GRANIZADO DE SANGRIA (O DE VINO TINTO) (sin alcohol)


Después de una comida hace unos días nos sobró un poco de vino tinto y con las temperaturas que tenemos tampoco es que apetezca mucho preparar rabo de ternera, ¿verdad? Y como sabéis #Aquínosetiranada, la receta se suma al  1 +/-100, desperdicio 0 de este mes ;o)

Así que iba a preparar sangría cuando pensé que era una pena que Polyanna no la pudiera disfrutar con nosotros así que decidí darle un hervor al vino para que perdiera el alcohol y así todos contentos.

Os lo comentaba la semana pasada en el sorbete de fresas & azahar, estoy descubriendo las posibilidades de mi nueva sorbetera generadora de frío. Entre sus programas está el de granizados que da excelentes resultados incluso con un sencillo zumo de naranja así que pensé que mejor transformaba la sangría en granizado para presentarlo al estilo chupito después de una comida.

Super refrescante y con recuerdos ya que nos hizo pensar en el sorbete de vino caliente que preparamos para el bautizo de Polyanna hace… ¡12 años!

Y si os apetecen más helados he actualizado el índice de recetas de sorbetes y helados del blog.

¡Feliz semana a tod@s!

GRANIZADO DE SANGRIA (O VINO TINTO) sin alcohol

Para 6 porciones como en las fotos

250ml de vino tinto

100ml de agua

35g de azúcar moreno

½ limón ecológico o sin tratar

½ naranja ecológica o sin tratar

1 nectarina

120ml de zumo de naranja

Podemos usar el vino tal cual pero como me apetecía que los niños también pudieran probar el postre, decidí hervir el vino 2 minutos para quitarle el alcohol junto con el agua y el azúcar moreno.

Una vez apartado del fuego, añadimos las frutas cortadas en cuartos pequeños, tapamos y dejamos enfriar y macerar por completo por lo menos 2 horas pero si podéis dejar marinar una noche completa pues mejor.

Antes de poner el granizado en la máquina, colamos reservando la fruta y añadimos zumo de naranja al gusto.

Encendemos la máquina y escogemos el programa granizados que aporta una textura super ligera y aérea.

Si no tenemos máquina o heladera, vertemos en un tupper bajito y ancho y cada hora vamos rascando con un tenedor los pequeños copos de hielo que se van formando.

Servimos enseguida porque al ser tan ligera la “nieve” funde enseguida especialmente si estamos en un día caluroso.

Acompañé este granizado sencillamente con fresas pero los invitados también se comieron la fruta macerada así que como mejor os parezca :o)

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


6 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

  • Pilar, 06 de julio de 2022 Responder

    Una buena idea la de hervir el vino, imagino lo rico que debió quedar ese sorbete, supongo que a Poliana le encantaría. Un beso

    • Palmira, 25 de julio de 2022 Responder

      Ha sido un gran acierto, más allá del aprovechamiento supo a gloria después de una comida y antes del postre. Y hirviendo el vino apto para niños así que todos felices :o)
      Besos y feliz verano,
      Palmira

  • Glòria, 04 de julio de 2022 Responder

    Excel·lent idea!

    Refrescant i bona

    Ptnts
    Glòria

    • Palmira, 25 de julio de 2022 Responder

      És un hit de l'estiu!
      Una abraçada i bon estiu!
      Palmira

  • Isabel Aguilera, 04 de julio de 2022 Responder

    Uuufffff!!
    Pero maravilla!!
    Ya estoy tardando en probarlo!
    Gracias Palmira.

    • Palmira, 25 de julio de 2022 Responder

      Es super refrescante y su textura es tan delicada que seguro te va a encantar.
      Besos y feliz verano,
      Palmira