TARTA DE MANGO & CREMA LIGERA CON HABA TONKA


Mañana mi marido cumple años y me apetecía felicitarle desde aquí ;o)

Hoy os traigo la tarta que preparé el año pasado para la ocasión y que fue un éxito.

Es una tarta exquisita y resultona, muy ligera de sabor y que se puede preparar con antelación aunque os aconsejo no montar la tarta muchas horas antes de comerla.

Puede parecer larga de preparar pero cada etapa es bastante cortita y se puede preparar con tiempo así que más que nada es cuestión de organizarse.

Como teníamos invitados cuando la preparé (de los que se quedan a dormir en casa) así lo hice:

  • Viernes por la mañana:
    • preparar la masa y dejarla reposar en la nevera
    • preparar la pastelera y dejarla enfriar en la nevera
  • Viernes por la noche:
    • Forrar los moldes con la masa y guardarlos en la nevera (o el congelador) bien envueltos con papel film
    • Montar la nata e integrarla a la pastelera y guardar la crema ligera en la manga pastelera con su boquilla sin aire en la nevera.
  • Sábado: disfrutar de los amigos :o)
  • Domingo por la mañana:
    • Hornear la masa y dejarla en la rejilla enfriar
    • Pelar los mangos, cortarlos en gajos y guardarlos en la nevera tapados con papel film.
    • En el momento del postre, repartir la crema en las bases y decorar con el mango.

Sencillo, ¿verdad?

Hoy empiezan las vacaciones de otoño del cole, así que no estaré tan presente en la red pero disfrutando de Polyanna a tope ;o)

¡Os deseo un feliz fin de semana a tod@s!

TARTA DE MANGO & CREMA LIGERA CON HABA TONKA

Para 6/8 personas

(con estas cantidades me salieron una tarta de 20 cm y 2 tartaletas de 10cm)

Para la masa (se puede preparar el día anterior)

160g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

4 yemas

210g de harina

60g de azúcar moreno

60g de azúcar blanquilla

4 pizcas grandes de flor de sal

12g de levadura tipo Royal

Para la crema de haba tonka (se puede preparar el día anterior)

500 ml de leche entera

4 yemas

50g de harina blanca

100g de azúcar

½ haba tonka rallada en el momento

400 ml de nata para montar 35% MG

Para montar la tarta

2 o 3 mangos hermosos, bien maduros pero firmes

Para la masa

Empezamos preparando la masa. Tamizamos la harina con la levadura y la reservamos.

Con la K de la batidora, mezclamos la mantequilla a punto pomada con los 2 azúcares. Cuando la mezcla esté bien cremosa, añadimos las yemas, después  la harina y levadura, y terminamos con la flor de sal. Hay que trabajar la masa cuanto menos mejor, la idea es integrar los ingredientes entre ellos pero sin amasar.

Colocamos la masa entre 2 hojas de papel vegetal y con la ayuda del rodillo empezamos a darle la forma del molde que vayamos a usar. Reservamos en la nevera por lo menos 30 minutos o una noche para que tome cuerpo y sea más fácil de manejar.

Cuando la masa haya reposado y estemos listos para cocerla (os recomiendo hacer esta etapa pocas horas antes de comer la tarta para que esté muyyyy crujiente), calentamos el horno a 180º con calor ventilado. Forramos nuestros moldes y los cubrimos con papel vegetal y por encima peso como legumbres por ejemplo para que la masa no se suba durante el horneado.

Horneamos unos 20 minutos con el peso y al cabo de este tiempo, quitamos el peso y el papel vegetal y dejemos que se dore la masa unos ¾ minutos más.

Desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar en una rejilla.

Para la crema de haba tonka

Empezamos preparando una crema pastelera: en un bol batimos las yemas con el azúcar y la harina hasta que la mezcla blanquee. Mientras calentamos la leche con el haba tonka rallada y dejamos que llegue a ebullición.

Cuando rompe a hervir, la vertemos poco a poco y sin dejar de mezclar sobre la mezcla de huevos y volvemos a la cazuela. Cocemos a fuego alto unos 3 minutos después de la ebullición, mezclando sin parar y rascando el fondo para que no se nos queme.

Vertemos sobre un plato grande y cubrimos al contacto con papel film. Cuando no esté hirviendo, pasamos a la nevera y dejamos enfriar del todo.

Cuando esté fría la crema pastelera, montamos la nata hasta que tenga una consistencia muy firme y que mantenga su forma.

Integramos 1/3 parte de la nata en la crema y mezclamos bien, para que las texturas se integren bien. Después con cuidado añadimos lo que queda de nata montada en 2 veces, con movimientos suaves para que no se baje la nata.

Reservamos en una manga pastelera con boquilla lisa en la nevera hasta el momento de montar la tarta.

Para montar la tarta

Pelamos el mango y lo cortamos con la mandolina en lonchas finas pero sin que se deshagan.

Con la manga pastelera, rellenamos la tarta con la crema ligera, formando un círculo del centro hasta los bordes, sed generosos :o)

Decorar con los trozos de mango y ¡a disfrutar!

Os aconsejo no montar la tarta con demasiada antelación pero la podéis perfectamente montar un par de horas antes de comerla y guardarla en la nevera sin que pierda nada de su sabor.

Bon profit!

Algunas explicaciones útiles o no tan útiles

* La receta original la ví en L’Atelier des Chefs.

Tal vez te apetezca también


6 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

  • victoria e, 20 de octubre de 2019 Responder

    Madre mia que delicia nos has preparado.............de rechupete¡¡¡
    Besitos¡¡

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Es una maravilla de tarta! Para repetirla muchas veces!
      Besos,
      Palmira

  • Marhya, 19 de octubre de 2019 Responder

    Felicidades a tu marido. Me encanta la idea, se ve muy apetecible y fresca. Estos días tengo que hacer algún postre, no descarto probarlo porque creo que gustaría mucho, a ver cómo ando de tiempo,
    Besos.

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Me alegro que te guste! Lo bueno de esta receta es que lo importante no es tener mucho tiempo pero varias veces unos minutos... Lo que si es que se necesita ir anticpando etapas para tenerlo todo listo a la hora de terminar el postre :o)
      Besos,
      Palmira

  • ANA, 18 de octubre de 2019 Responder

    Con tu plan, todo controlado, hasta tiempo libre te queda para disfrutar de los amigos y el resultado es una tarta exquisita. El mango es una fruta cuyo sabor me encanta.
    Muchas felicidades a tu marido, que cumpla muchos más con tan ricas tartas.
    Felices vacaciones de otoño.
    Besos.

    • Palmira, 23 de octubre de 2019 Responder

      Muchas gracias por él Ana!
      Es de estas recetas que pueden parecer largas y difíciles pero que al final te dejan con tiempo para disfrutar de los comensales, eso si, hay que anticipar un poco y organizarse, pero oye, a mi me gusta más disfrutar de mis seres queridos cuando los tengo al lado que en la cocina ;o)
      Besos,
      Palmira