HARIRA SOPA MARROQUÍ


Hoy comparto con vosotros una sopa que nos encanta en casa: sabrosa, con legumbres, ligera pero saciante, con un sabor delicioso y muy sencilla de preparar. Se trata de la harira marroquí, bueno de mi versión porque creo que existen tantas recetas como cocineras.

Es una receta típica del Ramadán, para romper el ayuno. Es hidratante y reconfortante, lo que nos viene muy bien a todos con la primavera tan rara que estamos teniendo.

Nos os dejéis impresionar si la lista de ingredientes os parece larga, en realidad son especias básicas de nuestras despensas.

La peculiaridad de la harira es que se liga con una mezcla de agua y harina que se llama tadouira. Esto le confiere su textura muy peculiar, suave y cremosa lo justo pero sin añadir lácteos. Os aconsejo ir añadiendo la tadouira poco a poco y mezclando para ver como espesa la textura y dejarla como más os guste en casa.

Para servirla Polyanna dice que el limón es indispensable, mi marido que no. Yo os dejo decidirlo vosotros mismos :o)

¿Habéis probado ya esta sopa? ¿Cómo la preparáis?

¡Feliz miércoles!

HARIRA SOPA MARROQUI

Para 4 personas

240g de carne de cordero y ternera picadas juntas con un poco de ras el hanout y sal para hacer mini albóndigas

2 cebollas medianas

4 ramas de apio con sus hojas

1 puñado de hojas de perejil

1 puñado de hojas de cilantro

1cc* de cúrcuma en polvo

1cc* de jengibre en polvo

1cc* de canela en polvo

1cc* de pimentón dulce en polvo

½ cc* de ras el hanout

½ cc* de pimienta negra molida

1CS** de concentrado de tomate

450g de carne tomate rama (de lata o fresco en temporada)

75g de lentejas secas

240g de garbanzos cocidos

75g de fideos finos tipo cabello de ángel

2CS** rasas de harina

1,5 l de agua filtrada

Sal

Limón y cilantro para servir (opcional)

Con la carne picada, formamos minis albóndigas del tamaño de una avellana grandecita. Calentamos una cazuela grande y doramos las albóndigas por todos los lados. Reservamos.

En la grasa que hayan soltado las albóndigas, cocinamos la cebolla pelada y cortada en daditos pequeños hasta que empiece a tomar color. Entonces añadimos el apio, al cual habremos quitado los hilos y cortados en daditos del mismo tamaño que los de apio.

Cuando ablande, añadimos las especias y mezclamos bien 1 minuto para que se tuesten. Entonces añadimos las lentejas y mezclamos bien otro minuto. Añadimos los tomates pelados y cortados, sal al gusto y el concentrado de tomate. Damos un hervor y cuando así sea añadimos los garbanzos bien aclarados si son de lata y las albóndigas que teníamos reservadas.

Dejamos cocinar a fuego medio a medio tapar durante unos 30 minutos, las lentejas tienen que quedar hechas.

Cuando así sea, echamos los fideos finos y damos un hervor. Mientras desleímos la harina con un poco de agua hasta que se forme como una pasta que iremos añadiendo poco a poco al caldo, mezclando sin parar para que nos quede una textura untuosa pero no excesivamente densa tampoco.

Dejamos cocer unos 10 minutos más para que la pasta esté hecha y la textura bien sentada.

Servimos caliente acompañando con gajos de limón y cilantro picado junto con hojas de apio.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta