MERMELADA DE RUIBARBO & NARANJA DULCE


Con las vacaciones de Abril, en casa disfrutamos de algunos días libres extra para ir al campo a cosechar frutas y verduras. La estrella de esta época es el ruibarbo, ya sabéis cuanto disfruto de tenerlo ahora tan a mano después de oír hablar de él de lejos tantos años ;o)

Nos encanta en tartas sencillas o más sofisticadas con fresas, en scones para merendar o en helado para disfrutar. Incluso me he vuelto adicta a él en ensaladas saladas.

Pero la mejor manera de poder disfrutar de él a lo largo del año es de preparar ricas mermeladas de ruibarbo. En la que comparto hoy, lo he combinado con las últimas naranjas dulces de la temporada. El punto cítrico le sienta muy bien al ruibarbo, al igual que en la mermelada de ruibarbo y jengibre.

¿Has podido probar alguna vez el ruibarbo? ¿Qué te ha parecido?

MERMELADA DE RUIBARBO & NARANJA DULCE

Para unos 6 botes según su tamaño

950g de ruibarbo preparado y cortado en trocitos de 1 cm de largo

950g de naranjas dulces peladas, sin piel blanca y cortadas en trozos de 2 cm

La piel rallada de 1 naranja ecológica o sin tratar

1kg de azúcar para mermelada

1 sobre de pectina (opcional)

Mezclamos los trozos de naranja con el ruibarbo, la piel rallada de la naranja y el azúcar y dejamos macerar unas horas, mezclando de vez en cuando hasta que se forme como un almíbar con el azúcar.

(Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. Si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma.

Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

** Pasteurizar mermelada casera:

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Tal vez te apetezca también


4 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Anna Pigarda, 24 de abril de 2019 Responder

    Has pensat en escriure un receptari amb totes les teves melmelades? Jo el compraria!. Quines combinacions més delicioses que fas! Aquesta amb ruibarbre -el vaig poder tastar a la Provença- i taronja ha d'estar per llepar-se'n els dits!! Ja tinc ganes de veure amb quina nova combinació ens sorprens aviat. Una abraçada!

    • Palmira, 07 de mayo de 2019 Responder

      Ho tinc pensat però com que l'edició digital no és lo meu encara ho estic pensant :o) Potser quan algú m'ajudi m'hi ficaré a tope com diu la Polyanna.
      El ruibarbre és fantàstic, dona molt de joc a la cuina i a les melmelades és la favorita de la nena amb els gerds.
      No et preocupis que idees no em falten, de moment!
      Petons,
      Palmira

  • Rosa, 23 de abril de 2019 Responder

    Deliciosa combinación. Sin dudarlo te nombro reina de las confituras y con nota de Sobresaliente alto.
    Un gran beso
    Rosa

    • Palmira, 24 de abril de 2019 Responder

      ¡Muchas gracias Rosa! Pero me voy a poner colorada ;o) Ya sabes que lo mío con las mermeladas es de lo más adictivo. Cada año pienso que no se me va a acudir ninguna idea de combinación nueva. Pero no es así, cada año nuevas ideas fluyen y no puedo impedir probarlas jajaja
      Besos,
      Palmira