GALLETAS OBLIGATORIAS PARA MERENDAR LOS MIÉRCOLES: LOS MEJORES COOKIES DEL MUNDO

Los miércoles son un día especial ya que Polyanna sólo va al cole por las mañanas. Muchos de sus compañeros de clase se pasan los miércoles corriendo de judo a tennis y de piano a ballet. Pero nosotros preferimos que este medio día lo dediquemos a descansar, jugar, pasear o… ¡no hacer nada!

 

Así que muchos miércoles, especialmente cuando el tiempo no acompaña, nos metemos manos a la obra, juntas en la cocina para preparar algo especial para la merienda…

 

Hace unas semanas volvieron a caer “los mejores cookies del mundo”, y no lo digo yo, lo dice el New York Times. La receta la vi por primera vez en el blog de Patricia y no sé si son los mejores pero ricos… si… ¡¡y mucho!!!

 

No duran nada, eso es el problema que tienen: recién horneados desaparecen como por arte de magia de la rejilla. Y los que sobreviven a la merienda, no sobreviven al postre de la cena :o) Veis en las fotos que las manitas no podían estarse quietas jejeje

Probadlos y ya me contaréis si son los mejores del mundo… En cualquier caso, si así no es, no os preocupéis que desaparecerán igual…

 

¡Feliz miércoles!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Mini  Petits Ecoliers de Pascua

… 2 años: El Arroz Cantonés de mi Mamá

… 3 años: Bacalao en Costra de Algas con Salsa Acidulada

… 4 años: El Yogur de Chocolate

… 5 años: Vieiras con Rebozado de Pistachos

… 6 años: Panecillos Daneses de Espelta sin amasar & sin complicaciones

… 7 años: Flan de Crema de Bogavante

GALLETAS OBLIGATORIAS PARA MERENDAR LOS MIÉRCOLES: LOS MEJORES COOKIES DEL MUNDO

LOS MEJORES COOKIES DEL MUNDO

Para una buena cantidad de ellos*

240g de harina

½ cc** de bicarbonato

¾ cc** de levadura

¾ cc** de sal fina

140g de mantequilla a temperatura ambiente

100g de azúcar moreno

85g de azúcar blanquilla

1cc** de vainilla líquida

Chocolate picado, avellanas,…

Tamizamos la harina con la sal, la levadura y el bicarbonato. Reservamos.

Mezclamos la mantequilla y los azúcares con la batidora (puede ser la pequeña de montar las claras, tampoco necesitamos un robot grande con estas cantidades), unos 5 minutos hasta que la masa esté blanquecina y ligera, cremosa.

Añadimos el huevo batiendo y cuando esté integrado, seguimos con la vainilla líquida.

Con la lengua o una espátula, terminamos integrando la harina tamizada, mezclando lo justo para integrar todos los ingredientes pero sin pasarnos para que la masa no endurezca.

Es el momento de añadir los tropezones que más nos apetezcan: chocolate picado, avellanas tostadas,… En casa optamos por dividir la masa en 2  e hicimos mitad con avellanas picadas y mitad con chips de chocolate con leche. Integramos los ingredientes y envolvemos en papel film.

Dejamos reposar hasta que la masa tenga cuerpo (Patricia dice 36 horas, unas las tuve 2 horas y otras 3 días y no noté nada distinto después del horneado).

Cuando queramos hornear nuestras galletas, calentaremos el horno con calor ventilado a 180º y forramos una bandeja de horno con papel de horno.

Vamos tomando porciones de masa de unos 12 gramos y les damos forma de bolita que vamos colocando en la bandeja del horno.

Ojo en separar bien las bolas de masa ya que se van a expandir bastante durante el horneado.

Horneamos unos 13 minutos, si son pequeñas y unos 18 minutos si son grandes. En cualquier caso, id vigilando: los cookies están listos cuando se ponen morenos por los bordes.

Cuando estén listos, con una espátula y con cuidado los vamos pasando a una rejilla para que se enfríen. Aunque nos parezcan demasiado blandos, cogerán cuerpo al enfriarse.

Si vamos a hornear varias tandas seguidas, guardamos la masa en la nevera antes del horneado y procuramos usar una bandeja de horno distinta para que no esté caliente cuando colocamos las bolitas de masa.

Los dejamos enfriar un pelín y ¡a disfrutar como enanos!

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Podéis ver la receta de Patricia pinchando aquí. La adapté restando un poco de azúcar a su receta, ya que somos poco de dulce muy dulce.

** Dependiendo de su tamaño, claro está. Yo los hice pequeños pero al gusto de cada uno.

***cc: cucharita de café