MERMELADA DE FRESAS Y CHUCHES FRESAS TAGADA (2)

Sin lugar a duda, mis mermeladas favoritas son las mermeladas de melocotón y las de fresas. El año pasado, por causa de mudanza, me quedé sin y ya llevábamos tiempo sin tener tarros en la despensa, ni de fresas y rosas, ni de fresas y cardamomo, ni de fresa y menta, ni de fresa y jengibre, ni de fresa sola, vamos.

 

Y este año pues entre ida y vuelta, cajas y papeleos pues también pensaba quedarme sin preparar ninguna. Pero eso era sin contar con mi increíble marido que a pesar de tantas cosas pendientes volvió de la compra con 5 kilos de fresas (“españolas, he, no italianas, que conste”) para que pueda mermeladear un poquito para distraerme :o) Así que con la mitad preparé mermelada de fresa y con la segunda mitad, me apeteció combinarlas con las famosas fresas tagada que le dan un color rosa increíble y un empujoncito al sabor que nos encantó. Después de los yogures con dichas chuches, os puedo asegurar que la mermelada es ¡¡¡totalmente adictiva!!!!

 aula-castana.jpg

Estos días voy muy atrasada, pero quería compartir con vosotros los últimos premios que me han tocado y que me han aligerado la mudanza. Tuve la gran suerte de estar entre los finalistas del premio Cocina con Castaña de Galicia (gracias a PortoMuiños y la IXP Castaña de Galicia), también muchísimas gracias a Canal Cocina que me ha otorgado dos premios, uno para “Tu receta en 22 minutos” por esta receta y una colección de libros de Canal Cocina por esta receta con verduras, gracias por fin a Aneto por sus deliciosos caldos y detalles que siempre son un placer. Os prometo fotos de dichos premios tan pronto como pueda, pero ahora mismo tiendo más a poner todo en cajas que a sacar fotos.

 canal-cocina-22-minutos.jpgcanal-cocina-coleccion-de-libros.jpg

Me siento muy afortunada y agradecida por estos premios y vuestros comentarios, vuestra preguntas, vuestra presencia que siempre hacen los momentos pasados con el blog unos momentos de felicidad y de gran satisfacción personal. ¿qué habría hecho yo sin internet en tierras lejanas?

 

Pues dejo de hablar y os dejo con esta deliciosa receta de fresas, que parece mentira pero casi ya se terminan :o) Feliz fin de semana a todos.  

 MERMELADA DE FRESAS Y CHUCHES FRESAS TAGADA (5)

MERMELADA DE FRESAS Y CHUCHES FRESAS TAGADA

Para 5 botes pequeñitos

 

975g de fresones limpios y sin rabitos, partidos por la mitad si son muy grandes

475g de azúcar para mermelada

1/2cc* de semillas de vainilla

30 fresas tagada

1 sobre de pectina para mermelada (opcional pero permite que la mermelada cuaje antes y se conserve mejor el sabor de la fruta)

Un trocito de mantequilla para desespumar (opcional)

 

Empezamos triturando 300g de fresones para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los fresones sobrantes, la vainilla, las fresas Tagada partidas por la mitad y el azúcar.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito**. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si lo vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y añadimos la mantequilla hasta que desaparezca la espuma (o podemos quitar la espuma de modo tradicional). Damos un hervor.

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar*** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

** La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

 

 Assiettebis.png