MERMELADA DE KIWI & LIMÓN


Hace unas semanas compartía con vosotros nuestra mermelada de kiwi y fruta de la pasión y antes de que se acabe la temporada de los kiwis locales, quería compartir esta segunda mermelada que preparamos el pasado invierno y que nos gustó mucho.

Aquí hemos combinado dos productos en su mejor momento para una mermelada super golosa y con mucha chispa.

Un detalle importante:  es una mermelada que cuaja mucho así que ojo con la cocción para qune no os quede muy espesa ;o)

¿Habéis probado ya mermelada de kiwi? ¿Os animáis?

¡Feliz semana a tod@s!

Mermelada de Kiwi & Limon

Para aproximadamente 4 botes

1,1kg de kiwis pelados y cortados en medias lunas finas

450g de manzanas enteras, con piel, sin corazón y cortadas como el kiwi

1 limón ecológico o sin tratar

860g de azúcar para mermeladas

Pelamos los kiwis, los cortamos en media lunas y lonchas finitas. Hacemos lo mismo con las manzanas pero conservando su piel. Añadimos la piel rallada muy finita del limón y la carne del limón cortada en trocitos (sin parte blanca).

Mezclamos los kieis, el limón y la manzana con el azúcar para mermeladas.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*.

Si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma. Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Tal vez te apetezca también


10 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Marhya, 05 de marzo de 2019 Responder

    ¡Qué original!!! Muy buena idea, tiene que estar riquísimo.
    Besos.

    • Palmira, 08 de marzo de 2019 Responder

      Es muy sencilla pero resulta de lo más rica!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Su, 05 de marzo de 2019 Responder

    Pues tiene que tener un punto acidín rico... Eres un portento con las mermeladas. Un besote.

    • Palmira, 08 de marzo de 2019 Responder

      Tiene una chispa deliciosa pero sin acidez que me chifla especialmente en las mermeladas que muchas veces son excesivamente dulces.
      Me alegro que te guste la idea!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 04 de marzo de 2019 Responder

    Es una rica mermelada, yo la hago parecida y es un éxito. La ralladura de limón le da un sabor que me encanta.
    Besos.

    • Palmira, 08 de marzo de 2019 Responder

      La ralladura de limón es maravillosa porque aporta todo el punto cítrico del limón pero sin la escesiva acidez del zumo. En dulce como en salado me chifla!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Miquel, 04 de marzo de 2019 Responder

    Otra buena mermelada para tu fantástica colección.
    Feliz semana

    • Palmira, 08 de marzo de 2019 Responder

      Es lo bueno de esta colección, no tiene límites ;o)
      Peto y feliz fin de semana,
      Palmira

  • charo, 04 de marzo de 2019 Responder

    una mezcla bien curiosa, como todas las que tú haces, y que seguro que queda exquisita. Yo hace siglos que no hago mermelada, es algo que tendré que remediar

    • Palmira, 08 de marzo de 2019 Responder

      En casa me gusta mucho la ralladura de limón, es fantástica para darle chispa a cualquier plato dulce o salado y especialmente a las mermeladas que por esencia son dulces!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira