CARQUINYOLIS


EL DULCE FAVORITO DE MI PADRE: CARQUINYOLIS

Algunas veces cuando repaso las recetas del blog, me doy cuenta que algunas entre las más clásicas todavía no las tengo publicadas… Por ejemplo ya tengo publicados unos carquinyolis de castaña & calabaza dulces riquísimos y unos carquinyolis de tomates secos salados exquisitos.

 

Pero los carquinyolis de almendra de toda la vida, ¡pues no! Y siendo el dulce favorito de mi padre, pensé que ya tocaba publicarla.

 

Como cada vez que los preparo, los he preparado con la receta de mi querida Margarida que fue una de las primeras blogueras que conocí en vivo hace ya muuuchos años, por allí el 2010, con Polyanna a modo de bebé canguro.

 

Respeto a la receta he hecho algunos ajustes porque no me quedaban 100g de azúcar sino sólo 90  y los huevos de invierno son xxs por aquí :o)

 

Os deseo un muy feliz fin de semana a tod@s.

Un día como hoy hace…

… 1 año: Crema de Zanahoria especiada con Tahín & Limón

… 2 años: Acelgas Afrodisíacas

… 3 años: Solomillo de Cerdo Marinado con Miel & Salsa de Soja

… 4 años: Tarta (salada) integral de Calabaza, Mozzarella & Cacao con Semillas de Calabaza

… 5 años: Coca de Alcachofas & Tocino Ibérico

… 6 años: Curry de Garbanzos con Arroz Basmati aromático

… 7 años: Soufflé de Vieiras

EL DULCE FAVORITO DE MI PADRE: CARQUINYOLIS

CARQUINYOLIS

Para unas 30 unidades dependiendo del tamaño

150g de almendras crudas con la piel

175g de harina

1 ½ cc* de levadura tipo Royal

1 pizca de canela

90g de azúcar blanquilla

La piel rallada muy finita de ½ limón grande

1 ½ huevo (mis huevos son pequeños pero si usáis de los grandes con 1 será suficiente)

½ huevo batido para dorar los carquinyolis

Empezamos poniendo en remojo las almendras.

Después encendemos el horno sin ventilador a 210º.

En un bol grande, mezclamos todos los ingredientes (excepto las almendras) primero con un tenedor y después con las manos. Cuando tengamos una masa, añadiremos las almendras bien escurridas y amasaremos para repartirlas bien por toda la masa.

Separamos la masa en 2 partes y formamos dos panes alargados de 2 dedos de ancho y los colocamos en la bandeja del horno forrada con papel vegetal. Pintamos con huevo batido y horneamos unos 15 minutos o cuando los veamos bien dorados.

Los sacamos del horno y todavía estando calientes, con un cuchillo de sierra, los cortamos en rodajas al biés de 1 centímetro de grosor. Volvemos a colocar en la bandeja del horno y los tostamos unos 5 minutos. Los dejamos enfriar en una rejilla de pastelería y los guardamos en una lata hermética. Duran 2 o 3 semanas pero dudo que os duren tanto!

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario

Centro de preferencias de privacidad