SOPA DE POLLO AL ESTILO AMERICANO


UN ÉXITO DEL PASADO INVIERNO: SOPA DE POLLO AL ESTILO AMERICANO

Esta sopa de pollo nos ha acompañado todo el invierno. Y ahora que se asoma la primavera pero que todavía por la noche apetecen sopas y cremas calentitas, quería compartir con vosotros esta sopa, sin dejarla entre pendientes hasta el próximo invierno.

Seguro que las sopas de pollo os resultan familiares de miles de películas americanas. Comida reconfortante que se trae a los enfermos. Llevaba mucho tiempo queriendo preparar una pero no daba con la idea o la receta que me acabaría de convencer.

A finales de octubre, un domingo por la noche, llegó la inspiración. Al abrir la nevera vi unas sobras de pollo asado, una lata de leche evaporada abierta, un poquito de arroz blanco cocido. El día de la sopa de pollo había por fin llegado.

El resultado es una sopa deliciosa, sabrosa, rapidita y perfecta para dar salida a algunas sobras que tengamos a mano, verduras incluidas porque estoy segura que con cualquier verdura que tengamos a mano saldrá igual de rica.

Lo digo a menudo, pero las recetas de aprovechamiento suelen ser las más ricas y además que satisfacción de oír los “qué rico” y sin desperdiciar nada… Os deseo una muy feliz semana y felices vacaciones para lo que tengáis unos días por Semana Santa, que aquí ¡ni se menciona!

UN ÉXITO DEL PASADO INVIERNO: SOPA DE POLLO AL ESTILO AMERICANO

SOPA DE POLLO AL ESTILO AMERICANO

Para 3 o 4 personas

1 l de caldo de pollo (Aneto en mi caso)

1 escaloña grande

1 ramita de apio

400g de calabaza pelada y cortada en daditos

1 pechuga grande de pollo asado (o de muslo, unos 150g)

225g de arroz blanco cocido

1CS* de perejil picado

1cc** de aceite de oliva

4CS* de leche evaporada

1CS* de maicena

Sal, Pimienta

Calentamos el aceite y añadimos la escaloña y el apio cortados en daditos pequeños. Cuando empiecen a tomar calor, añadimos la calabaza troceada y cuando tome color, añadimos el caldo de pollo y dejamos que rompa a hervir.

Cuando la calabaza está casi tierna, añadimos la pechuga de pollo cortada en trocitos pequeños y el arroz blanco.

Tan pronto como vuelva a hervir, añadimos la leche evaporada donde previamente habremos disuelto en la maicena. Mezclamos bien a fuego medio hasta que la sopa coja un poco de cuerpo y resulte cremosa pero ligera. Ajustamos de sal y pimienta al gusto, y servimos bien caliente espolvoreando con el perejil picado.

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


15 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • Dolors-Bruixes a la cuina, 22 de marzo de 2016 Responder

    La veritat és que jo no li dic mai que no a una sopa!! Que bones!! i aquesta amb pollastre, verduretes, arròs i el tot cremós de la llet ha de ser molt i molt bona!! M'agrada la idea de que sigui una sopa d'aprofitament! I com tu dius: d'aprofitament i deliciosa!
    Petons guapa!!
    I bona Setmana Santa! Amb vacances i sense també! ;)

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Sense vacances però amb ganes de primavera i de mooolta xocolata!
      Una sopa sempre ve de gust, oi?
      Petons
      Palmira

  • Anna Pigarda, 22 de marzo de 2016 Responder

    Per aquí com l'hivern l'estem passant ara..encara bé de gust una sopeta ben calenta per vespre!. I respecte a Setmana Santa ja en tenim ganes més d'un que arribi, que sempre són d'agrair uns quants dies festius...per cuinar, ha, ha! Un petonet!

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Nosaltres ens quedem amb un dia festiu (dilluns) però l'ambient es nota diferent sort que per el fred no es nota encara la primavera!!!
      Una sopeta ens tocarà encara moltes setmanes crec jo!
      Petons
      Palmira

  • Pilar Bernús, 22 de marzo de 2016 Responder

    A mi sopita por la noche es lo más, ceo que esta tuya con todo lo que le has puesto debe estar buenísima, a veces hago pollo asado y siempre me sobra un cuarto, hasta ahora hacía croquetas, a partir de ahora ya se lo que haré, seguro que buen resultado y menos trabajo. Un beso

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Es de unas sobras de pollo asado que nació la receta, seguro que nos pasa a muchos que con medio pollo falta pero con uno sobra... Verás que da muy poco trabajo respecto a unas croquetas y además te soluciona una cena de domingo que da gusto!
      Besos,
      Palmira

  • Adita, 22 de marzo de 2016 Responder

    Un receta que entona el cuerpo,muy rica y sabrosa, besos

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Ideal para las noches de domingo después de pasear por el bosque!
      Besos,
      Palmira

  • ANABDN, 21 de marzo de 2016 Responder

    Seguro que reconforta y alimenta y hecha con el caldo de Aneto solo puede salir muy buena y apetitosa.
    Besos.

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      El añadido del caldo Aneto la hace todavía más reconfortante y le da este color blanquito que nunca tiene mi caldo casero, que todavía no he conseguido averiguar a que es debido... ya que veo muchos caldos caseros blanquitos...
      Una delicia, más de una cena de domingo nos ha acompañado.
      Besos,
      Palmira

  • Glòria, 21 de marzo de 2016 Responder

    A mi les sopetes sempre em venen de gust. No cal que sigui hivern.
    Ho tinc tot menys la carabassa...em sembla que la faré igual
    Ptnts
    Glòria

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Si no tens carbassa, pots afegir o una altra verdura o posar una mica més d'una altra. L'idea és que la sopa faci de sopar complert i equilibrat sense passar hores a la cuina i reconfortar després d'una tarde de passejar al bosc!
      Petons
      Palmira

  • Glòria, 21 de marzo de 2016 Responder

    A mi les sopetes sempre em venen de gust. No cal que sigui hivern.
    Ho tinc tot menys la carabassa...em sembla que la faré igual
    Ptnts
    Glòria

  • Marhya, 21 de marzo de 2016 Responder

    Por aquí todavía entran bien este tipo de platos, que las noches son frías, no como otros inviernos, pero frías.
    Feliz semana.

    • Palmira, 23 de marzo de 2016 Responder

      Nosotros tampoco hemos pasado un frío brutal la mayoría del invierno pero lo suficiente para que no hayan faltado cremas y sopas!
      Besos,
      Palmira