SALSIFÍES CON MANTEQUILLA DE ALCAPARRAS


Desde que hemos tomado la decisión de comprar cestas ecológicas, hemos aprendido a cocinar y comer verduras cuya existencia desconocíamos.

Eso pasó con el apionabo, el tupinambo, los boniatos en menor medida y… ¡los salsifíes! Cuando tuvimos entre manos unos ejemplares me quedé parada mirándolos. Ahora, cuando llegan salsifíes en la cesta 2 o 3 veces al año, ya no me lo pienso y los preparo con esta receta que siempre suele gustar mucho. Inspirado por el gran chef Ottolenghi, es una garantía de éxito.

Ojo, los salsifíes manchan y pegan mucho así que para pelar los salsifíes mejor con guantes y si no tenéis guantes usad alguna bolsa de plástico para no tener contacto directo con la piel.

¿Conocíais esta verdura? ¿Tenéis alguna manera de prepararla?

SALSIFÍES CON MANTEQUILLA DE ALCAPARRAS

Para 4 personas

4 o 5 salsifíes (unos 800g)

El zumo de un limón + el zumo de ½ limón

40g de mantequilla

2CS** de alcaparras en vinagre bien escurridas

2CS** de perejil picado

2CS** de estragón picado

2CS** de eneldo picado

Sal, pimienta

Hervimos una abundante cantidad de agua con el zumo de 1 limón y una buena cantidad de sal.

Mientras pelamos los salsifíes con unos guantes porque os quedarán las manos negraaaaas y los cortamos en 3. Lo aclaramos rápidamente y los cocinamos en el agua hirviendo unos 10 minutos, tienen que quedar tiernos pero manteniendo su textura. Escurrimos y reservamos.

En el momento de comer, calentamos la mitad de la mantequilla en una sartén grande  y cuando empieza a espumar, añadimos los salsifíes y los doramos por todos los lados.

Cuando así sea, añadimos el zumo de medio limón, lo que sobra de mantequilla, las alcaparras y reducimos a fuego fuerte la salsa. Apartamos del fuego, rectificamos de sal y pimienta y terminamos añadiendo las aromáticas.

Servimos bien calentito.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* Una receta muy libremente adaptada del libro de Ottolenghi The Cookbook

**CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


8 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Cristina Pareja, 24 de abril de 2019 Responder

    Los descubrí hace poco y me encantaron. En Francia en fácil conseguirlos, pero aquí aún no los he visto. Tendré que investigar…
    Una gran idea Palmira!
    Besos!!

    • Palmira, 07 de mayo de 2019 Responder

      No te creas que en Francia sea fácil conseguirlos. En lata y de bote si pero su sabor no tiene nada que ver con los frescos. En alguna frutería delicatessen tienen pero en la de barrio olvídate. Eso si, en las cestas de verduras locales caen porque con el clima de la zona tampoco es que crezcan muchas cosas antes de bien entrado el mes de mayo.
      Están muy ricos frescos y eso que recuerdo que estudiante en París hará como 20 años nos lo ponían en el comedor universitario y era un horrroooooor jajaja
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, 17 de abril de 2019 Responder

    Los he visto en muchos libros de horticultura (más que en libros de cocina) pero ni los he cocinado ni los he probado. Bueno, yo creo que ni tampoco los he visto en tiendas. Así que me dejas de lo más intrigada.
    Un beso.

    • Palmira, 18 de abril de 2019 Responder

      Pues si que son bichos raros y eso que son perfectamente comestibles e incluso crecen naturalmente por algunas zonas. Dan mucho juego creo en la cocina pero hay poca literatura al respeto para variar de la receta clásica gratinada con bechamel...
      Besos,
      Palmira

  • La cuisine de poupoule, 17 de abril de 2019 Responder

    Moi je passe mon tour pour aujourd'hui Bonne journée bisous

    • Palmira, 18 de abril de 2019 Responder

      Mais as-tu déjà goûté au salsifi frais ?Rien à voir avec celui de la cantine!
      Bonne journée,
      Palmira

  • Mercedes Caravaca Muñoz, 17 de abril de 2019 Responder

    Tengo curiosidad por verlos al natural porque por aqui no los veo y no se como son.
    Se ven muy ricos. Feliz semana santa. Besos.

    • Palmira, 17 de abril de 2019 Responder

      Son como zanahorias finas y largas, negras negras... Quedan muy ricos así preparados aunque en Francia por ejemplo tienen muy mala fama porque se ponían mucho en los comedores de los colegios en los años 70/80 pero eran de lata y no se parecen en nada a los frescos jajaja
      Besos y feliz semana santa,
      Palmira