PAIN D’ÉPICES A LA MARMELADE D’ORANGES DE CHRISTOPHE FELDER EN CONSERVE !!!


Cette recette a été publiée originellement sur Come Conmigo le 14/12/2015.

Du pain d’épices en conserve ? Qui se conserve longtemps moëlleux et parfumé ? Oui, c’est exactement ce que je vous propose aujourd’hui !!

Voici plusieurs mois maintenant que je travaille sur ce post afin de pouvoir vous donner plein de renseignements et avoir du recul sur le fonctionnement et la bonne conservation avec la mise en bocal de certains gâteaux.

Il y a près de 15 mois j’ai commencé à faire plusieurs essais avec des pâtes à gâteaux que nous aimons bien à la maison. Du coup, vue la période de l’année, je vous propose le pain d’épice à la marmelade d’orange de Christophe Felder. Il est délicieux et très parfumé, tous mes goûteurs ont adoré et réclamé la recette.

Vous trouverez toutes les étapes en photos du processus après la recette du pain d’épices. Alors, que vous semble cette méthode pour remplir vos paniers gourmands de fin d’année ?

PAIN D’ÉPICES A LA MARMELADE D’ORANGES DE CHRISTOPHE FELDER EN CONSERVE !!!

Aujourd'hui...

PAIN D’ÉPICES A LA MARMELADE D’ORANGES DE CHRISTOPHE FELDER* EN CONSERVE !!!

Pour 2 gros pains d’épices format moule à cake familial

Ou 5 pots à confiture et 2 petits moules à cake

335g de marmelade d’orange

400g de miel

180g de cassonade

300g de farine de seigle

100g de farine T80

22g de levure chimique

4 oeufs

175g de lait

20 g d’épices à pain d’épices

160g de beurre

Mélanger la cassonade, le sucre, les farines, la levure chimique et les épices.

Ajouter la confiture et le miel légèrement chauffés et liquides.

Ajouter un à un les œufs, le lait et le beurre fondu refroidi.

Verser la pâte dans deux moules beurrés et légèrement farinés. Faire cuire à 180° pendant 40/45 mn environ. Piquer à cœur avec une brochette pour vérifier la cuisson.

Démouler et laisser refroidir sur une grille.

Envelopper de papier film pour que le pain d’épices reste bien moelleux et développe ses arômes. Il est encore meilleur au bout de 24 h :o)

Il se conserve bien et peut même se congeler en tranches.

 Si vous optez pour le mettre en conserve, voici les étapes à suivre. C’est parti !

Laver et ébouillanter des pots en verre avec col large (pour le démoulage !) et des couvercles neufs ou en très bon état (c’est essentiel).

Graisser les pots avec du beurre ou encore mieux, du spray démoulant et repasser un coup au pinceau pour que tout soit harmonieusement réparti :

Verser la pâte jusqu’à 2 centimètres du haut des pots en évitant de mettre de la pâte partout sur le pas de vis (indispensable pour que le vide puisse se faire correctement le moment venu).

Je me sers du même entonnoir que pour les confitures pour m’aider dans cette étape :

Enfourner pour 40 minutes à 180º chaleur tournante, vérifier la cuisson avec une pique qui doit ressortir propre et sèche.

Dès que vous sortez les pots du four, les fermer aussitôt avec leur couvercle et les mettre à refroidir la tête en bas. Il faut faire vite car plus les pots sont chauds meilleure sera la qualité du vide et donc la conservation.

Ne vous inquiétez pas si vos pains d’épices dépassent un peu du pot à confiture, au contraire, si c’est léger en appuyant pour fermer le couvercle cela réduira encore l’air disponible dans le pot et favorisera une longue conservation.

Et s’ils ont vraiment débordé, découper l’excédent avec un couteau scie.

Quand les pots ont complètement refroidi, le centre du couvercle est légèrement enfoncé ce qui montre que le vide s’est fait correctement.

Au vu de mes tests, nous avons gardé des pains d’épices ainsi préparé jusqu’à 13 mois sans noter de différences de goûts et de textures. Mais 6 mois de conservation me paraissent plus raisonnables :o)

Bon profit!

Quelques petits details qui comptent…

* La recette d’origine vient d’un magazine découpé avec la recette de Christophe Felder, que j’ai un peu modifiée au fil du temps (ou de ce que j’avais sous la main!).

Encore un petit creux


20 Comments

Leave A Comment

Laisser un commentaire

  • Mireia, Saturday 2 January 2016 Répondre

    Este bizcocho/pan me ha enloquecido desde que lo conozco. Las veces que paso por Francia y voy a los mercados, lo venden en casi cada paradita y son carísimos... Qué bien poder hacerlo en casa, porque todas las recetas que he encontrado en internet son muy complejas y necesitan hasta levado pero a mi me gusta más estilo bizcocho dulce que no pan. A mi también me encanta regalar cosas que se puedan comer y a la gente siempre la hace feliz... En mi amigo invisible de navidad le regalé un paquete de cookies caseras y le encant:D
    Me ha flipado lo de los carquiñolis de tomate seco, qué pasada!!
    Feliz año guapa!!

    • Palmira, Tuesday 5 January 2016 Répondre

      Este método es una pasada, y ves que la receta no tiene ninguna dificultad.
      Es que los regalos caseros siempre triunfan, no tienen precio!
      Besos,
      Palmira

  • Mireia, Saturday 2 January 2016 Répondre

    Este bizcocho/pan me ha enloquecido desde que lo conozco. Las veces que paso por Francia y voy a los mercados, lo venden en casi cada paradita y son carísimos... Qué bien poder hacerlo en casa, porque todas las recetas que he encontrado en internet son muy complejas y necesitan hasta levado pero a mi me gusta más estilo bizcocho dulce que no pan. A mi también me encanta regalar cosas que se puedan comer y a la gente siempre la hace feliz... En mi amigo invisible de navidad le regalé un paquete de cookies caseras y le encant:D
    Me ha flipado lo de los carquiñolis de tomate seco, qué pasada!!
    Feliz año guapa!!

  • Nenalinda, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    Hace años que vi esta forma de conservar los bizcochos lo hice pero no lo he vuelto a poner en practica en casa nos gustan los bizchocos recien horneados y asi no tuvieron mucho exito ,
    Ese pan de specias seguro esta de vicio y como solo me gustara a mi en casa igual me animo y hago unos cuantos para regalar y guardar,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaa.

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      Es cierto que todos los bizcochos no salen bien con este método de conservación... te digo, de las pruebas que he hecho no todas han sido aprobadas, y eso que eran con bizcochos que nos gustan en casa. Pero te puedo asegurar que este pan de especias recién horneado o después de 6 meses tiene el mismo sabor e incluso ha mejorado por la difusión del sabor de las especias.
      Besos,
      Palmira

  • silvia, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    hola!! lo primero darte las gracias por tus comentarios y visitas y lo segundo que me quedo a merendar, jeje menudito bizcocho, pero lo que me gusta mucho es la mermelada de naranjas amargas. Y el método de conserva de los bizcochos me lo agencio, porque lo encuentro ideal, tendré que probarlo. Muchas gracias, Silvia.

  • Morguix, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    ¡Qué idea tan genial!.No sólo para regalar, sino para tener en casa y sacarlos cuando nos apetezca un bizcocho y no tengamos tiempo de prepararlo.
    Hace tiempo los vi en un foro de cocina en el que participaba, pero nunca los hice. Tengo que animarme.
    Y el pan de especias me parece una auténtica delicia, sobre todo con el toque de la naranja amarga.
    Un besote.

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      a mi me encanta llevarme un par cuando salimos de viaje porqué cuando ya llevas más de 6 horas en el coche, una pausa con un bizcocho casero apetece si o si, ¿Verdad?
      Besos,
      Palmira

  • Eva, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    M'has deixat totalment al.lucinada! Mai a la vida se m'havia passat pel cap fer una conserva de bescuit, quina canya de proposta!! gràcies per compartir-la, un petonàs!

  • Miguel, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    Bien bueno y aromático este bizcocho y genial idea para conservarlos¡¡
    Bss

  • Sofía, Tuesday 15 December 2015 Répondre

    Nunca se me había ocurrido y es una buena opción para cuando no tienes preparado nada para el desayuno, siempre es bueno tener uno a buen recaudo, besos
    Sofía

  • ANABDN, Monday 14 December 2015 Répondre

    Alguna vez había leído algo sobre esta conservación de los bizcochos, pero se me hacía un poco raro, además me daba miedo pensar que los botes de cristal podían explotar dentro del horno y liarla, pero ahora con tus explicaciones ya veo que quedan bien. Como regalo ha de sorprender.
    Besos.

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      a mi también se me hacía muy raro, por eso antes de publicar la receta hice mis propias pruebas de laboratorio para comprobarlo :o)
      Los potes que he usado son los mismos que los de la mermelada que suelo esterilizar en la olla rápida por lo cual el calor no es un problema y con un horneado a 180º ningún pote ha roto.
      Sorprende pero incluso me han encargado unos unas amigas para regalar estas fiestas!!!
      Besos,
      Palmira

  • Anna Pigarda, Monday 14 December 2015 Répondre

    No m'ho hagués pensat mai!! Ets una crack! Tinc però unes quantes preguntes: els pots de vidre han de ser d'un tipus especial? Qualsevol pot resisteix anar al forn? Es pot fer amb qualsevol tipus de bescuit? Per exemple, amb bescuits que portin fruita o verdura, també es podria fer? És una molt bona opció pels que som pocs a casa. Moltes gràcies per tot el que estic aprenent des de que et segueixo! Una abraçada!

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      Sempre faig servir els mateixos pots que per les melmelades que esterilitzo amb l'olla ràpida i mai pujo la temperatura del forn més amunt dels 180º. La cosa més important és que tinguin la boca gran per poder sortir el bescuit sencer sense desfer-lo.
      No tots els bescuits funcionen, uns quants queden molt secs i no duren. Amb fruita crua, les proves no m'han agradat, amb fruita cuita encara no tinc prou mesos de prova però ja os diré!!!
      Petons
      Palmira

  • Javier, Monday 14 December 2015 Répondre

    Yo también tengo conejillos de indias: los compañeros de trabajo. Y todos parecen satisfechos.

  • pamela, Monday 14 December 2015 Répondre

    Hola Palmira, Qué bueno tener todos esos catadores a mano para experimentar tus recetas. Estoy fascinada con tu técnica de conservación de bizcochos. Una sóla duda me queda: a qué temperatura guardaste los frascos. Disculpa la pregunta, pero de verda quiero hacerlo y no quiero meter las patas: Un beso muy grande

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      Conservé los frascos en el trastero que está al lado de la caldera... a unos 18-22º aproximadamente. Y otros en el piso, entre 17º y 32º- No noté ninguna diferencia entre los del trastero y los del piso. O sea que no les influye mucho la temperatura ambiente- El punto más importante es usar frascos con boca hancha para poder desmoldar los bizcochos :o)
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, Monday 14 December 2015 Répondre

    ¡Bueno, que ideaza, Palmira! Y no sólo para los regalos navideños, me parece ideal para preparar en invierno que el horno da calorcito también a la casa y luego comer en verano donde no interesa meter calor de más. No digamos para la gente que viva sola o en las casas en que sólo uno pueda comer dulces, porque es una manera de poner el horno y aprovechar para hornear varios y luego poderlos sacar cuando convenga. Realmente genial.
    Besos.

    • Palmira, Sunday 20 December 2015 Répondre

      Es una opción muy socorrida, además permite aprovechar mejor el tiempo: en lugar de hornear 2 bizcochos, ahora suelo preparar uno para el mismo día y unos cuantos botes para cuando vamos de picnic, salimos de viaje, invitados sorpresa.
      Lo único es que todos los bizcochos no reaccionan igual y comprobar que salen bien lleva su tiempo :o)Besos,
      Palmira