Crostatine di marmellata (14) - copia

Si hay una tarta que se ve en todas las pastelerías, tiendas de pasta fresca, carnicerías,… de Lodi es la crostata alla marmellata. Cada tienda le da una forma distinta pero la base es la misma, una masa crujiente que hace miguitas y un relleno de mermelada, decorada o no dependiendo de cada lugar.

 

Me gustaron por lo sencillas que eran, así que me apeteció prepararlas en casa, dándoles un toque más “natural” usando harinas más integrales que la habitual, espelta que es una base perfecta en repostería y harina de castaña para el toque otoño/invierno a juego con la mermelada de naranja.

 

La tarta no tiene dificultades (¿tal vez esperar que se enfríen?) pero algún detalle le aporta mucho… Por ejemplo, no os olvidéis del bicarbonato en la masa, es el quien permite aligerar la masa en grasa pero conservando el toque crujiente y que se haga migas intacto. Así que no os asustéis si os parece que la masa una vez extendida queda muy fina, en esto está la gracia del asunto, ya cogerá el volumen necesario en el horno.

 Crostatine di marmellata (15) - copia

Puede ser una tarta divertida para preparar con peques, ya que los diseños más personales tienen su lugar, más originales que el simple enrejado… Estando en una fase voluntariamente positiva, preparé la versión del yin y del yan :o)

 

Además, lo bueno de esta receta es que puede servir de base a muchas más, una versión que me encanta es la de albaricoques, en cuyo caso en la masa en vez de piel de naranja añado un poco de vainilla en polvo o la de fresas añadiendo un poco de pimienta rosa en la masa :o)

 

¿Ya sabéis que versión os gustaría más?

 

Con esta receta participo al concurso que organizan Els Fruits Saborosos este mes y que nos invitan a preparar un Pastís, ¡con mermelada claro!

 Crostatine di marmellata (3) - copia

CROSTATINE ALLA MARMELLATA

TARTALETAS DE MERMELADA DE NARANJA

INTEGRALES CON HARINAS DE CASTAÑA Y ESPELTA

Para 3 tartaletas decoradas o 4 sin decorar

 

Para la masa

20g de harina de castaña

115g de harina de espelta semi integral

½ cc** de bicarbonato

45g de margarina vegetal sin hidrogenar

1 pizca de sal

35g de azúcar moreno

La piel rallada de media naranja ecológica

1CS* de leche aproximadamente + 1 poco para dorar las tartaletas

 

Para montar las tartaletas

200g de mermelada de naranja (o la que más nos guste)

 

Para la masa

Mezclamos las harinas de espelta y castaña con la sal, el azúcar moreno y el bicarbonato, añadimos la margarina en trocitos, la piel de naranja rallada y vamos mezclando hasta obtener una textura arenosa.

En este momento, añadimos un pelín de leche para poder formar una masa suave y lisa, que no quede muy dura. La separamos en 4 porciones de peso idéntico y las envolvemos en papel film.

Reservamos en la nevera 30 minutos como mínimo.

 

Para montar las tartaletas

Extendemos las bolitas de masa hasta obtener una oblea bastante fina (la masa se trabaja muy bien) y vamos forrando los moldes individuales que hemos escogido, 3 si vamos a decorar las tartas o 4 si no las vamos a decorar.

Pinchamos con un tenedor la base de las tartaletas y las rellenamos con la mermelada de naranja.

Con la última bola de masa, vamos cortando tiras del tamaño de nuestras tartaletas y las disponemos en enrejado sobre la mermelada, apretando en los bordes para que se peguen.

Con una brocha de cocina, pincelamos toda la masa aparente (o sea el enrejado + los bordes) con un poco de leche mezclada con sirope de agave o miel para dorarlas.

Horneamos con el horno caliente a 180º durante 10 minutos y 30 minutos más a 160º, sacamos del horno y dejamos templar unos 10 minutos antes de desmoldar y de dejar enfriar sobre una rejilla de repostería.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

Assiettebis.png