UNA IDEA PARA IR CALENTANDO MOTORES: MACARONS BOLITAS

Parece que el invierno ya está aquí de verdad… Varios días seguidos nos hemos levantado con temperaturas negativas, pero me encanta el sol que tenemos. Ayer por la mañana delante del Louvre y frente a la Place de la Concorde era para llorar ante tanta belleza :o)

Claro que cuando llega el frío también pensamos un poquito más en las fiestas navideñas y en casa concretamente en cómo vamos a rellenar las cestas que regaleremos

La receta de hoy la saqué de internet pero no consigo recordar donde… si alguien me puede ayudar, pondré la fuente encantada. En casa nos gustaron mucho por su sabor y textura pero también por su forma.

Son muy divertidas de preparar con niños y se preparan en nada de tiempo. Miércoles con sol significa pasear por el bosque así que os deseo un feliz miércoles y sin más os dejo con la receta.

Un día como hoy hace…

… 1 año: Granola Miel, Almendras & Nueces

… 2 años: Bogavante con Aceite de Vainilla & Castañas 

… 3 años: Crema de Tomate & Sardinas con Picatostes de Mostaza & Crujientes de Sardina

… 4 años: Cake de Calabaza, Avellanas & Especias

… 5 años: Pizza Dulce de Uva & Aceite de Oliva

… 6 años: Baguette de Trigo Sarraceno con Salmón (con Masa Madre)

… 7 años: Ensalada de Naranja con Dátiles & Flor de Azahar

UNA IDEA PARA IR CALENTANDO MOTORES: MACARONS BOLITAS

MACARONS BOLITAS

Para unos 25 dependiendo del tamaño

135g de harina de avellana

135g de harina de almendra

200g de azúcar blanquilla

60g de claras de huevo (2 claras medianas)

Azúcar glas para rebozar las bolitas

Mezclamos todos los ingredientes excepto el azúcar glas hasta conseguir una bola de masa. La envolvemos en papel film y la dejamos en la nevera una hora como mínimo para que la masa sea más fácil de manejar.

Cuando la masa esté a punto, formamos con las manos unas bolitas redondas de uno 20g. A medida que están listas, las vamos rebozando en azúcar glas y las reservamos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Repetimos hasta agotar la masa.

Calentamos el horno a 200º con calor ventilado. Horneamos unos 8/10 minutos, tienen que quedar crujientes por fuera y blanditos por dentro. Lo mejor es ir comprobando la primera tanda para ajustar los tiempos.

Dejamos enfriar en la misma bandeja del horno. Se conservan varios días (2 semanas por lo menos) en una caja hermética.

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles