CROQUETAS DE COLIFLOR (SIN FREÍR) AL HORNO


OTRA MANERA DE COMER COLIFLOR: CROQUETAS DE COLIFLOR (SIN FREÍR) AL HORNO

Entre puente y puente (en Francia, repetimos puente el lunes 8 de Mayo), hoy toca una receta de verdura para ir cuidándonos y dando salida a las últimas coliflores de la temporada.

 

En nuestra cesta ecológica de verduras, es una de las verduras que más tenemos a lo largo del invierno ya que es de las pocas cosas que crecen en las afueras de París. Así que hervida con patatas, no falta, ni tampoco asada, ya sea asada entera al estilo tandoori o asada en ensalada al estilo Ottolenghi.

 

Las croquetas de hoy nacieron de una mega coliflor cuya primera mitad sirvió para preparar un tabulé de coliflor. Y con la “sémola” que sobró, me lancé a preparar unas croquetas, horneadas y bien sencillas, ideales para darle un toque distinto a la coliflor.

 

Sin más os dejo con la receta y os deseo un feliz miércoles.

Un día como hoy hace…

… 1 año: Crema de (hojas verdes) de Escarola

… 2 años: Mermelada de fresas & Vino Tinto

… 4 años: Milhojas caramelizado de Frambuesas & Espuma de Helado de Chocolate

… 5 años: Pan de Sémola de Trigo (con Masa Madre)

… 6 años: Bikini de Fresas & Lemon Curd

… 7 años: Farfalle salteados con Espárragos Trigueros & Jamón Ibérico

OTRA MANERA DE COMER COLIFLOR: CROQUETAS DE COLIFLOR (SIN FREÍR) AL HORNO

CROQUETAS DE COLIFLOR (SIN FREÍR) AL HORNO

Para 6 raciones o unas 40 croquetas

600g de coliflor lista para usar (sin las partes muy duras)

1 cebolleta roja pelada y picadita con el verde

4 huevos pequeños

70g de queso emmental rallado

150g  de pan rallado (podemos necesitar más o menos dependiendo de los huevos que usemos, nos sirve para ajustar la textura de las croquetas)

Unas ramitas de perejil picaditas

Un poco de aceite de oliva para hornear

Sal, pimienta

Nuez moscada al gusto

Empezamos triturando la coliflor cruda para obtener una textura granulosa tipo arroz redondo pequeño. Le añadimos la cebolleta picada, el perejil, el queso rallado, los huevos batidos, salpimentamos con una pizca de nuez moscada.

Vamos añadiendo el pan rallado poco a poco y mezclando hasta obtener una masa ligada con la cual podemos formar croquetas o albóndigas. No pasa nada si la masa se engancha un poco en las manos, como menos pan rallado integremos, mejor será el sabor y más ligeras quedarán nuestras albóndigas.

Calentamos el horno a 185º con calor ventilado y forramos una bandeja de horno con una hoja de silpat o de teflón.

Con las manos mojadas, vamos formando nuestras croquetas y las colocamos en la bandeja del horno.

Rociamos con un pelín de aceite de oliva (si tenemos un spray es el momento de usarlo) y horneamos unos 25/30 minutos hasta que estén bien doradas nuestras croquetas.

Servimos con salsa de tomate, tártara, kétchup,… y a disfrutar ;o)

 

Bon profit!

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario