ROSES DES SABLES DE POLYANNA


Aujourd’hui, place aux souvenirs et à la transmission ;o)

Mercredi dernier je vous racontais l’histoire des caramels au beurre salé de mon enfance et que j’avais eu un mal fou à retrouver au fin fond de mes souvenirs.

Et bien aujourd’hui je pourrais presque me répéter car ça a été sacrément compliqué et ça m’a pris des années de retrouver le goût et la texture des roses des sables que ma grand-mère préparait chaque Noël.

Pendant le 1er confinement, nous avons fait plein d’essais avec Polyanna, en sachant que ma tante se rappelait que ma grand-mère achetait “un truc” spécial pour les faire… mais pas quel était le truc en question.

Au fil des essais, je me suis aperçue qu’il leur manquait le fondant solide mais pas dur comme une Pierre. Et ça a fait tilt: l’huile de coco a cette propriété! Je suis presque sûre que ce n’est pas ce que ma grand-mère utilisait mais elle utilisait un substitut végétal étant donné qu’elle ne pouvait plus consommer de graisses animales sur les dernières années de sa vie.

Après quelques ajustements, nous avons abouti avec Polyanna à la recette que nous partageons ensemble aujourd’hui. Après plusieurs fournées, nous sommes toujours aussi satisfaites du résultat, elles sont juste parfaites pour nous.

Les roses des sables des photos sont celles faites par Polyanna en solo et je ne peux m’empêcher d’être émue en voyant ma fille préparer la même chose que ma grand-mère me préparait quand j’étais enfant.

J’arrête le sentimentalisme et je vous laisse en compagnie de la recette, qui est parfaite à faire même avec de jeunes enfants car il va bientôt falloir les occuper pour attendre le Père Noël!

Une dernière petite précision: nous utilisons de l’huile de coco désodorisée pour ne pas avoir de goût dans le résultat final et ne profiter que de sa texture.

Au fait, j’ai remis à jour l’index des recettes sucrées et salées pour remplir vos paniers gourmands.

Bon mercredi!

ROSES DES SABLES DE POLYANNA

Pour 15/20 pièces selon leur taille

100g de chocolat au lait (Jivara 40%)

120g de chocolat noir (Caraïbes 66%)

30g d’huile de coco

1CS* bombée de sucre glace

1 bonne pincée de fleur de sel

150g de corn flakes, les plus simples, non sucrés

Faire fondre les chocolats avec l’huile de coco et y ajouter le sucre glace et la fleur de sel.

Bien mélanger  et verser sur les corn flakes.

Mélanger délicatement de façon à bien enrober chaque morceau de maïs mais sans les casser pour conserver leur texture.

Préparer 2 plateaux avec du papier sulfurisé et former des roses des sables avec une cuillère à soupe. Ce n’est pas grave si leurs formes ne sont pas trop régulières car une fois refroidies, elles sont supers esthétiques je trouve.

Laisser prendre au frigo voire dehors si les températures le permettent. Compter 2 heures pour pouvoir les déguster,

Elles se conservent plusieurs jours au frigo dans un contenant fermé mais c’est tout de même bien tentant de prendre son café avec.

Bon profit!

Quelques informations plus ou moins utiles

*CS: Cuillère à Soupe

Encore un petit creux…


18 Comments

Leave A Comment

Laisser un commentaire

  • DE DULZANGAS, COMIDITAS Y OTRAS ZARANDAJAS, Tuesday 7 December 2021 Répondre

    No las he comido nunca pero seguro que tienen que estar muy ricas. Y el nombre es muy bonito. Me alegra que estés tan orgullosa de tu hija, no es para menos. De haber tenido hijos también me hubiera enorgullecido de verlos hacer las recetas de su abuela.
    Un beso.
    Isabel

    • Palmira, Wednesday 8 December 2021 Répondre

      Son momentos de complicidad y de transmisión muy emotivos, pero me encanta poderlos compartir con ella que se está haciendo cada día mayor :o)
      Y secretamente deseo replicarlo un día con mis nietos o ella con sus hijos hablando de nosotras!
      Unos bocados deliciosos y bien sencillos.
      Besos,
      Palmira

  • Cuca, Thursday 2 December 2021 Répondre

    ¡Una entrada cargadita de buenos recuerdos! que precisamente son las que más me gustan. A tus rosas yo las conozco como rocas y pueden llevar desde cereales a frutos secos o incluso ambos. Tanta prueba ha dado su resultado y te agradezco que las compartas con nosotros. Son recetas que no deberían perderse jamás.

    Normal que te emociones cuando tu hija las prepara, es bastante emotivo que te haga la receta que te preparaba tu abuela. Yo también me emocionaría.

    ¡Besos mil!

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      En las rocas por lo menos en mi casa se ponen (o mejor dicho ponían) frutos secos de allí ambos nombres para diferenciarlas. Con frutas secas no me entusiasmaban y eso que me encantan al natural. Y ver Polyanna prepararlas es casi como un viaje en el tiempo, no puedo dejar de pensar que mi abuela está a su lado guiando sus manos :o)
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, Thursday 2 December 2021 Répondre

    Normal que te emociones, y es que la cocina une mucho y despierta nuestra nostalgia. Me quedo con la idea porque yo no la conocía.
    Besos.

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Es una idea sencilla, de las que mi abuela preparaba con nosotros pequeños, y con la poca paciencia que tenía ella eran recetas de lo más básicas pero entusiasmantes para los peques que éramos ;o) Y creo que la cocina tiene esta magia, compartir recuerdos aunque no sea la receta clavada, que hayan pasado muchos años y que falten muchas personas. Vamos que nos une y hace viajar más allá del tiempo.
      Besos,
      Palmira

  • Bárbara - Comer De Todo, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    No hay nada más bonito que transmitir de generación en generación esas recetas que te llevan a la infancia, a la familia..., yo también tengo la suerte de tener en mi memoria recetas y sabores, y cuando las hago es volver a tener 5 o 6 años, volver a ver a mis abuelos...
    Polyanna se está volviedo toda una chef, ya mismo te releva en el blog!

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Dice que no, no me releva en el blog que es mucho esfuerzo y poca gratificación jajaja Pero alguna merienda o postre ya me alegra. siendo cada vez más capaz de manejarse un poco en la cocina. Piensa que como estoy aquí pues mejor va sumando recuerdos viéndome cocinar, que a ver si disfruta muchos años de mis recetas. Y que no me olvide algunas en el blog que las querrá preparar para sus hijos.
      Besos,
      Palmira

  • Rosa, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    Que maravilla!!!!
    Todas mis felicitaciones a Polyanna, las fotos son preciosas y ya imagino también lo ricas que deben de estar estas rosas
    Un gran beso a las dos
    Rosa

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Son sencillas e ideales con preparar con peques o para que peques no tan peques ya las puedan preparar solos. Es muy emocionante verla tan mayor si yo la sigo viendo como un bebé pequeñito e indefenso jajaja
      Besos,
      Palmira

  • Pilar Bernús, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    Qué ilusión poder compartir tus recuerdos familiares con tu hija, realmente tienen un aspecto fantástico y para estos días muy muy indicadas para acompañar el cafelito después de comer o el tecito de la tarde. Un beso grande para las dos

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Creo que estos momentos compartidos, más recordando a su bisabuela de quien apenas tiene recuerdos excluyendo algunas fotos, son regalos para toda la vida y para mis nietos oye ;o)
      Además son el formato ideal para darse un gustito pero sin pasarse que por estas fechas mejor prevenimos que después en enero lloramos jajaja
      Besos,
      Palmira

  • la cuisine de poupoule, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    Humm trop bon j'adore
    Bonne journée Bisous

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Un grand classique!
      Bises,
      Palmira

  • ANA NUALART PAZ, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    Si la receta es rica los recuerdos son preciosos y haber conseguido esa textura como la de tu abuela y además hechos por Polyanna, eso no tiene precio. Muchas felicidades Polyanna, pronto echas a tu madre de la cocina! Jejeje.
    Besos.

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      No creo que me eche más de un momento, porque lo ve la mar de cómodo eso que la comida llene caliente y rica como por arte de magia ;o)
      Pero cada día ya puede preparar más cosas solas que es lo que más le apetece, nada de tener a su madre pesada dando la lata en la cocina. Ya sabes, en casa de herrero, cuchillo de palo jajaja
      Besos,
      Palmira

  • charo, Wednesday 1 December 2021 Répondre

    pues no los hemos hecho nunca en casa, y me parece una receta ideal para hacer una tarde con los niños

    • Palmira, Tuesday 7 December 2021 Répondre

      Es realmente ideal para los más pequeños porque ni el chocolate llega a estar caliente del todo y además como mucho se lamerán las manos para no dejar nada jajaja Y si son algo más grandes disfrutarán mucho preparando SOLOS un dulce vistoso para todos.
      Besos,
      Palmira

Centre de préférences de confidentialité