MERMELADA DE KIWI & FRUTA DE LA PASIÓN


Ya sabéis que en casa preparamos mermeladas a lo largo del año, disfrutando de la mejor temporada de cada fruta. Hace unos días, aprovechando un magnífico lote de kiwis franceses en el mercado nos lanzamos a preparar una mermelada con toque exótico, combinando el kiwi con puré de fruta de la pasión que teníamos muerta de risa olvidada en la nevera.

El resultado nos gustó tanto que decidí compartirla con vosotros para que podáis disfrutar tanto como nosotros.

Un detalle: ojo que es una mermelada que cuaja mucho así que ojo con la cocción para que no os quede dura como piedra.

¡Feliz miércoles!

Mermelada de Kiwi & Fruta de la Pasion

Para unos 4 botes

1,1kg de kiwis pelados y cortados en medias lunas finas

550g de puré de fruta de la pasión

800g de azúcar para mermeladas

Pelamos los kiwis, los cortamos en media lunas y lonchas finitas.

Mezclamos con el azúcar para mermeladas y el puré de fruta de la pasión.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*.

Si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma. Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Tal vez te apetezca también


8 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Marhya, 31 de enero de 2019 Responder

    ¡Qué exótico! Y seguro que riquísimo, tienen que estar estupenda. Y me da que para rellenar galletas caseras tiene que ser una pasada.
    Besos.

    • Palmira, 31 de enero de 2019 Responder

      Para rellenar galletas, untar tostadas o endulzar yogures no duraron mucho los botes que preparé. Me quedé corta porque no sabía si nos iba a gustar jajaja
      Besos,
      Palmira

  • rosa, 30 de enero de 2019 Responder

    tus mermeladas son lo más de lo más !! esta tiene que saber a gloria
    Un gran beso
    Rosa

    • Palmira, 31 de enero de 2019 Responder

      Estaba muy rica, El fallo que tuve es que preparé poca porque no sabía si nos iba a gustar o no jejeje Error error ;o)
      Besos,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 30 de enero de 2019 Responder

    Qué original sabor con estas frutas, algo muy distinto a lo que encontramos en las tiendas, mermeladas a nuestro gusto y con el punto dulce que queramos.
    Besos.

    • Palmira, 31 de enero de 2019 Responder

      Es lo bueno que tiene la cocina casera en general, es que la puedes adaptar a tus gustos y las combinaciones de sabores son más allá del infinito ;o)
      Me alegro que te guste,
      Besos,
      Palmira

  • Eva, 30 de enero de 2019 Responder

    Em sembla increïble la varietat de melmelades que arribes a fer! aquesta, com no, ni l'havia vist ni provat enlloc, però ben a gust ho faria ;). Petonets!

    • Palmira, 31 de enero de 2019 Responder

      Són d'aquestes combinacions que surten del que tens a mà un dia i penses:això hauria de funcionar ... Ho intentes i quan surt tant bé és una gran satisfacció!!!
      Petons i bon cap de setmana,
      Palmira