GALLETAS DE LIMÓN & SEMILLAS DE AMAPOLA


Apenas hemos empezado el mes de Noviembre y ya llevo varias semanas viendo ideas de menús navideños en la red

Todavía me parece pronto para ello pero he decidido ir compartiendo cada miércoles hasta finales de Diciembre recetas de galletas que podrían perfectamente encontrar un hueco en vuestras cestas navideñas si os animáis a prepararlas caseras.

Y de no ser así son ideales para servir con un buen té o un café después de salir a pasear un rato :o)

Las galletas de hoy llevan una combinación de ingredientes que me gusta mucho: limón y semillas de amapola. En versión bundtcake es un dúo que me fascina pero os puedo asegurar que en plan galleta es una delicia.

¿Qué os parece ir contando los días hasta Navidad horneando galletas?

¡Feliz miércoles!

Galletas de limón y Semillas de Amapola

Una buena cantidad

dependiendo del tamaño de las galletas

Para las galletas

125g de mantequilla a temperatura ambiente

165g azúcar glas

1 yema de huevo grande

1 pizca de sal grande

1cc* de extracto de vainilla

La piel rallada de un limón grande

125g de harina

40g de semillas de amapola

Para el glaseado de limón

125g de azúcar glas

1 ½ CS*** de zumo de limón

1 poco de piel de limón ecológico rallada muy finita (opcional)

Para las galletas

Batimos la mantequilla con la K de la batidora hasta que la mantequilla tenga una textura suave.

Entonces añadimos el azúcar glas y batimos de nuevo hasta que la masa esté homogénea.

Ahora le toca a la yema. Y cuando esté integrada, les toca a la piel rallada de limón, la vainilla y la sal.

A velocidad mínima vamos añadiendo la harina en 2 o 3 veces pero sin batir mucho, lo justito para que se integren todos los ingredientes.

La estiramos a 3-4 mm de grueso entre dos hojas de papel film y dejamos enfriar en la nevera por lo menos 30 minutos (o mejor una noche si podemos).

Cuando estemos para preparar las galletas, forramos una bandeja de horno con papel vegetal.

Cortamos las galletas con los cortapastas que más nos gusten y las vamos colocando en la bandeja, dejando un poco de espacio entre ellas. Reservamos en la nevera el tiempo de tener el horno caliente.

Horneamos unos 12-15 minutos con horno precalentado a 180º con calor ventilado.

Dejamos que se enfríen un poco antes de pasarlos en una rejilla para que terminen de enfriarse por completo.

Para el glaseado de limón

Mezclamos el azúcar glas añadiendo poco a poco el zumo de limón hasta obtener la textura de un glaseado ligero. Con una brocha de repostería, pintamos las galletas y decoramos con un poco de ralladura de limón antes que se seque el glaseado.

Guardamos en una caja hermética bien cerrada.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


12 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • chus, 08 de noviembre de 2018 Responder

    Esas galletas se ven divinisimas con las semillas de amapola , con lo que me gusta el limon en los postres no dudo lo mas minimo que esten de rexupete uummmm.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Cada día me gustan más los dulces con limón y estas galletas no están de vicio, sino lo siguiente :o)
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Comer especial, 07 de noviembre de 2018 Responder

    Hola, Palmira:

    Qué maravilla de galletas has preparado. Además, con ese glaseado de limón me has ganado. ¡Tienen que estar de vicio! Vamos, para empezar y no parar.

    Besos, guapa.

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Hola guapa! Las galletas me pueden pero las de limón son un peligro porque empiezo con una y dejo la caja bien limpia. El glaseado de limón es sencillo pero les da una magia especial a estas galletas!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Rosa, 07 de noviembre de 2018 Responder

    Que delícia estas galletas y además de limón, me encantan!!!, a ver si me animo, pk la verdad es que casi nunca hago galletas.
    Prepararlas cuando hay niños en casa es un regalo, sobre todo en época navideña, se lo pasan bomba y nosotras también jejeje.
    Un gran beso
    Rosa

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Para Navidades suelo regalar cestas navideñas con cositas hechas en casa mermeladas, pan de especias y un surtido de galletas por todo lo alto, procurando combinar clásicos de siempre como los polvorones y cosas nuevas que me apetecen probar.
      Así que si te acercas a mi casa en diciembre verás galletas por todas partes jajaja
      El resto del año procuro no preparar mucho porque sino nos las zampamos en un momento ;o)
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Marhya, 07 de noviembre de 2018 Responder

    ¡Que buena combinación! Se me han antojado, jo, a esta hora me comía un par más a gusto... que no veas. ;-)
    Me la guardo bien guardada para probar.
    Besos.

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Me alegro que te gusten, estas galletas tienen peligro porque quedarse con sólo 2 es todo un reto jajaja
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • Cuca, 07 de noviembre de 2018 Responder

    Tienen una pinta fantástica. Al verlas he pensado automáticamente en la navidad. y sí, aún es un poco pronto para meternos de lleno en las recetas, pero tu iniciativa me ha gustado ¡Besos mil!

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Es que las estrellitas nos hacen pensar en las Navidades... o será porque en las calles ya han puesto las luces y en las tiendas los juguetes!?
      Las recetas puramente navideñas tampoco me apetecían pero unas ricas galletas siempre apetecen, ¿verdad?
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • La Cocinera de Bétulo, 07 de noviembre de 2018 Responder

    Me encantan las galletas con ese sabor que da la piel rallada de limón, si además llevan glaseado de limón y semillas de amapola imagino que es un plus irresistible.
    Besos.

    • Palmira, 08 de noviembre de 2018 Responder

      Es que no sé porque pero las semillas de amapola pegan de maravilla con el limón y su puntito crujiente delicado me chifla.
      Además que el glaseado pese a ser muy sencillo vuelve estas galletas completamente adictivas!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira