SAINT JACQUES LÉGÈREMENT FUMÉES, PURÉE DE CHÂTAIGNE


Cette recette a été publiée originellement sur Come Conmigo le 22/11/2010.

Mon mari dit que c’est une recette parfaite pour un dîner en tête-à-tête.

Moi je dis que c’est une recette parfaite pour vos amuse-bouches de fin d’année.

Dans un cas comme dans l’autre, les délicates coquilles Saint Jacques sont entourées d’une tranche de bacon fumé et servies sur un onctueux lit de purée de marron…

Un régal, bluffant et vraiment pas compliqué à préparer. Ça vous tente ?

SAINT JACQUES LÉGÈREMENT FUMÉES, PURÉE DE CHÂTAIGNE

Aujourd'hui...

SAINT JACQUES LÉGÈREMENT FUMÉES, PURÉE DE CHÂTAIGNE

Pour 2 personnes ou 8 amuse-bouches

2 tranches fines de bacon fumé sans gras apparent (environ 20g)

8 coquilles Saint Jacques

300g de châtaignes épluchées

1cc* de bouillon de légumes en poudre

1cc* d’huile d’olive

Sel, poivre

Ciboulette pour le service

Préparer la purée de châtaignes

Couvrir les châtaignes d’eau filtrée, ajouter le bouillon de légumes, poivrer légèrement et laisser cuire à feu doux environ 10 mn.

Egoutter les châtaignes en réservant leur eau de cuisson et les mixer finement en ajoutant progressivement leur eau de cuisson pour ajuster la texture de votre purée à votre goût.

Réserver au chaud.

Préparer les Saint Jacques

Couper les tranches de bacon en 4 et entourer avec chaque morceau une Saint Jacques. Fixer avec une pique apéritif.

Dans une poêle anti-adhésive, faire chauffer l’huile d’olive et les faire dorer 1 minutes par face, elles doivent dorer mais rester nacrées à cœur.

Pour servir, dresser de la purée de châtaigne dans le fond du plat et disposer les Saint Jacques par-dessus.

Décorer d’un peu de ciboulette et servir sans attendre.

Bon profit!

Quelques petits details qui comptent…

* cc: cuillère à café

Encore un petit creux


14 Comments

Leave A Comment

Répondre à Palmira Cancel

  • EL OTEADOR DE LOS MERCADOS, Tuesday 21 December 2010 Répondre

    Un aperitivo auténticamente impresionante, y una combinación de sabores irresistible. Enhorabuena.

    • Palmira, Thursday 23 December 2010 Répondre

      Además es muy sencillo de preparar, el toque ahumado es increíble

      Gracias y ¡Feliz Navidad!

      Palmira

  • MMG, Wednesday 24 November 2010 Répondre

    Hola buenos dias aunque leo muy asiduamente tu blogg, me que gusta muchisimo  por cierto, nunca habia hecho un comentario. A mi las castañas es que me encantan y esta crema que haces tiene
    que estar buenisima pero como soy una ignorante culinaria tengo una preguntita: las castañas las pelas pero le quitas la piel tambien?? Y otra cosa las castañas crudas están muy ricas pero claro
    hay que quitarles la cáscara y la piel, con lo cual cuando van un poco secas, no demasiado, se les quita mejor la piel y están muy dulcitas. Gracias por publicar este blogg y mi más sincera
    enhorabuena por él y por tanto trabajo que te tomas.

     

     

     

    • Palmira, Friday 26 November 2010 Répondre

      Si para todas las recetas del blog siempre las pelo y les quito la piel (aunque cuando me da pereza o ya no estamos en época de castañas) las compro asadas y peladas sin piel al vacío en una
      tienda de productos ecológicos (nunca las he visto así en otra tienda).

      Bueno, entre todos me habéis convencido y mañana al mercado compro castañas y las pruebo crudas... toda una experiencia emocionante jajaja

      Muchas gracias por leer Come Conmigo, es una ilusión saber que lo que haces detrás de tu ordenador en casa llega a otras personas y les puede dar ideas

      Que tengas un buen finde,

      Palmira

  • Laube, Tuesday 23 November 2010 Répondre

    Palmira, claro que crudas... Cuando voy por el monte cogiendo castañas, generalmente me voy comiendo algunas. Es más difícil pelarlas, pero son tan dulces y con esa textura harinosa tan
    agradable... Aquí en Canarias las comemos crudas muy normalmente.

    Un besoteeeeeee

    • Palmira, Friday 26 November 2010 Répondre

      Bueno, bueno mañana compro en el mercado y las pruebo! Ya os contaré (so todavía estoy viva para contarlo jajaja).

      Buen finde,

      Palmira

  • Marhya, Tuesday 23 November 2010 Répondre

    Palmira, ¿de verdad no las has probado crudas, como dice Laube?Si se pelan bien son muy ricas, mi marido siempre por esta época se lleva al trabajo unas poquitas, para la hora del bocadillo.

    Besos.

    • Palmira, Tuesday 23 November 2010 Répondre

      Pues no, nunca, y todavía peor, cuando mi marido lo quiere intentar le digo que está mal de la cabeza, que le va a doler la tripa, que no es ningún cerdito de bellota para comer castañas
      crudas 

      Bueno como se va a burlar de mí si me ve probarlas crudas jajaja

      Besos,

      Palmira

  • Mandarina, Monday 22 November 2010 Répondre

    ¡te quedó excelente, Palmi! Me encantó, para mojar el pancito, jeje

    ¡Saludos!

    • Palmira, Tuesday 23 November 2010 Répondre

      Cuchareando, y pan mojando que estamos en época de ello jejeje

      Besos,

      Palmira

  • Laube, Monday 22 November 2010 Répondre

    A mí las castañas me gustan de cualquier manera... Me encantan asadas, crudas, en platos de carnes, en cremas, en bizcochos... Es tan rica, verdad?.

    Por cierto, me ha parecido muy oriignal esta receta tuya.

    Un besote

    • Palmira, Tuesday 23 November 2010 Répondre

      Crudas???!!! Pero es que ¿las castañas se pueden comer crudas?  Nunca me habría atrevido... así tal cual? Ay, me has intrigado voy a tener que probarlas!!!

      Una receta perfecta para las fiestas!

      Besos,

      Palmira

  • Marhya, Monday 22 November 2010 Répondre

    ¡Un lujazo de plato! Fantástico.

    Yo soy super fan de las castañas asadas, no hay manera en que me gusten más. Es un vicio, yo creo que teñido de muchos recuerdos, además.

    Un besote.

    • Palmira, Tuesday 23 November 2010 Répondre

      Ay los recuerdos con castañas asadas, creo que tenemos todos... yo sigo viendo la castanyera en la plaça del poble, haciendo cola con mis padres los domingos por la tarde volviendo de la fira de
      otoño... Todavía me parece oler el carbón!!!

      Un beso,

      Palmira