ALBÓNDIGAS DE ACELGAS CON SALSA LIGERA DE ACEDERA

VERDURA DE TEMPORADA PARA EL FIN DE SEMANA: ALBÓNDIGAS DE ACELGAS CON SALSA LIGERA DE ACEDERA*

Antes de empezar, queríamos daros las gracias por todas las felicitaciones que ha recibido Polyanna estos días :o) Aunque el 70% de la población no sepa que es un blogger, ella está muy orgullosa de decir que es mi oficio. Y ¡qué tanta gente la conozca!

 

Volviendo a la receta, ya lo he comentado varias veces, pero en casa recibimos una cesta de verduras y fruta ecológica y en invierno, la cosa se pone difícil ya que además es local…  Por lo tanto no nos faltan coles de mil tipos ni tampoco acelgas.

 

Pobres acelgas, en mi casa cuando tocaban nos parecía ser un puro castigo y eso que malas no estaban con sus patatas hervidas y su refrito de ajos y pimentón… Claro que a lo largo de los años he ido ampliando el recetario con acelgas para que en casa no acaben odiándolas y os puedo asegurar que el crumble de acelgas a la extremeña y la crema de acelgas con copos de avena siempre son un éxito.

Aprovecho para deciros que he creado un índice de recetas con acelgas para que os animéis con esta maravillosa verdura, que podéis ver pinchando aquí.

 

¡Feliz fin de semana a tod@s!

VERDURA DE TEMPORADA PARA EL FIN DE SEMANA: ALBÓNDIGAS DE ACELGAS CON SALSA LIGERA DE ACEDERA*
VERDURA DE TEMPORADA PARA EL FIN DE SEMANA: ALBÓNDIGAS DE ACELGAS CON SALSA LIGERA DE ACEDERA*

ALBÓNDIGAS DE ACELGAS CON SALSA LIGERA DE ACEDERA

Para 10 albóndigas grandes o 20 de picoteo

Para la salsa

60g petit suis natural o de yogur griego

60g de  acedera

½ cc** de mostaza de Dijon

1 diente de ajo pequeño muy picadito

Sal al gusto

2CS*** de aceite de oliva

Para las albóndigas

600g de acelgas (pencas y hojas)

40g de avellanas crudas

70g de queso rallado

1 huevo mediano

50g de pan rallado de muy buena calidad (aproximadamente)

Sal, Pimienta

Para la salsa

Limpiamos bien la acedera y colocamos en el bol de la batidora. Añadimos todos los ingredientes hasta obtener una salsa lisa y densa, muy cremosa sin trozos. Pasamos en un cuenco de servicio y reservamos en la nevera.

Para las albóndigas

Empezamos limpiando las acelgas y separando los tallos de las hojas. Cocemos las pencas en agua hirviendo salada unos 4 minutos y luego añadimos las hojas y cocemos 4 minutos más hasta que esté todo tierno pero sin hacer puré. Escurrimos y enfríamos con un poco de agua del grifo. Cuando podamos, escurrimos bien apretando con las manos para quitar la máxima cantidad posible de agua. Picamos con cuchillo en trocitos pequeños y reservamos.

Tostamos las avellanas en un sartén caliente sin grasa, quitamos la piel cuando se hayan enfriado y las picamos toscamente.

En un bol grande, mezclamos las acelgas picadas con el huevo, el pan rallado, las avellanas picadas y salpimentamos. Mezclamos bien para obtener una textura que nos permita formar bolas de masa. Podemos añadir un poco de pan rallado si queda muy blanda, dependerá mucho de los demás ingredientes.

Forramos una bandeja de papel vegetal y vamos formando las albóndigas, del tamaño que nos guste, apretando bien con las manos para que mantengan su forma.

La colocamos en la bandeja de horno y cuando las tengamos todas listas horneamos con calor ventilado en el horno precalentado a 180º unos 25/30 minutos para unas albóndigas grandes, algo menos si son de tamaño bocado.

Las servimos bien calientes con su salsa de acedera y a disfrutar de esta verdura que suele gustar poco :o)

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* El nombre en latín es rubex acetosa, aquí podéis ver qué aspecto tiene.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera

Tal vez te apetezca también


0 Comments

Leave A Comment

Deja un comentario