Tarta de manzana y Chartreuse (6) - copia

Día 10 del mes, así que me tenéis de vuelta para el reto Tarta de Manzana que comparto con Lola y Marhya.

 Banner Reto Tarta de Manzana

Todavía recuerdo emocionada el regalo que me hicieron mis compañeras de trabajo cuando cumplí los 25… En aquellos tiempos lejanos, la cocina no era tan importante en mi vida pero comparada con mis demás compañeras ya era una adicta jejeje Así que entre todas se cotizaron y me regalaron una clase en l’École de Cuisine Lenôtre de París…

 

Me recuerdo con mucho cariño el tema, Recetas de lujo para presupuestos ajustados… La receta de hoy la aprendí durante aquella clase y la he repetido muchas veces ya que siempre gusta mucho y es sencillita.

 

Qué conste que después de dicha clase invité a todas mis compañeras a casa para ver que tal me había ido la cena y años después (muuuuuchos años después) la recuerdan :o)

 

No dejéis de ir a ver las recetas de Lola y Marhya, ¡seguro que os sorprenden! Y todas las tartas del reto pinchando aquí.

 

¡Feliz semana a todos!

 Tarta de manzana y Chartreuse (3) - copia

TARTA DE MANZANA Y CHARTREUSE DE LENÔTRE*

Para 4/6 personas

Un molde redondo de 18/20cm

 

Para la masa

75g de mantequilla a temperatura ambiente

45g de azúcar glas tamizado

30g de almendra molida muy fina

1 buena pizca de sal fina

25g de huevo ligeramente batido (½  huevo)

125g de harina tamizada

 

Para el relleno

200g de manzanas

10g de licor Chartreuse

1 nuez de mantequilla (unos 20g)

 

Para la crema del relleno

90g de leche entera

40g de azúcar blanquilla

9g de polvo para flanes

55g de yemas

65g de claras

15g de azúcar blanquilla

15g de licor Chartreuse

 

Para la masa

Empezamos preparando la masa. Batimos la mantequilla hasta obtener una masa lisa y sin grumos, muy cremosa. Mezclamos la sal y el huevo hasta que se disuelva.

Añadimos el azúcar glas, la almendra molida y el huevo. Batimos con velocidad mínima procurando que no se quede nada pegado en el bol de la batidora. Después añadimos ¼ parte de la harina y mezclamos lo mínimo para que se integre la harina. Añadimos la harina sobrante y mezclamos pero sin trabajar la masa en exceso para que no quede dura.

Con la ayuda de un rodillo vamos extendiendo la masa entre 2 hojas de papel vegetal o de papel film. La cortamos en forma redonda y reservamos en la nevera 1 hora o más para que se maneje con más facilidad.

Poco antes de preparar la tarta, forramos el molde con la masa que es algo delicada y la pinchamos por todas partes con un tenedor. Reservamos en la nevera hasta que esté el horno a punto.

Calentamos el horno a 170º y cocemos la base de la tarta cubierta con papel vegetal y algún peso por encima unos 15 minutos, quitamos el peso y el papel vegetal y cocemos unos 5/7 minutos más para que tome un bonito color dorado.

Dejamos que se enfríe desmoldado en una rejilla de pastelería antes de reservar en un lugar seco y fresco hasta el momento de montar la tarta.

Podemos preparar la masa con antelación (hasta un par de días antes o incluso congelarla) pero en cualquier caso para que la masa quede bien crujiente es mejor no hornearla demasiado tiempo antes de montar la tarta, como máximo unas 2/4 horas antes.

 

Para el relleno

Pelamos las manzanas, las descorazonamos y las cortamos en daditos de un centímetro de lado. Calentamos la mantequilla y las salteamos unos 10 minutos hasta que tomen un bonito color dorado pero sin llegar a deshacerse.

Añadimos el licor Chartreuse y dejamos que se evapore del todo. Reservamos.

 

Para la crema del relleno

Batimos hasta que blanqueen las yemas con el azúcar y el polvo para flanes.

Añadimos la leche hirviendo y volvemos a volcar la mezcla en el cazo para cocer 2 minutos hasta que la crema espese mucho. Quitamos del fuego y añadimos el licor Chartreuse. Mezclamos bien y reservamos.

Batimos las claras a punto de nieve añadiendo los 15g de azúcar para que queden más prietos y las integramos poco a poco y con suaves movimientos envolventes a la crema que tenemos lista para que no se bajen.

 

Para el montaje

Calentamos el horno con calor ventilado a 160º.

En la base horneada, repartimos las manzanas salteadas y las cubrimos con la crema-mousse.

Horneamos unos 30/35 minutos hasta que la crema esté cocida y ligeramente dorada.

Dejamos enfriar/templar en una rejilla de pastelería, y podemos disfrutar de la tarta tanto frío como tibia, con igual satisfacción.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

 

*La receta original es de las clases de cocina de l’École Lenôtre en París.

nappetitre