Costilla de cerdo al estilo vietnamita (5)

Cuando era pequeña, solía pasarme los dos meses de verano en casa de mis abuelos, ya que ellos vivían en el campo y allí había mucho espacio para jugar, reír y descansar de la vida en un piso en plena ciudad.

 

En casa de mis abuelos, casi siempre caía alguien más o menos a la hora de cenar o de comer y varias veces a la semana éramos ¡10 o 12 comensales! Algo que me parece totalmente impensable, ya que en casa no sé dónde pondríamos tanta gente ;o)

 

Así que mi abuelo (muchas veces cocinaba él) y mi abuela (preparaba entrantes y postres) tenían miles de recetas, sencillas y bien de precio, perfectas para satisfacer estas grandes asambleas de amigos y familiares.

 

Entre estas recetas, algunas más “originales” las aprendieron de sus vecinos, ya os hablé del Cuscús Vegetal o de los Nems Vietnamitas. Así que este verano, aproveché algunos días de vacaciones con mi abuela para pedirle la receta de un plato que no había comido en 10 años, las costillas de cerdo al estilo vietnamita. Se sorprendió que me recordara de esta receta, pero no se cortó y la preparamos juntas. Al comer el plato, rejuvenecí 20 años, a tal punto que mientras comía mi marido le dijo: “Tienes la cara de una niña pequeña, ¡es increíble!”.

 

Así que al volver a casa, no me pude aguantar y la volví a preparar para pesar y medir ingredientes… y le traje una ración a mi madre para ver si sabía tan bien como el que prepara su madre. Como la respuesta fue que así era, con mucha emoción, comparto con vosotros esta receta, tan sencilla e importante para mí.

 el pucherete de mari

Me parece perfecta para celebrar el primer cumpleblog del Pucherete de Mari, que nos invita a preparar una receta que nos traiga recuerdos… ¡vaya, cuantos recuerdos en este plato!

 

Y tú, ¿tienes una receta llena de recuerdos?

 Costilla de cerdo al estilo vietnamita (9)

COSTILLA DE CERDO

AL ESTILO VIETNAMITA

para 5/6 personas

 

1,5kg de costilla de cerdo

(cortada en trocitos pequeños del tamaño de un bocado, mis trozos favoritos son lo que tienen algo de cartílago)

50g de harina

1 litro de agua filtrada

3 dientes de ajo grandes

½ ramito de cilantro

½ ramito de cebollín

2cc* de aceite de girasol

4CS** de nuoc mam***

 

Calentamos el aceite de girasol y doramos los trocitos de costilla de cerdo por todos los lados, hasta que estén muy bien dorados.

Vertemos la salsa nuoc mam y mezclamos.

Mezclamos la harina con el agua hasta que no queden grumos y lo vertemos sobre la carne. Mezclamos bien, añadimos el ajo pelado y toscamente picado.

Dejamos cocer a fuego suave durante unos 45/50 minutos, mezclando de vez en cuando para comprobar que no se nos pegue.

Está listo cuando la carne está tierna y la salsa espesa (como unas natillas)****.

En el momento de servir, espolvoreamos con el cebollín y el cilantro limpiados y picados.

Servimos bien caliente con un arroz basmati cocido al vapor.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

*** El nuoc mam es una salsa típica de la cocina asiática para salar los alimentos. Es el resultado de una fermentación de pescado con sal y agua y tiene un olor fuerte aunque su sabor es uno de mis favoritos. Ya hablé de este producto en la receta de los nems vietnamitas. Si no quieres usarla, puedes echar salsa de soja o salsa para rollitos de primavera, es algo distinto pero puede ser una opción.

**** Si deseamos aligerar el plato, podemos desgrasar el plato, dejando que se enfríe una noche en la nevera, quitamos la capita de grasa que se forma en la superficie y volvemos a calentar antes de echarle las aromáticas picadas.

 Assiettebis.png