BONIATOS GRATINADOS CON NATA MONTADA


Creo que de no haber tenido blog nunca me habría animado a cocinar con boniatos más allá de los boniatos asados con nata, de la crema de boniato y de las “patatas” fritas de boniato.

Y la verdad es que habría sido una pena no descubrir maravillas como la tarta salada de hojaldre y boniato o las tortitas de boniato.

La receta de hoy, más sencilla no puede ser. Pero el resultado es espectacular como guarnición de carnes y pescados o sola con una ensalada de temporada.

Si  queréis sorprender a vuestros comensales también es una alternativa perfecta al gratén dauphinois version 2020.

¿Soléis cocinar con boniatos? ¿Cuáles son vuestras recetas favoritas?

¡Feliz semana a tod@s!

BONIATOS GRATINADOS CON NATA MONTADA

Para 3/4 personas

650g de boniatos (los anaranjados)

4 dientes de ajo picados muy finos

2CS** de salvia seca picada muy finita o 1CS** de salvia seca en polvo

120 ml de nata para montar

Sal

Pimienta negra recién molida

Calentamos el horno a 200º con calor ventilado.

Pelamos los boniatos y los cortamos en láminas muy finitas con la ayuda de una mandolina o con un cuchillo bien afilado.

Mezclamos con el ajo picado, la salvia, sal y pimienta negra.

Vamos colocando en una fuente de horno, por capas, tomando la precaución de recoger todos los trocitos de ajo y salvia que se hayan quedado en el bol.

Tapamos con papel de plata y horneamos unos 45 minutos.

Cuando falte poco tiempo para terminar el 1º horneado, montamos la nata bien fría y la salamos ligeramente. La repartimos sobre los boniatos previamente horneados y devolvemos al horno otros 25 minutos más sin tapar, la nata gratinará ligeramente.

Pinchamos para comprobar que los boniatos están tiernos y servimos caliente, templado o frío.

Sencillo pero delicioso.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* Una receta inspirada del libro Ottolenghi The Cookbook con algunas adaptaciones.

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


14 Comments

Leave A Comment

Deja una respuesta

  • kasioles, 10 de marzo de 2022 Responder

    Voy de sorpresa en sorpresa con tu cocina.
    Confieso que nunca he comido boniato.
    Este plato es para mí de lo más novedoso pero, saliendo de tus manos, no dudo de que tiene que estar muy apetecible.
    Cariños.
    kasioles

    • Palmira, 17 de marzo de 2022 Responder

      El boniato lo comíamos con las castañas en noviembre cuando era niña. Pero era antes de ver tanta variedad de recetas con ellos en el blog y de que me llegaran por 5 o 6 cada semana de invierno en la cesta ecológica. Y cuando es así hay que darles salida de la mejor manera posible para no malgastar!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Cuca, 08 de marzo de 2022 Responder

    Yo creo que todas estamos de acuerdo en que abrir un blog nos ha abierto la mente y los fogones a ingredientes y recetas que de otro modo jamás hubieran entrado en nuestras cocinas ¡y lo que nos quede por descubrir! Tu receta de hoy será sencilla pero como bien dices ¡resultona!Me la guardo para el próximo otoño ¡Besos mil!

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      Yo lo creo sinceramente, se nos ha abierto un mundo de posibilidades nuevas en nuestras cocinas y eso sin renegar las recetas más clásicas (de varios países pero clásicas en cada uno).
      Esta en concreto siempre tiene mucho éxito y a mi que se pueda montar en un plis plas me encanta!
      Ya me dirás cuando te animes!
      Besos,
      Palmira

  • Bárbara - Comer De Todo, 07 de marzo de 2022 Responder

    En casa nos encantan los boniatos, Palmira! los comemos más que las patatas, casi.
    Así como los traes hoy no los hemos probado nunca, pero estoy segura que deben ser una delicia!
    Un abrazo y feliz semana!

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      En casa todos seguimos prefiriendo las patatas de toda la vida jajaja Pero oye poco a poco con recetas como esta ya no nos da tanta pena cuando llegan en la cesta eco de la semana jajaja
      Así quedan muy tiernos y sabrosos, ideales como guarnición e incluso plato vegetariano !
      Besos,
      Palmira

  • la cuisine de poupoule, 07 de marzo de 2022 Responder

    Humm comme ça fait envie
    Bonne soirée
    Bisous

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      Un régal!
      Bon mercredi!
      Palmira

  • silvia, 07 de marzo de 2022 Responder

    Pon laPamira, me parece una receta estupenda. Con lo que me gustan a mí los gratinados, se ve buenísimo.

    Poco a poco me estoy poniendo al día en las recetas, un beso.

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      En casa también los gratinados nos gustan mucho, y este en concreto tiene un punto distinto con el boniato tirando a suave y sin queso por encima. Es una manera de gratinar muy interesante, con el mismo espíritu que el gratinado con all i oli por ejemplo aunque de sabor nada que ver.
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, 07 de marzo de 2022 Responder

    Una idea muy original, no solo gratinarlos sino el tipo de gratinado con la nata montada, fíjate que he gratinado así la nata y e han entrado ganas de probarlo.
    Feliz semana.

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      Pues tenía muchas dudas de montar así la nata para después ponerla en el horno que siempre te dicen de montarla con todo muy frío... Y el resultado es impresionante, creo que es de las guarniciones que más he servido este invierno porque además de ser sencillo y rápido de preparar, queda delicioso y ya ves que con casi nada como ingredientes.
      Besos,
      Palmira

  • ANA, 07 de marzo de 2022 Responder

    Al leer "con nata montada" pensé que era una receta dulce, pero llevando ajo va a ser que no, es una receta rica y muy original. La verdad es que pocas veces variamos con los boniatos y hay muchas recetas por hacer.
    Besos.

    • Palmira, 23 de marzo de 2022 Responder

      jajaja pues no es un plato dulce, porque con ajo y sal sabe realmente a plato salado aunque el boniato tenga aquel puntito dulce como la calabaza. Pero te diría que es importante ponerle su cantidad de ajo y sal para que se equilibren todos los sabores al final :o)
      Besos,
      Palmira