RECETA CON SABOR A ITALIA: ALBÓNDIGAS DE PAN DURO CON SALSA DE TOMATE Y CHORIZO

Ya lo he escrito y dicho varias veces, pero lo que más me ha gustado de vivir en Italia es descubrir más cosas acerca de su gastronomía, de la manera de comer a diario, a veces lejos de lo que conocemos fuera de Italia.

 

Entre otras cosas, descubrí los canederli que son del norte de Italia, del Alto Adige donde apenas hablan italiano y como la receta de hoy son unas albóndigas con base de pan duro.

 

La receta de hoy es una adaptación personal de las albóndigas de pan de la víspera con una salsa de tomate casera sencilla pero llena de sabor gracias al añadido de chorizo picante. Además, es una manera deliciosa de aprovechar el pan que haya sobrado de una manera original y transformándolo en una comida rica y completa en compañía de una ensalada de temporada.

 

Si os interesa la gastronomía italiana, id a ver el índice de recetas italianas que os he preparado :o)

 

Por fin una semana “normal” sin puentes ni vacaciones pero repleta de reuniones y obligaciones… Aun así, ¡feliz semana a todos!

RECETA CON SABOR A ITALIA: ALBÓNDIGAS DE PAN DURO CON SALSA DE TOMATE Y CHORIZO

ALBÓNDIGAS DE PAN DURO CON SALSA DE TOMATE Y CHORIZO

Para 2/3 personas

Para las albóndigas

200g de pan duro

1 vasito de leche

1 clara de huevo (o una yema, lo que tengamos a mano)

Perejil picado

2CS* de pan rallado (más o menos, no servirá para ajustar la textura de las albóndigas)

2CS* de grana padano recién rallado

Sal, pimienta

Aceite de oliva

Para la salsa de tomate y chorizo

1 diente de ajo

1 cebolleta tierna

25g de chorizo picante

200g de tomate triturado

Sal, pimienta

1cc** de aceite de oliva

Para las albóndigas

Cortamos el pan en trocitos y lo ponemos en remojo con leche. Mezclamos varias veces para que el pan se empape bien y se ablande. Cuando el pan esté a punto, lo escurrimos y lo pasamos a un bol grande.

Añadimos la clara batida, el grana padano, el perejil y salpimentamos al gusto. Mezclamos bien e integramos el pan rallado hasta obtener unas albóndigas con una textura suficientemente firme para poder darles forma y cocinarlas. Si al revés nos quedaran muy secas, añadiremos la yema… Cada pan es un mundo así que es cuestión de ir ajustando con la experiencia.

Vamos formando las albóndigas y las cocemos en una sartén grande con un poco de aceite de oliva, a fuego medio suave para que se hagan y les damos la vuelta con cuidado.

También se podrían freír pero ya lo sabéis, no es lo mío :o)

Para la salsa de tomate y chorizo

Calentamos el aceite y doramos el ajo pelado y cortado en láminas finas. Añadimos la cebolleta picada en daditos pequeños y dejamos que se dore ligeramente. Añadimos el chorizo y le damos un par de vueltas.

Añadimos el tomate triturado, salpimentamos, tapamos y dejamos que la salsa haga chup chup unos 15/20 minutos a fuego suave.

Cuando la salsa esté en su punto, añadimos las albóndigas y las dejamos en la salsa de tomate unos 5 minutos más, espolvoreamos con perejil picado y servimos.

 

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café