HORNEANDO PARA NO PASAR FRÍO: MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

El título de la receta de hoy es pura provocación :o) Mientras que muchos de vosotros estáis pasando muuuuucho calor, en París nos apetece hornear no sólo porque es algo que me encanta pero porque también es una buena solución a falta de calefacción…

 

Este año, me ha dado por hornear melocotones e incluirlos en una base de muffins integrales para la merienda del domingo. El resultado es muy rico y totalmente distinto de las clásicas magdalenas.

Si os animáis a encender el horno, veréis que merecen el esfuerzo. Pero si hace demasiado calor y os gustan los melocotones, nectarinas y albaricoques, os aconsejo echar un vistazo al índice de recetas con melocotones, nectarinas y albaricoques que he actualizado. Seguro que entre los melocotones asados con azafrán y limón (en sartén) y la ensalada de judías verdes con nectarinas asadas, algún idea os apetece.

 

Hoy empiezan las vacaciones oficiales del cole, así que estaré seguramente menos presente por la red, pero intentaré mantener el ritmo unas semanas más :o)

 

¡Feliz miércoles a todos y “Vive les vacances!”!

HORNEANDO PARA NO PASAR FRÍO: MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

Para unos 6/8 muffins*

 

Para el relleno de melocotón

2 melocotones grandes, maduros pero firmes

1cc** de mantequilla

1CS*** de miel

Pizca de flor de sal

1 trocito de jengibre fresco (una cucharita de pulpa aproximadamente)

 

Para la mezcla seca

60g de harina de maíz (no de fécula)

60g de harina de trigo sarraceno

65g de harina normal

30g de azúcar moreno

20g de azúcar blanquilla

1 cc**de levadura tipo Royal

1 cc** de bicarbonato

¾ cc** flor de sal

 

Para la mezcla húmeda

50g de mantequilla derretida

180g de leche (usé entera)

125g de yogur natural

1 huevo mediano

1 trocito de jengibre fresco (una cucharita de pulpa aproximadamente)

 

Para el relleno de melocotón

Pelamos los melocotones y los cortamos en láminas no demasiado finas.

Calentamos la mantequilla con la miel y cuando empiece a tomar un poco de color, añadimos los melocotones y un poco de jengibre rallado al gusto. Dejamos que los melocotones tomen algo de color y con cuidado les damos la vuelta, tienen que caramelizar ligeramente pero sin deshacerse. Reservamos para que se temple.

 

Para la masa de los muffins

Calentamos el horno con calor ventilado a 180º con la rejilla en la parte baja del horno.

Tamizamos todos los ingredientes secos en un bol grande. En otro bol, batimos los ingredientes líquidos con un poco de jengibre rallado.

Vertemos la mezcla líquida sobre la seca y batimos bien para mezclar los ingredientes pero sin pasarnos, lo justo para integrar los ingredientes. No hay que batir en exceso sino los muffins tendrán una textura más densa y pesada.

Engrasamos los moldes de magdalenas, ponemos una buena cucharada de masa en el fondo de los moldes, un trozo de melocotón y masa por encima hasta casi llenar el molde. Terminamos con un trozo de melocotón y un poco del jugo de cocción.

Repetimos hasta agotar nuestros ingredientes.

Horneamos entre 25 y 30 minutos, comprobando si están hechos con un palillo. Ojo de no cocerlos demasiado.

Tan pronto estén cocidos, los pasamos a enfriar en una rejilla y dejamos templar por lo menos o enfriar. ¡Listos para disfrutar!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Receta muy libremente  inspirada del libro Good to the grain de Kim Boyce.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera