“POLVORONES” D’AMANDES & CANNELLE


Cette recette a été publiée originellement sur Come Conmigo le 09/11/2011.

Sans aucune doute possible, c’est le gâteau préféré de mon frère et il se peut bien aussi que celui de ma nièce…

Les Polvorones, c’est une douceur typique des fêtes de fin d’année en Espagne, mais est-il bien utile de préciser que les faits-maison n’ont strictement rien à voir avec ceux achetés même à prix d’or dans le commerce !

Le secret de leur texture ? C’est le saindoux ! Il n’a pas d’égal pour apporter fondant et tenue aux pâtes. Vous en trouverez chez votre boucher sans aucun problème !

Avez-vous déjà cuisiné au saindoux ?

Aujourd'hui...

“POLVORONES” D’AMANDES & CANNELLE

Pour environ 20 unités

320g de farine

1cc* de levure chimique

40g de poudre d’amandes

70g de sucre glace +  un peu pour la finition

120g de saindoux de porc ibérique (dans la recette originale)

½ cc* de cannelle

1 pincée de sel

A faire la veille ou quelques heures avant (ou plusieurs jours avant)

Préchauffer le four à 130º.

On commence par torréfier la farine tamisée avec la poudre d’amandes. On les mélange bien avec la levure sur la lèche-frite recouverte de papier sulfurisé.On enfourne pour 30 minutes, en remuant doucement avec une spatule toutes les 10 minutes pour que la farine et les amandes torréfient légèrement et de façon homogène.

On sait que c’est prêt à l’odeur et à la couleur légèrement blonde du mélange. On laisse refroidir le mélange quelques heures.De ce mélange, nous n’utiliserons que 320g.

 

La préparation de la pâte à proprement parler

Dans un grand saladier, on forme un puits avec la farine torréfiée et au centre on met le sucre glace lui aussi tamisé, la cannelle et la pincée de sel.

Au milieu, on rajoute le saindoux froid mais pas glacé coupé en petits dés.Avec le bout des doigts, on commence à mélanger les ingredients ensemble pour obtenir une texture sableuse où farine et saindoux sont bien mélangés.Voilà maintenant que le saindoux a été réchauffé par nos mains, on peut former une boule friable mais qui se tient.La découpe des polvorones

On place la pâte entre 2 feuilles de papier film et on l’écrase légèrement avec la paume de la main. Ensuite avec l’aide d’un rouleau à pâtisser, on abaisse légèrement la pâte sans trop appuyer. Elle doit avoir une épaisseur d’1 centimètre environ (13mm chez nous très précisément). Comme la pâte ne gonfle pas du tout à la caisson, cette hauteur sera la hauteur définitive du polvorón.On enveloppe dans du papier film et on réserve au frigo pour 1h (voire toute une nuit).

Au bout de ce temps de repos, on recouvre 2 plaques à pâtisserie de papier sulfurisé.

Avec l’aide d’un emporte-pièce rond ou d’une petite tasse à café, on découpe des petits cercles de 3 cm de diamètre, pas trop gros.

On les dépose sur nos plaques à pâtisserie au fur et à mesure.

Quand on a fini de découper les premiers polvorones, on rapproche les morceaux de pâte mais sans les retravailler, juste en les rapprochant et on lisse avec un petit coup de rouleau à pâtisserie pour pouvoir utiliser jusqu’au dernier gramme de pâte.

Une fois tous nos polvorones prêts, on les laisse reposer au moins une heure voire plus à température ambiante.

La mise en cuisson

Quand on est prêt à enfourner, on préchauffe le four à 200º, chaleur seulement dans la partie haute du four (comme pour gratiner), sans ventilateur.

On enfourne dans la partie haute du four (3ème niveau sur 4 dans mon four) 10-12 minutes.

A partir de 10 minutes, on surveille la cuisson de près, ils doivent prendre une couleur dorée mais sans brûler. Là encore l’odeur est un très bon indicateur.

On sort la plaque du four et on laisse refroidir sur la plaque.

Quand les polvorones sont froids, on les saupoudre de sucre glace au travers d’une petite passoire à thé.On les enveloppe dans du papier de soie ou des emballages spécifiques. Bien enfermés dans une boîte en fer hermétique, ils se conservent plusieurs semaines et sont au maximum de leur goût et texture entre 2 et 3 semaines après leur préparation.

Bon profit!

Quelques petits details qui comptent…

*cc: cuillère à café

Encore un petit creux


39 Comments

Leave A Comment

Laisser un commentaire

  • nora, samedi 14 novembre 2015 Répondre

    me gusta y gracias

    • Palmira, samedi 14 novembre 2015 Répondre

      Me alegro que te guste!
      Besos y feliz fin de semana,
      Palmira

  • nur, samedi 14 décembre 2013 Répondre

    Nyam.. yo con manteca de coco y harina de espelta..volveré a probar!! Te han quedado requetefantásticos y esta niña está para comérsela también, pero a besos.

     

    Feliz finde!!

  • nur, lundi 14 novembre 2011 Répondre

    Si, adaptar recetas clásicas es bastante compejo!! las mantequillas de fruto seco no es lo mismo, pero quería ver que tal la prueba o investigar. Con la mantequilla de coco, la verdad es que me
    resulta bien para algunas cosas, pero no sustituye igual. 

    Las margarinas no hidrogenadas, al menos en veritas no encuentro..donde crees que podría encontrar??

    La harina de arroz, me encanta por eso que tu dices el saborcito dule que le da...Las galletas quedan genial y la masa de quiche, que descubrimiento..jeje. La mezcla que dices podría ir genial..

    Y lo del xilitol...es que o es stevia o es xilitol o es otro endulzante como el dátil..o sea que no tengo demasiadas opciones, o sea, no como polvorones?? jaja

    • Palmira, mercredi 16 novembre 2011 Répondre

      Me imagino que es muy complicado, ya veo cuando quiere cambiar algún ingrediente clásico en repostería tienes que pensar toda la receta ;o( Suerte que con los platos salados cuesta menos.

      Sólo encuentro en la tienda Biospace en Barcelona en carrer València con aribau, suelen tener pero alguna vez me he quedado sin porque vuela cuando llega. Y es cara...

      Bueno el xilitol yo creo que es como todo, sin abusar que no tengo muy claros sus efectos en nuestra salud.

      Pero si con estos cambios estás mejor es lo más importante, ¿verdad?

      Besos,

      Palmira

  • nur, samedi 12 novembre 2011 Répondre

    Jaja...bueno, la margarina no la tengo muy recomendada...Y además las que encuentro son de maiz o de soja, y ninguna de las dos cosas puedo tomar. Si uso mantequilla de coco, tendrá demasiado
    sabor a coco...y si hago mantequilla de almendra?? bueno, ya veré como lo hago...

    El xilitol es otro de los edulcorantes naturales que me permiten tomar, aunque todavía no lo he usado, pero como es más parecido al azúcar pues por eso comentaba que quizás probar...

     

    Maizena no, porque no puedo con el maiz pero la harina glutinosa de arroz..no sé...Y la harina de arroz, da buenos resultados..no sé si quedará mejor con estas harinas que quedan suaves, o con la
    de espelta que se trabaja mejor. Ya te cuento.. ;) Pero tardaré en probar..jeje

    • Palmira, lundi 14 novembre 2011 Répondre

      Existen margarinas sin soja o maíz, en algunas tiendas ecológicas, eso si, el precio se dispara ;o(

      ¿Q qué te refieres por mantequilla de almendras? Si son los purés, lo intenté el año pasado y fue un desastre, quedaron pegajosos y no había quien se deshaga de ellos en boca jajaja

      El xilitol es cómodo pero no me acaba de gustar... como la mayoría de edulcorantes, ya sean naturales o no.

      Combinación de espelta y arroz, sería una combinación estupenda por la textura, tenía pensado hacer un intento con harina de arroz, por el toquecito crujiente y dulce que aporta.

      Ainsss, es difícil adaptar recetas "clásicas", siempre me parece más sencillo crear recetas nuevas ;o)

      Besos,

      Palmira

  • nur, samedi 12 novembre 2011 Répondre

    Por lo pronto..sin manteca, habrá que sustituirlo por aceite..y otra harina que no sea la de trigo..habrá que probar con cual queda mejor. Y quizás opte por el xilitol como endulzante para esta
    ocasión, ya te cuento si me animo!!

    • Palmira, samedi 12 novembre 2011 Répondre

      ¿sólo con aceite? Porqué sin duda por la textura con margarina te quedaría mejor.

      Y harina de espelta (creo que si puedes) pero por lo que he visto con maicena deberías tener buenos resultados.

      Eso. era xilitol lo que usé, no suelo usar este tipo de endulzantes pero con el sirope de agave me quedaron como piedras!!!!

      Estoy impaciente por ver como los adaptas, ¡menuda creatividad!

      Besos,

      Palmira

  • nur, samedi 12 novembre 2011 Répondre

    Pues yo tengo que adaptarlos, porque no me quedo sin probarlos estas Navidades!! Que ricos... con lo que me gustan a mi, y mira que no soy mucho de dulces y menos de Navidad..

     

    Núria

    • Palmira, samedi 12 novembre 2011 Répondre

      Yo los adapté el año pasado para mi madre que es diabética con un "azúcar" especial para diabéticos y los resultados fueron muy buenos, sólo que quedaron un pelín más duros por lo cual este año
      les echaré un poco más de manteca y menos horneado para compensar.

      Ya me dirás como los adaptarás!

      Besos y feliz finde,

      Palmira

  • ANABDN, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

    Se ven espectaculares y la cara de Polyanna lo dice todo, qué carita de pillina, jjeje.

    El año pasado hice y estaban muy ricos, pero en casa no comemos demasiados, así que andan rodando por ahí sin que nadie los mire siquiera. Este año si los hago será una pequeña cantidad.

    Besos.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      ¡Es una terremotita! jajaja

      La mayoría de los que preparé el año pasado fue para regalar, comimos 3 o 4 de todas las fiestas, pero mi hermano se comió un par de cajas y cuando vino a visitarnos en febrero volvió a comerse
      otra ;o)

      Con una pequeña cantitad, es todavía más importante que estén ricos... ¡y hechos en casa!

      Besos,

      Palmira

  • Mònica, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

    Els anys d'investigació han donat els seus fruits!;) Els de canyella són els que més m'agraden però mai he intentat fer-los a casa, feina porten...

    No m'estranya que t'hagis tornat addicta a fer les coses tu, són molt més bones.

    Petons.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      No porten gens feina, son 3 vegades 5 minuts, son molt agraïts perquè fan molta impressiò però son molt senzills de preparar.

      A vegades a casa em sembla que son una mini Danone o Nestlé jajaja

      Petonets,

      Palmira

  • maria, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    se ven bien rico!!!!!!

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      ¡Muchas gracias!

      Pronto estarán muy de moda jajaja

      Besos,

      Palmira

  • Sole, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    ¡que bonita que es esa niñaaaaaaaaaaaaaaaaaa! a mi también me fascinan los polvorones pero nunca los hice como los tuyos, me llevo la receta.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      ¡Gracias!

      Pero la tuya es preciosa con esta carita tan risueña, 7 semanas ya...

      Creo que los polvorones que preparais son muy distintos, tengo que ir a ver a que se parecen y como se preparan,que estoy intrigada...

      Besos,

      Palmira

  • kako, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Nunca los he probado Palmira, pero ha juzgar por tu peque, estaban deliciosos.

    Yo por el tema de la manteca paso, pero un pedacito para ver como son no estaría mal.

    Un beso.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Tienes que probarlos por lo menos una vez en tu vida Kako... a mi marido nunca la habían gustado los comprados, incluso en panaderías buenas, pero cuando los probó caseros dijo que no tenían nada
      que ver, ni empalagosos ni pegajosos, vamos, muy ricos ;o)

      Lo de la manteca, sabes que lleva menos calorías que el aceite y más o menos como la margarina y la mantequilla... Vamos que un polvorón es más inocente que una magdalena...

      Además uno pequeño no puede venir mal, aunque sólo sea para catar, te daremos uno de la peque adaptado a sus deditos 

      Besos,

      Palmira

  • Marhya, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Si los ve mi costillo, Palmira, siendo de canela, se le antojan, voy a esconder bien tu blog hoy, jajaja. ;-)

    Polyanna si que sabe!

    Besos.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Y si los prueba, no es que se le antojen, es que se va a volver adicto jajaja

      No escondas el blog, que seguro que mejores los caseros que los comprados (además el precio tampoco tiene nada que ver...).

      Polyanna se va a pasar unos días navideños de catadora creo yo... jajaja

      Besos,

      Palmira

  • Llanetes, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Tu hermano estará contento, pero yo también!!!! Las cosas hechas en casa no tienen nada que ver con las compradas, desde luego. Un besote.

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Lo hecho en casa siempre está mejor... ¡cuando les has pillado el punto!

      Me alegro que te guste la receta, es tan sencilla y rica ;o)

      Besos,

      Palmira

  • Ade, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Qué buena pinta!!! Este año me apetece muchísimo lanzarme con los dulces navideños y regalarle a los de mi casa un
    surtido casero! Me guardo esta receta de polvorones para sorprenderlos!

    Seguro que estas Navidades ya serán más especiales para la peque porque ya no es bebé y seguro que se lo va a pasar genial!

    Un beso gigante POP!!

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Me estás leyendo el pensamiento... Esta mañana estaba empezando a escribir la receta de las galletas de Polyanna para publicarla, que yo también estoy pensando en los surtidos de galletas que voy
      a regalar este año ;o)

      Esta versión de los polvorones es increíble, ya regalé el año pasado pero bueno, los repetiré, es todo un clásico en casa ahor, ¡no pueden faltar!

      Ayer fui al Corte Inglés y se lo pasó en grande entre las decoraciones de navidad, con los papa noel gigantes y las lucecitas ;o)

      Besos,

      POP

  • Bárbara - Comer De Todo, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Una cosa, cuánto aguantan una vez hechos? :)

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Depende de cuantos glotones tengas en casa... A ver por experiencia el año pasado aguantaron en una caja hermética de hierro un mes largo... porqué los horneé durante el puente de la purísima y
      comimos los últimos después de Reyes y seguían iguales que después del horneado.

      Yo diría que unas 4/6 semanas sin problemas. Pero ojo, que Polyanna empezó uno y no se lo acabó por la mañana, los dejé en un platito en la cocina para cuando venga su padre y por la noche estaba
      blandito... O sea que bien bien envuelto ;o)

      Ya me contarás y si tienes alguna duda, pregúntame. Eso sí, vale la pena ensayar un par de veces para pillarle el punto a la receta, al horneado sobretodo.

      Besos,

      Palmira

  • Bárbara - Comer De Todo, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    A mí los polvorones, mantecados y demás dulces navideños no me gustan demasiado, pero a mi hermana le vuelven loca...

    Me has dado una idea genial para recibirla cuando venga a casa, es que está en Francia de Erasmus, y justo viene para Navidad!

    Un besote!

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Empecé investigando por mi hermano que es el único dulce que le gusta... pero bueno, también nos hemos animado y alguno que otro hemos comido ;o)

      Seguro que le encanta, mi hermano se puso contentísimo el año pasado cuando le regalé una mega caja de polvorones caseros.

      Seguro ella te trae algún macarón!!!

      Besos,

      Palmira

  • Glutoniana, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Plas plas plas! Y la cara de la catadora lo dice todo jajaja.

    Es una gran satisfacción encontrar el punto a una receta que sea mejor que las compradas. (Los celiacos sabemos de esto).

    No somos demasiado de dulces de Navidad pero como siempre yo me llevo la receta por si acaso...

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      La catadora es muy exigente, no quizo ni probar los del surtido del año pasado jajaja

      Nosotros tampocos somos muy de dulces navideños, pero el polvorón es una excepción ya que es el único dulce que le gusta a mi hermano (y el también se los come en agosto...) por lo cual estoy
      encantada con la receta, ya llevo 3 años de práctica y ahora sin pensarme ni las cantidades voy horneando ;o)

      Petonets,

      Palmira

  • Erika, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Tus polvorones , o "los de ustedes" son bien distintos a los que nosotros llamamos polvorones. Desde ya que me gustaría probarlos. Hoy cuando voy a l super me fijo si consigo la grasa de cerdo y
    me pongo a prepararlos. 

    Que hermosa car de glotona tiene Polyanna! Esta divina...

    Cariños

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Es verdad que con una misma palabra podemos estar hablando de cosas muy distintas... ¡pero seguro que los polvorones vuestros también me chiflarían!!! 

      Son muy sencillos de preparar, lo más difícil, incluso aquí, es dar con la manteca de cerdo.

      Bueno, la peque estas navidades se lo va a pasar genial con tantas cosas nuevas por probar ;o)

      Besos,

      Palmira

  • Anna, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    Me encanta todo lo que lleve canela... y los polvorones tb me encantan!! Yo pronto tb haré :)

    Te lo puedes creer? De pequeña los odiaba porque los encontraba una masa pegajosa... que no me la quitaba de la boca ni a la de 3 y ahora en cambio.... me vuelven loca! jejejje

    Un beso!

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      En casa sólo nos gustan los polvorones de canela, ya te puedes imaginar el drama cuando éramos pequeños y que nos regalaban algún surtido de polvorones jajaja

      Verás que los polvorones caseros no son ta pegajosos, cuando le has pillado el punto de manteca de cerdo, se deshacen sin pegar son increíbles, ya me contarás como te salen!!!

      Besos,

      Palmira

  • miquel, mercredi 9 novembre 2011 Répondre

    muy buenos te han salido y mas buenos seguro porque con la manteca iberica el gusto es mas bueno,me encantan

    peto

    • Palmira, jeudi 10 novembre 2011 Répondre

      Me alegro que te gusten!

      El gusto es más ligero pero más potente y menos empalagoso, bueno vamos que hay que probarlos para comprenderlo ;o)

      Peto,

      Palmira