Helado de albaricoque y miel de romero (7)

En casa solemos comer helados y sorbetes todo el año, pero es verdad que la frecuencia de consumo aumenta en verano. Como solemos comerlos de postre o como merienda unas 4 o 5 veces a la semana, hemos optado por versiones caseras más ligeras y rápidas de preparar que los clásicos helados y sorbetes.

 

Así que ni os hablaré de azúcar invertido (que evita que los cristales de hielo se formen y endurezcan el helado), ni de horas de refrigeración previas para dejar que las bases de crema inglesa se enfríen.

 

Son unas versionas ligeras, entre helado y sorbete. Solemos usar una base de puré de fruta combinada con queso fresco desnatado. Esta combinación permite obtener texturas cremosas y untuosas como las del helado pero con menos grasas que un helado clásico y menos azúcares que un sorbete.

 

Para endulzar, usamos mieles de distintas flores o arbustos y sirope de agave que tienen la particularidad de ser azúcares invertidos naturales. Y adaptamos la cantidad al punto de azúcar de cada fruta. Claro que se podrían usar edulcorantes para ahorrar algunas calorías pero ya sabéis que este tipo de aditivos raros no me gustan nada, y estos helados muy sanos también hacen las delicias de Polyanna que se vuelve loca cuando oye el ruido de la sorbetera ;o) Incluso le preparamos mini polos para ella solita.

 Versiones-Light 7428

Para que el helado se forme, usamos una heladera o sorbetera, hoy se encuentran unos modelos por unos 25 euros y realmente vale la pena.

 

Así que a lo largo de la próxima semana, iré compartiendo algunas de nuestras recetas de helados-sorbetes favoritas. Además, en el blog puedes encontrar varias recetas de sorbetes originales, un helado de arroz con leche e incluso ¡un sorbete salado!

 

Son helados de preparar y comer, es recién “helados” (¿será el equivalente en frío de horneado?) cuando su sabor y su textura son perfectos. Suelo preparar la base y reservarla en la nevera y cuando empezamos el segundo, enciendo la sorbetera y así tenemos el helado en su punto para el postre.

 Helado de albaricoque y miel de romero (5)

Nos encanta combinar albaricoque y romero. Pero como no quería pasar por una larga etapa de infusión de romero que habría tenido que enfriarse, optamos por usar miel de romero que aportó un toquecito de sabor a romero y una increíble textura.

 

Y tú, ¿cuál es tu helado o sorbete favorito?

Helado de albaricoque y miel de romero (1) 

HELADO-SORBETE DE ALBARICOQUE

 Y MIEL DE ROMERO

Para 6 bolas de helado enormes

 

450g de albaricoques (unos 5 albaricoques)

250g de queso fresco desnatado

40g de miel de romero

 

Pasamos rápidamente los albaricoques por agua, los secamos, les quitamos el hueso y los trituramos hasta obtener un puré fino.

Añadimos el queso fresco y la miel y volvemos a mezclar.

Encendemos la sorbetera* y vertemos la preparación unos 30/35 minutos según la temperatura del piso y la máquina que tengas  hasta que se puedan formar bolas.

¡Listo para servir!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Si no tienes sorbetera o heladera, puedes preparar de la misma manera este helado pero tardará más. Cuando tengas la preparación lista, la colocas en el congelador durante 1 hora. Al cabo de esta hora, lo pasas por la batidora. Y vuelves a hacer lo mismo 2 veces más. Este sistema permite que no se formen demasiados cristales de hielo y que la textura sea cremosa.

Assiettebis.png