lo que ya es la mar de benéfico para reponer fuerzas.

Hoy os traigo un plato sencillo y exótico, ideal para compartir con un ingrediente principal muy ajustado de precio: ¡mejillón!

Se trata de unos humildes mejillones cocinados con el justo punto exótico para darles un toque gracioso.

He usado jengibre fresco y pasta de curry porque son ingredientes habituales de mi despensa pero usando en polvo os saldrá un plato muy rico también.

Y si buscáis ideas para Semana Santa, aquí encontraréis muchas recetas de temporada.

Os deseo un muy feliz fin de semana, ¡que lo disfrutéis a tope!

MEJILLONES AL CURRY CON LECHE DE COCO

Para ¾ personas

1kg de mejillones limpios de sus barbas

1cc* de aceite de oliva

3 dientes de ajo sin germen hechos puré

3cc* de pulpa de jengibre fresco rallado

1cc* generosa de pasta de curry (usé amarillo pero el que más os guste)

300ml de leche de coco

100ml de agua filtrada

2cc* de nuoc mam o salsa de pescado

1cc* de salsa de soja

2cc* de zumo de limón

1 puñado de cilantro fresco

1 puñado de albahaca tailandesa (pero os sirve albahaca de la clásica)

1 guindilla cortada en rodajas finitas si os gusta el punto picante

Calentamos el aceite de oliva en un wok grande y añadimos el ajo y el jengibre. Mezclamos un minuto hasta que empiecen a tomar color y a oler de maravilla. Añadimos el curry y lo cocinamos un minuto más antes de añadir la guindilla. Añadimos los mejillones. Mezclamos bien y añadimos la leche de coco, el agua, la salsa de soja y el nuoc mam. Tapamos para que los mejillones se hagan, removiendo el wok para que el calor les dé a todos por igual. Tardaremos menos de 5 minutos.

Cuando estén hechos, añadimos el zumo de limón, la mitad de las hierbas toscamente picadas y probamos para rectificar de nuoc mam, limón o curry como más nos guste. Mezclamos bien y repartimos entre los platos.

Terminamos añadiendo aromáticas frescas por encima y servimos tal cual, acompañando con un buen arroz glutinoso o clásico porque es ideal para disfrutar de esta maravillosa salsa. Pero sino ¡que no falte un buen pan!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta