Pan relleno para un picnic (44)

Como ya os lo comenté hace unos días, tengo la suerte de ser la anfitriona del Bread Baking Day#42. Me hace una ilusión tremenda participar en este evento creado por Zorra.

 breadbakingday42

Ya han ido llegando en mi correo electrónico muchos panes, todos ricos y distintos, con o sin gluten… Bueno, que he tenido que pensar un poco para mi aportación y como siempre llego entre las últimas aportaciones ;o)

 

Pensando que en un picnic solemos dejar de lado el equilibrio de nuestra dieta, he intentado combinar en un pan proteínas y verduras con la energía de la masa de pan.

 Pan relleno para un picnic (32)

El resultado son estos bollitos, muy ligeros y sabrosos, fáciles  de transportar y de comer en cualquier lugar. Los repetiré también cuando salgamos de viaje, para tener un tentempié más sano que los snacks que se pueden encontrar en estaciones y aeropuertos.

 

Lo que también ya he repetido, es el relleno. Lo preparé en mini albóndigas como éstas y salieron riquísimas además de muy ligeras y sanas. La masa es mi masa habitual para hacer pan casero, sencilla y rica.

 Pan relleno para un picnic (35)

Os dejo un paso a paso de cómo formé los bollitos, en realidad es más fácil ir preparándolos que explicar cómo hay que hacer.

 Pan relleno para un picnic (29)

Todavía quedan 6 días, y la verdad, es que el tiempo acompaña y ¡no molesta encender el horn estos días por aquí! ¡Animaos a participar (o a repetir por los que ya han participado)!

 

¡A hornear!

 Pan relleno para un picnic (46)

BOLLITOS DE  ESPELTA

RELLENOS DE CARNE Y VERDURAS (CON MASA MADRE)

para 7 bollitos

(entre 3 y 5 comensales dependiendo del apetito de cada uno)

 

Para la masa

180g  de masa madre activa

360g de agua filtrada a 35º

250g de harina de espelta

380g de harina de fuerza

1 ½ cc* de sal fina

 

Para el relleno

200g de carne de pollo picada

150g de lomo de cerdo magro picado

1 zanahoria grande

1 cebolla grande

3 tomates secos

1 diente de ajo

1 ramita de perejil

5 hojas de salvia

25g de pan duro

1CS** de jengibre fresco rallado

12,5cl de leche desnatada

1cc* de aceite de oliva

Sal, pimienta

 

Para decorar

1 huevo entero batido

Semillas de amapola

Comino en granos

Semillas de lino…

Harina para el mármol de la cocina

 

Para la masa

Empezamos preparando la masa.

Diluimos la masa madre con el agua tibia.

Añadimos la harina de espelta y la harina de fuerza y mezclamos bien SIN AMASAR, lo justito para que toda la harina esté integrada.

Dejamos esta mezcla en reposo 30 minutos en un lugar con bastante calor, tapado con un trapo limpio.

 

Al cabo de este tiempo, añadimos la sal y amasamos con mucha energía hasta que la masa tenga una consistencia firme y suave, que la podamos trabajar sin que se nos enganche en las manos. Si es necesario, añadiremos un poco de harina hasta obtener la textura perfecta.

Según el grado de humedad de la masa madre que empleas (la mía contiene muy poco agua), tal vez tengas que añadir menos agua o más harina para obtener la textura perfecta que te permita trabajarla.

 

Colocamos la masa en un bol grande previamente untado con un pelín de aceite neutro tipo girasol, y le vamos dando un par de vueltas para que tenga aceite por todas partes. Así evitamos que se seque la masa cuando hace calor.

Tapamos con un paño limpio y dejamos en reposo unas 2 horas en un lugar templado de la casa (la masa tiene que doblar su volumen, y puede tardar más o menos según la temperatura ambiente).

 

 Para el relleno

Aprovechamos el tiempo de reposo de la masa para preparar el relleno.

Cortamos el pan duro en trocitos y lo ponemos en remojo con la leche.

Pelamos el ajo, la cebolla y la zanahoria y los picamos en la picadora muy finitos.

En una sartén, calentamos el aceite de oliva y rehogamos este picadillo unos 5/10 minutos con una pizca de sal. Dejamos que se enfríe.

En un bol grande, mezclamos la carne de pollo y de cerdo con la verdura pochada, el pan con leche bien escurrido, el jengibre fresco rallado, el perejil y la salvia picaditos, el tomate seco cortado en daditos. Salpimentamos al gusto y reservamos en la nevera.

 

Para preparar los bollitos

Con delicadeza, sacamos la masa de pan del bol y la pasamos en el mármol de la cocina. Con la ayuda de un cortador de masa o de un cuchillo muy bien afilado, vamos cortando 7 trozos de masa de unos 100g. Os aconsejo que los peséis para tener unos bollitos del mismo tamaño.

Los tapamos con el paño limpio para que no se sequen y empezamos con el primero :o)

Enharinamos muy ligeramente el mármol y un rodillo. Formamos una bolita con la masa que tenemos y la aplastamos con la mano. Después, con la ayuda del rodillo, vamos dándole una forma redonda que pueda contener el equivalente de una mandarina de relleno.

Colocamos unos 60g de relleno en el centro del círculo de masa:

 Pan relleno para un picnic (3)

Con cuidado, vamos “recogiendo” la masa alrededor del relleno:

 Pan relleno para un picnic (15)

Cuando ya tengamos toda la masa cogida y el bollito cerrado…

 Pan relleno para un picnic (18)

… le damos un par de vueltas a la masa para que el bollito quede muy bien cerrado:

Pan relleno para un picnic (21)

Le damos la vuelta (el cierre debajo) y obtenemos un panecillo perfecto y redondo:

 Pan relleno para un picnic (23)

La colocamos en una bandeja de horno cubierta previamente con una hoja de teflón o papel de horno:

 Pan relleno para un picnic (11)

Volvemos a repetir la misma operación con los otros bollitos y los vamos colocando en la bandeja del horno dejando unos 5/6 mm entre ellos, ya que van a coger volumen durante el reposo y la cocción.

 

Cuando terminemos, los cubrimos con un paño de cocina limpio y dejamos que suban durante 30/45 minutos en un lugar templado.

 

Mientras tanto, calentamos el horno a 200º.

Después del tiempo de reposo, “pintamos” los bollitos con el huevo batido y espolvoreamos con semillas de sésamo o de amapola, con comino en granos,…

Pan relleno para un picnic (27)


Horneamos durante 20 minutos a 200º y luego seguimos otros 20/25 minutos más a 180º.

 

Cuando están listos, suenan hueco si los golpeas por debajo con un cuchillo. Lo dejamos sobre una rejilla de pastelería para que no vayan cogiendo humedad y… ¡listos para comer!

 Pan relleno para un picnic (41)

Calientes estaban buenísimos, templados sabían a gloria y frío eran para chuparse los dedos ;o) Perfectos para un picnic o una cena en casa informal.

 

Bon profit y ¡feliz picnic!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

** CS: cuchara sopera

Assiettebis.png