Crema de guisantes y lechuga (7) - copia

Aunque aquí este fin de semana por fin hemos tenido 2 días seguidos de sol, apetecen cremas calentitas para calentarnos. Creo que este año más que nunca he ido probando cosas distintas, a medida que me van llegando cosas nuevas en la cesta de verduras de cada semana.

 

La receta de hoy es ideal para sacarles partido a las hojas más externas de la lechuga, que no me apetecen para comer tal cuales pero que quedan perfectas para una cremita rica y completa.


Combinada con guisantes (obviamente congelados en esta época del año) y unos taquitos de speck o jamón, tenemos una cena apañadita y completa, con un color que grita… ¡a comer!

 

Y para quien busque más ideas para combatir el frío, aquí encontraréis muchas más.

 Crema de guisantes y lechuga (4) - copia

CREMA DE GUISANTES Y LECHUGA

CON SPECK*

Para 4 personas

 

1cc** de aceite de oliva

50g de speck o jamón cortado en tiras pequeñas

1 escaloña pelada y cortada en trocitos

750g de guisantes congelados

100g de hojas de lechuga (yo uso las más “feas”)

Sal, pimienta

 

Calentamos el aceite y añadimos la escaloña y las tiritas de jamón. Rehogamos hasta que estén ligeramente dorados. Reservamos una cucharada de esta mezcla para la presentación si lo deseamos.

Añadimos los guisantes y una buena pizca de sal. Vertemos 650ml de agua filtrada caliente y cocemos a fuego vivo unos 10 minutos sin tapa.

Añadimos la lechuga troceada y dejamos cocer 5 minutos más. Guardamos unas cucharadas de guisantes para presentar si lo deseamos.

Trituramos la crema hasta que nos quede bien lisa y sedosa.

Ajustamos de sal y pimienta al gusto y servimos bien caliente, decorado con los guisantes y el speck reservados.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Esta crema otra vez viene del libro Cojean tout simplement del cual ya os he hablado, con algunas adaptaciones al gusto de la casa.

**cc: cucharita de café

 Assiettebis.png