POR FIN… ¡VACACIONES A LA VISTA!: COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

Por fin han llegado las tan ansiadas vacaciones ;o) Las primeras semanas del mes de Julio han pasado volando y por fin toca cerrar las maletas, cortar el agua y el gas y subirse al coche.

 

Antes de despedirme, quería compartir un postre que nos ha acompañado a lo largo del pasado verano y que ha tenido mucho éxito entre nuestras visitas: un cobbler de melocotón, una tarta con muuucha fruta y en lugar de tener masa por debajo, unos trozos de masa por encima, el estilo crumble pero más suave y creo que todavía más sencillo de preparar. Os puedo asegurar que con helado de vainilla o un toque de crème fraîche es tentación en estado puro.

  

  

Por los que sigáis buscando ideas para cocinar este verano, os dejo varios índices de recetas de temporada que os pueden servir de inspiración.  Seguro que entre las recetas con calabacín, las con tomate, las con melocotones, las sopas y cremas frías, las mermeladas, las ensaladas, las tartas saladas y los helados algo os apetecerá :o)

 

Y ahora sí, con los deberes hechos, me despido y cuelgo el cartel de…

 “Cerrado por vacaciones”

 

¡Feliz verano a todos y felices vacaciones para quienes os toque!

POR FIN… ¡VACACIONES A LA VISTA!: COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

Para 4/6 personas

Para la base de frutas

6 melocotones hermosos maduros pero firmes

20g de maicena

1 buena pizca de flor de sal

25g de azúcar moreno

3CS* de bourbon o whisky

Para el cobbler

175g de harina

50g de azúcar moreno

2cc** de levadura tipo Royal

¼ cc** flor de sal

95g de mantequilla

145g de nata líquida (usé 12% MG)

Para la base de frutas

Pelamos los melocotones y los cortamos en 4 y después cada cuarto por la mitad para obtener unos dados de tamaño similar.

En una fuente de horno (donde vamos a servir el cobbler) previamente engrasada, mezclamos todos los ingredientes de la base de frutas y dejamos macerar unos 30 minutos a  temperatura ambiente. Este etapa no es indispensable pero si mejora la melosidad de la fruta.

Para el cobbler

Mezclamos la harina con la levadura, la flor de sal, el azúcar moreno. Añadimos la mantequilla bien fría cortada en daditos y mezclamos para obtener una masa arenosa donde los trocitos de mantequilla están repartidos.

Añadimos la nata líquida y mezclamos lo justito hasta integrar los ingredientes pero sin amasar para que la masa no se quede dura.

Reservamos en la nevera.

Para servir

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Horneamos los melocotones preparados durante unos 30/35 minutos hasta que empiecen a confitarse. Si veis que toman color muy rápido, los podéis tapar con papel de plata.

Al cabo de este tiempo, vamos formando con las manos unas bolas de masa de cobbler y las vamos repartiendo por encima de la fruta.

Volvemos a meter en el horno durante unos 30/40 minutos, sabréis que está listo cuando el cobbler tiene un bonito color dorado. Y el olor lo dejará muy claro :o)

Sacamos del horno y dejamos reposar unos 15 minutos para que los jugos tomen cuerpo y servimos templado con una bola de helado de vainilla o crème fraîche, como más nos apetezca.

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café