Yahourt au gingembre (10)

Cuando creé este blog, pensaba que los yogures caseros serían una parte importante de las entradas. Y repasando las recetas presentes, me he dado cuenta que ¡¡¡¡no publiqué ninguna receta de yogur desde casi un año!!!! Casi no me atrevo a deciros que al principio pensaba subir una receta de yogur cada semana…

 

Increíble porque preparamos por lo menos 4 tandas cada semana de yogures, algunos naturales perfectos para preparar nuestros blinis favoritos y otros como postre completo.

 

En casa no pueden faltar yogures en la nevera y mucho menos cuando tenemos invitados que esperan impacientes el momento del postre para pedir uno, o más a menudo ;O), un par de ellos.

 

Solemos variar los sabores utilizando mermeladas caseras (la de fresa y cardamomo con yogur es todo un lujo) o especias (como aquí).

 

La receta de hoy surgió de una torpeza: estaba preparando yogures naturales y al abrir la puerta del armario se cayeron unos trocitos de jengibre confitado. Como estaban empapados de leche no los quise echar a perder así que decidí transformar los yogures naturales en yogures de jengibre.

 

De esta primera tentativa, guardé la idea y la fui adaptando hasta conseguir el punto que nos gusta entre el picante del jengibre en polvo y el suave del jengibre confitado.

 

Aquí os dejo con la receta. ¿Cuál es tu sabor favorito de yogur?

 Yahourt au gingembre (4)

 

YOGUR CON DOBLE DOSIS DE JENGIBRE

para 8 yogures

 

1 yogur natural

  1l de leche semidesnatada

4CS* de azúcar moreno de caña (al gusto de cada uno)

50g de jengibre confitado

2cc* llenas de jengibre en polvo

 

En una cazuela, calentar a fuego suave un gran vaso de leche con el azúcar moreno y el jengibre en polvo mezclando de vez en cuando para que el azúcar esté totalmente fundido.

Apagar el fuego y dejar hasta que la leche esté templada.

Batir el yogur a temperatura ambiente e ir añadiendo poco a poco la leche con jengibre. Mezclar bien.

Cortar el jengibre confitado en trocitos y repartirlos entre los potes de yogur.

Verter la preparación en los potes y poner la yogurtera en marcha unas 8 horas.

Poner en la nevera por lo menos 4 horas antes de probarlos.

 

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

Assiettebis.png