TARTA (SALADA) DE BONIATOS


Para el fin de semana, os traigo una tarta salada la mar de original que bien podría ser nuestra cena o la base de un aperitivo de fin de semana.

En la cesta ecológica suelen llegar a menudo boniatos pero después de comer con ilusión unos boniatos rellenos con garbanzos , unas tortitas de boniato y una crema de boniato y zanahoria a Polyanna no es que le hagan mucha ilusión…

Así que viendo esta receta, no me pude resistir, le quité el queso de oveja y la guindilla que no le gustan a Polyanna para adaptar la receta a nuestros gustos.

No es su receta favorita aunque tengo que reconocer que a nosotros nos sorprendió gratamente. Y con esta nueva receta ampliamos nuestro repertorio de recetas con boniato.

¿Cómo soléis cocinar los boniatos? ¿Compartís vuestras recetas con nosotros?

¡Feliz fin  de semana!

TARTA SALADA DE BONIATOS

Para 4 personas

3 boniatos medianos de tamaño parecido

1 lámina de hojaldre (o mejor un hojaldre casero sencillo y rápido)

1 huevo

100g de crème fraîche o nata agria

2CS** de semillas de calabaza

1CS** de aceite de oliva

1 diente de ajo prensado sin el germen

1CS** de perejil picado

2CS** de parmesano rallado

Sal, piment d’Espelette (o pimienta)

Calentamos el horno a 200º con calor ventilado y cocemos los boniatos pasados por agua entre 35 y 45 minutos según su tamaño. Han de cocinarse pero quedando firmes en el centro, hay que ir comprobando con una brocheta el punto.

Dejamos templar un poco y les quitamos la piel. Cortamos en lonchas de ½ dedo.

Mientras se hornean los boniatos, estiramos el hojaldre si es casero (2mm de grosor) y lo cortamos en 4 porciones rectangulares o al estilo pizza según la masa que usemos. Vamos que nos adaptamos para no tirar nada ;o) Pinchamos con un tenedor la masa por todas partes y vamos colocando en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Volvemos a dejar en la nevera unos 30 minutos como mínimo.

Cuando los boniatos están listos, pasamos con una brocha un poco de huevo batido por toda la superficie de la masa. Después untamos con una fina capa de crème fraîche, dejando un borde libre de unos 5mm por los laterales. Colocamos los boniatos, haciendo que se solapen ligeramente. Salamos y espolvoreamos con un poco de piment d’Espelette, las pipas de calabaza y el parmesano rallado.

Horneamos 20/25 minutos, la masa tiene que resultar dorada y muy crujiente.

Durante el horneado, mezclamos el aceite con el ajo prensado, el perejil picado y una pizca de sal. Tan pronto como sacamos las tartas del horno, las pintamos con esta mezcla.

Servimos caliente o a temperatura ambiente, en ambos casos están igual de ricas.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* Ligeramente adaptada del libro de Ottolenghi The Cookbook.

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario