SEGUIMOS CON NUESTRO RETO 100% PROTEÍNA VERDE/VEGETAL: TABULÉ DE MIJO Y CACAHUETES

Parece mentira pero ya vamos con la 4ª entrega de nuestro reto Proteína Verde, cuyo objetivo es intentar daros pistas para menús completos y nutricionalmente equilibrados para quienes quieran limitar o prescindir de las proteínas animales.

La propuesta de hoy es un rico tabulé pero revisitado con mijo que tiene un alto poder nutritivo y cacahuetes, que son una fuente de proteína vegetal muy interesante aunque mejor no abusar de ellos debido a su alto contenido en grasas.

 

La propuesta de hoy es vegana y vegetariana, pero si la queréis completar para un menú más habitual le podéis añadir una pechuga de pollo asada por ejemplo o atún y quedará muy rica también.

 

Sin más os dejo con la receta, que esta noche una princesita está de vacaciones y me queda mucho por terminar :o)

 

¡Feliz fin de semana a todos y si queréis ver todas las propuestas 100% Proteína Verde del blog podéis pinchar aquí!

SEGUIMOS CON NUESTRO RETO 100% PROTEÍNA VERDE/VEGETAL: TABULÉ DE MIJO Y CACAHUETES

TABULÉ DE MIJO Y CACAHUETES

Para 4 personas

 

200g de mijo

2CS* de uvas pansas

2CS* de arándanos secos

12 dátiles tiernos

2 cebolletas tiernas

3 zanahorias medianas

2CS* de cacahuetes sin tostar sin sal

1 lima o 1 limón ecológicos para poder usar la piel

3CS* de menta picada

1CS* de miel

Sal, pimienta

1 cc** de canela

½ cc** de jengibre en polvo

Sal, pimienta

1cc* de aceite de oliva

 

Empezamos cocinando el mijo. Lo aclaramos en un colador bajo agua fría hasta que quede bien limpio. Hervimos 400 ml de agua filtrada con una buena pizca de sal y cuando así sea, vertemos el mijo y bajamos el fuego al mínimo. Dejamos que se haga durante unos 15/20 minutos, hasta que ya no quede agua. Paramos el fuego y tapamos durante 5/10 minutos para que acabe de hacerse. Al cabo de este tiempo, con un tenedor y suavemente, desgranamos el mijo y lo dejamos volver a temperatura ambiente.

 

Mientras tanto, quitamos el hueso de los dátiles y las cortamos en trocitos. En una ensaladera, combinamos los dátiles con las uvas pansas y los arándanos y reservamos.

 

En una sartén con 1cc** de aceite de oliva, salteamos la cebolleta picadita con pizca de sal hasta que empiece a tomar color. Entonces añadimos las zanahorias peladas y cortadas en daditos y cocinamos hasta que estén tiernas.

 

Añadimos los cacahuetes y espolvoreamos con el jengibre y la canela, ajustamos de sal y pimienta y añadimos la miel a fuego fuerte. Mezclamos bien unos 5 minutos para que se caramelicen los ingredientes. Reservamos.

 

En la ensaladera de los frutos secos, añadimos el mijo desgranado y el salteado de zanahoria, añadimos la piel rallada de la lima y su zumo, la menta picada y mezclamos delicadamente. Dejamos reposar a temperatura ambiente para que se vayan combinando sabores hasta que esté fría y la guardamos en la nevera por lo menos 4 horas antes de servir si la queremos bien fresquita.

 

Lo bueno de este tabulé es que está muy rico frío casi helado pero también templado para el otoño, así que tenéis tiempo para ir probándolo.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café